La selección brasileña de fútbol quebró este martes un ayuno de cinco partidos sin conocer la victoria, y de cinco años sin marcar gol de falta directa, tras vencer por 3-0 a su similar de Corea del Sur en el último amistoso del año.

En un estadio con poco público en Abu Dhabi, Lucas Paquetá abrió el marcador para Brasil al minuto 9 con un cabezazo en el área chica después de una excelente jugada por el sector izquierdo entre Coutinho y Renan Lodi.

El equipo dirigido por Tite, que se presentó sin el madridista Casemiro, atravesaba un mal momento, y estaba sin conocer el triunfo desde que levantó la Copa América disputada en casa en julio pasado.

La resaca por el título se prolongaba por demasiados meses con un balance preocupante de tres empates, ante Senegal, Nigeria y Colombia, y dos derrotas contra Perú y Argentina

El amistoso fue el último de Brasil antes de comenzar la clasificatoria para el Mundial 2022 en marzo del próximo año. Además, extendió la mala racha de Corea del Sur, que ahora suma tres partidos sin anotar.

Fuente: Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here