Nueve heridos y 44 arrestos tras violentas protestas en Charlotte

Un hombre se encuentra en estado crítico y uno más murió por disparos la noche de ayer en la ciudad de Carolina del Norte

0
221

Un hombre se encuentra en estado crítico y uno más murió por disparos la noche de ayer en la ciudad de Carolina del Norte.

Al menos nueve personas resultaron heridas y 44 fueron arrestadas durante la segunda nochede violentas protestas en Charlotte, Carolina del Norte, recapitularon las autoridades, tras lamuerte de un hombre negro a manos de la policía.

Un hombre permanece en estado crítico tras recibir un disparo a última hora del miércoles, dijo Kerr Putney, jefe de la policía de Charlotte-Mecklenburg. Los oficiales usaron gas lacrimógeno, balas de goma y granadas aturdidoras para dispersar a los manifestantes que saquearon comercios y arrojaron piedras, botellas y dispositivos pirotécnicos.

Las autoridades inicialmente dijeron que un civil disparó contra la víctima, pero hoy Putney reconoció que había sido un agente de la ley. “Estamos aquí para buscar la verdad, así que estamos investigando eso”, afirmó.

Cuatro policías sufrieron lesiones leves, añadió la policía. Las personas arrestadas enfrentaban cargos por agresión, allanamiento de morada y no dispersarse cuando se les ordenó, explicó Putney.

Los incidentes se desataron tras una protesta pacífica previamente en la noche por parte de manifestantes que rechazan la versión oficial sobre cómo fue baleado Keith Scott, de 43 años, por un policía negro en el estacionamiento de un complejo de departamentos el martes por la tarde.

Las autoridades afirman que Scott empuñaba una pistola y que fue baleado tras rehusarse a cumplir la orden de que la soltara. Su familia y un testigo aseguran que sostenía un libro, no un arma de fuego, cuando fue abatido a tiros. Un portavoz de la organización Charlotte Fraternal Order of Police dijo a CNN el jueves que vio un video que muestra que el hombre tenía un arma.

El gobernador Pat McCrory declaró estado de emergencia en Charlotte el miércoles por la noche e inició el proceso de despliegue de la Guardia Nacional y agentes de la patrulla carretera estatal en la ciudad para ayudar a restaurar el orden.

La muerte de Scott tuvo lugar días después de un incidente en que un hombre negro desarmado falleció en Tulsa, Oklahoma, cuando una policía le disparó. Los fallecimientos fueron los más recientes de una serie de tiroteos de la policía en los últimos dos años que han planteado cuestionamientos sobre prejuicios raciales en las agencias locales para el cumplimiento de la ley.

Fuente: Reuters

Dejar respuesta