Prohibir estudios méxico-americanos en escuelas de Arizona es racista: juez

La ley también prohibe que se proporcionen clases diseñadas principalmente para los alumnos de un grupo étnico particular

0
284

Un juez federal en Arizona dictaminó hoy que una ley estatal, en vigor desde enero de 2012, para prohibir en las escuelas de Tucson las clases de estudios México-americanos, fue promulgada por razones raciales y políticas y por lo tanto es anticonstitucional.

El dictamen del juez A. Wallace Tashima se deriva de una batalla legal que comenzó en 2010, cuando la Legislatura de Arizona aprobó una ley que prohíbe las clases que “promueven el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos, o promueven el resentimiento hacia una raza o clase de personas”.

La ley también prohibe que se proporcionen clases diseñadas principalmente para los alumnos de un grupo étnico particular.

En enero de 2011, el entonces Superintendente Estatal de Educación, Tom Horne, anunció que un distrito escolar importante en Tucson estaba violando la nueva ley al continuar un programa de estudios étnicos diseñado principalmente para los hispanos.

Horne fue electo luego como procurador general de Arizona y su sucesor como superintendente de escuelas, John Huppenthal, también defendió poner fin a las clases de estudios mexicano-americanos de Tucson.

Richard Martínez, un abogado de Tucson, presentó una demanda civil en la Corte Federal en Tucson en contra de la ley y a nombre de los maestros en el Distrito Escolar Unificado de Tucson.

El caso fue asignado al juez John Roll. Pero cuando Roll murió junto con otras cinco personas en un tiroteo en Tucson en 2011 en el que resultó gravemente lesionada la entonces representante federal Gabrielle Giffords, el caso fue asignado al juez A. Wallace Tashima.

Tashima inicialmente ratificó el estatuto, excepto por la tercera cláusula: clases “diseñadas principalmente para alumnos de un grupo étnico particular”. Los demandantes apelaron ante la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito.

La Corte Federal de Apelaciones confirmó el estatuto, pero dijo que todavía podría ser anticonstitucional si se promulga por razones políticas o raciales. Y el noveno circuito dijo que Tashima erró en no conceder un juicio en esas ediciones. El caso volvió a Tashima y fue a juicio en julio, pasado.

Este martes, Tashima dictaminó que la ley había sido promulgada por razones raciales, lo que viola las disposiciones de igualdad de protección de la Enmienda 14, y por razones políticas, que viola la Primera Enmienda.

En su fallo, el juez citó como registros de evidencia declaraciones del superintendente Huppenthal, incluyendo unas en las que comparó las enseñanzas de los programas de estudios mexicano-americanos a Hitler.

“Varios de sus comentarios transmiten animosidad hacia los estadunidenses de origen mexicano en general”, escribió el juez.

Fuente: Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here