Cuando ni a los tuyos quieres

0
21

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

Ciertamente el presupuesto federal le quita a Sonora más de 4 mil millones de pesos y solamente le asigna una obra de infraestructura; eso se puede entender desde el punto de vista de que el gobierno federal es de Morena y el estatal es del PRI, pero entonces ¿cómo explicar el desprecio para los gobiernos municipales de Morena?

Navojoa, Etchojoa, Cajeme, Empalme, Guaymas, Hermosillo, Nogales, Caborca, Agua Prieta y San Luis Río Colorado, son municipios gobernados por Morena o partidos aliados; en esos once Ayuntamientos se gobierna al 90 por ciento de la población en Sonora y a ninguno de ellos se les asignaron obras especiales.

Ya de por si es muy mala señal que al Gobierno de Sonora le recorten dinero, pero es mucho más negativo que le apliquen la misma fórmula a los Ayuntamientos, el primer respondiente a las necesidades de los ciudadanos.

Si partimos de la premisa que indica hay alcaldes muy mal evaluados por los ciudadanos, se les acusa de estar de adorno, de ser meros administradores de servicios públicos y no lograr generar inversión en infraestructura que detone la economía de sus localidades, ahora les resulta más complicado cumplir y para muchos de ellos esto representa la cancelación de la oportunidad de buscar la reelección.

Hace algunos meses, la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas aseguró que el gobierno de la 4T es de carácter centralista y acaparador de recursos; también indicó que los diputados federales de Morena están ligados políticamente al Presidente López Obrador y una de sus obligaciones es aprobar lo que envía el Poder Ejecutivo, como son los presupuestos de Ingresos y Egresos, para que los voten a favor pero sin alterarlos, modificarlos y cambiarles absolutamente nada.

En los hechos, la descripción que hizo Celida López es muy certera.

Los siete legisladores de mayoría de Sonora, todos son de Morena o partidos aliados, han pecado no solamente de timoratos y timoratas, también les caracteriza la sumisión, la falta de carácter y la conveniencia política.

Ninguno de ellos, ni antes ni ahora, han dado una explicación satisfactoria a los sonorenses, pero muchos de ellos tienen aspiraciones políticas: ya sea que pretendan buscar la reelección o decidan buscar algún otro cargo de elección ciudadana.

Cierto que hay algunos que ni siquiera se les conoce, pero en los casos de Wendy Briceño Zuloaga, Lorenia Valle Sampedro, Hildeliza González, Javier Lamarque Cano, Manuel Baldenebro, que son los más conocidos y con aspiraciones de continuar en la actividad política, se les debe señalar que son una auténtica nulidad y unos traidores a Sonora.

No solamente es una traición que impacta en el gobierno estatal, también incide de manera directa en los Ayuntamientos, a los cuales algunos y algunas aspiran gobernar; pero en lugar de generar beneficios optan por guardar silencio y no dar la cara a los reclamos de la sumisión mostrada y el abandono en el cual dejan a los ciudadanos.

Lo que llama la atención es que ningún alcalde, que al final son los más afectados, alzó la voz para exponer la crítica situación en la que los dejan; nadie de los Ayuntamientos de Morena o sus aliados se quejó y de alguna manera esa sumisión o resignación también marca la docilidad con la cual se comportan ante el gobierno federal y lo poco que les importan los ciudadanos que los eligieron para que los gobernaran.

Si consideramos que el presupuesto del estado es magro y recortado, pero además le agregamos que a los Ayuntamientos también les cancelaron obras de infraestructura, lo que tenemos es la conjunción de ruina por partida doble y eso al único que perjudica es al ciudadano.

Esta es una mala noticia para los gobiernos municipales porque es el tercer recorte grave y de nueva cuenta se cancela la oportunidad de tener obras públicas, eso en un año electoral puede marcar la diferencia, ellos lo saben, pero al parecer ya lo único que quieren es tirar la toalla, como dicen luego: no quieren queso, nomás salir de la ratonera.

Lo peor es que algunos irán a las calles a pedir de nueva cuenta el voto ciudadano, ya veremos la forma en que son recibidos.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Finalmente llegó el cambio de dirigencia en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), se esperaba desde que ese partido se declaró aliado de Morena y lo acompañara en la elección del 2021, al menos con el candidato a Gobernador, diputados federales y quizá algunos locales, en los Ayuntamientos irán solos.

Pero más allá de lo que el PVEM representa quiero ponderar el trabajo realizado por Luis Mario Rivera Aguilar, quien dirigió ese partido por cinco años. Quienes conocemos a Luis Mario sabemos que cuando se propone metas no se detiene hasta lograrlo; como negociador también es un hueso duro de roer y eso le permitió no solamente tener candidatos en algunos municipios, como en el caso de Guaymas, también logró la diputación plurinominal.

Su paso como diputado local tampoco ha sido fácil, pero lo ha hecho muy bien; no ha pasado buenos momentos, sobre todo cuando el partido que dirige guardó silencio sobre decisiones tomadas por el gobierno federal que lastiman el medio ambiente, pero aún así se comportó con prestancia y siendo aliado del PRI jamás fue un lastre o un peso muerto al que se debe cargar, por el contrario en no pocas ocasiones ayudó en las negociaciones y fue la bisagra que permitió alcanzar acuerdos.

Luis Mario Rivera Aguilar puede que no haya sido electo de manera directa por el voto de los ciudadanos, pero al final de cuentas logró cumplir con mucho decoro la nada fácil tarea de dirigir un partido político y como diputado ha mostrado que la inexperiencia política no significa ignorancia legislativa.

2.- En la miscelánea fiscal que propuso la Secretaría de Hacienda como parte de su proyecto de ingresos, aparece lo que puede calificarse como un “gasolinazo disfrazado”; se trata de una “cuota complementaria” que se aplicará al Impuesto Especial  sobre Productos y Servicios (IEPS), que ya pagamos los consumidores  cada vez que compramos gasolina o diésel.

Se trata de aumentar la recaudación fiscal y esta cuota especial entraría en vigor cada vez que el precio del petróleo sea bajo; de lo anterior se deduce que el precio de la gasolina ya no bajará, porque cada vez que el precio del petróleo caiga, el gobierno aplicará la “cuota complementaria” para mantener el precio estable.

Hay que decir que no se trata de que aumente el precio, simplemente es un freno para evitar que baje; este 2020, cuando los precios del petróleo se desplomaron, el precio de las gasolinas también bajó, eso no sucederá más si esta “cuota complentaria” es aprobada.

3.- La gobernadora Claudia Pavlovich finalmente cortó una madura del gobierno federal y ayer anunció que en dos semanas el INSABI aprobaría recursos para culminar el hospital de especialidades en Hermosillo.

En una videollamada con Juan Ferrer Aguilar, titular del INSABI, acordó que en dos semanas se aprobará la inversión federal para culminar esta obra hospitalaria que ha tardado tres años en ser construida; se trata de 213 millones de pesos los que se requieren para finalmente concluir la construcción de ese hospital y posteriormente se procederá a su equipamiento.

Ferrer Aguilar también comentó a la gobernadora Pavlovich Arellano que también enviarán residentes para que se formen como médicos en las diversas especialidades de la medicina y eso es también una buena noticia.

Otros Juglares:

–“Me dio instrucciones (el Presidente de la República) para que diéramos la ampliación de 213 millones de pesos para concluir el hospital y nosotros, ahí tiene usted un buen aliado en el Secretario de Salud que ha estado pendiente de que Carlos Sánchez meta en el orden del día en la reunión de la Junta de Gobierno del Insabi, que va a aprobar en estas próximas semanas, dos semanas, la Secretaría de Hacienda estará puesta esa parte para que Hacienda autorice el dinero y nosotros lo trasferimos al gobierno de Sonora sin problema; y por otra parte, decirle Gobernadora que estamos atentos al equipamiento del hospital”.

Lo dijo el titular de INSABI, Juan Ferrer Aguilar al asegurar a la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Aguilar que ese instituto aportará los 213 millones de pesos que se requieren para concluir la construcción del Hospital de Especialidades en Hermosillo y posteriormente ir por los recursos para su equipamiento.

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here