¡¡Cuántas más “Maloro”, ¿cuántas?!!

0
340

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Los ciudadanos siempre buscan a quien culpar de lo que sucede en su entorno inmediato, es una catarsis tratar de hacer responsable a otro de nuestras desgracias, particularmente si ese otro ostenta un cargo de autoridad.

Algo así le pasa al Presidente Municipal, Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta, quien se ha convertido en el “tira al negro” de todos; un día sí y el otro también, es objeto de señalamientos, críticas y se le responsabiliza de todo lo que pasa en Hermosillo, sea de su competencia o no.

Le expongo tres casos:

La familia Gómez Limón, herederos de don Eduardo Gómez Torres citan que el alcalde de Hermosillo no quiere pagarles 78 millones de pesos por concepto de indemnización por la demolición de la pantalla “Hermosillo Flash”, para ellos es criminal que “Maloro” Acosta defienda los intereses de los capitalinos.

Parece que ya se les olvidó que los auténticos responsables de la demolición de la torre y que a su vez causara la enfermedad del señor Gómez Torres, fueron Javier Gándara Magaña, José Inés Palafox y Guillermo Padrés Elías.

Se les olvida que antes de pagar la cifra que un juez –muy cuestionado por ciertos en sus resoluciones—dictaminó sin saber a ciencia cierta la fórmula que aplicó, el Alcalde debe agotar todas las instancias jurídicas porque de lo contrario incurre en responsabilidad y puede parar en la cárcel; se les olvida que al igual que la familia Gómez Limón, “Maloro” también es víctima de las malas decisiones y las ansias revanchistas de quienes le antecedieron en el cargo.

Pero resulta muy fácil y cómodo lanzarse en contra del alcalde y achacarle una responsabilidad de no pago, que ni le debería corresponder, pero que además resulta lesiva para el Ayuntamiento.

Otro caso.
El reconocido músico y empresario de grabación Rodrigo “El Chino” Medina fue víctima de un robo en sus estudios, lo hurtado era muy cuantioso y por tanto él reclama una acción para que recuperen esos objetos.

Ayer, lanzó una campaña en redes donde le reclama a “Maloro” Acosta la inacción de los policías y le dice que sigue esperando una respuesta por parte de la policía municipal, como si ahí se realizaran las investigaciones o como si el Alcalde le hubiera ofrecido un apoyo personal por tratarse de una persona tan reconocida en la comunidad hermosillense.

La verdad es que la presión del señor “Chino” Medina no debe ser contra “Maloro” Acosta, en todo caso debe ir en contra de la Procuraduría General de Justicia del Estado de quien dependen los agentes del Ministerio Público y la Policía Estatal Investigadora, únicos responsables de atender y dar respuesta a ese caso, pero es más fácil pedirle cuentas a quien no es responsable.

El señor Medina no es un ignorante de quien es la instancia responsable de investigar lo que sucedió en su local, sabe perfectamente que su mira anda fuera de enfoque, pero le resulta más cómodo cuestionar y presionar al Alcalde porque si no hay resultados tendrá a quien culpar, aunque ni responsable directo sea.

Un caso más, también reciente, fue el de un grupo de taxistas que el viernes por la mañana llegaron hasta el Ayuntamiento de Hermosillo exigiendo respuestas al alcalde y con sus vehículos pintados con leyendas en contra de “Maloro” y acusándolo de “rata” y otras lindezas.

Protestaban en el lugar equivocado, ante la instancia equivocada y frente a la autoridad equivocada, pero eso no importaba, lo que querían era hacer sentir su presencia y culpar a “Maloro” de que los policías municipales no detengan a los vehículos que operan para Uber.

Los taxistas y sus líderes saben perfectamente que es la Dirección del Trasporte la instancia correspondiente, saben también que los policías municipales no pueden detener vehículos bajo la sospecha de ser Uber y que su participación obedece solamente a una petición de auxilio para los inspectores de la dirección del Trasporte, cuando así se los solicitan de manera oficial.

Pero esa “pequeñez” no los detuvo, fueron a protestar contra una autoridad equivocada a sabiendas de que lo era.

Dicho lo anterior, mañana puede presentarse en el Ayuntamiento de Hermosillo, el alcalde de Guaymas protestando porque le fallaron las cuentas en el Carnaval, de eso se trata todo, de culpar a “Maloro” de todo lo que pasa.

Es injusto, pero es la realidad.

Domingo rojo en las playas

El pasado domingo estuvo marcado por la tragedia, un muerto en San Carlos, Guaymas y tres en Bahía de Kino, en todos involucrados vehículos, alta velocidad y el alcohol, fueron factor para que murieran cuatro personas.

Nos tocó ser testigos del suceso en San Carlos, en el camino que lleva al Delfinario, un hombre zigzagueaba en su vehículo y terminó por estrellarse de frente contra otro, ahí perdió la vida el hombre que manejaba imprudentemente y el otro conductor resultó lesionado.

En Bahía de Kino, un hombre que conducía a exceso de velocidad por la carretera 100, se salió de la cinta asfáltica y cuando intentó volver el giro brusco volcó el vehículo; perdieron la vida dos mujeres: una niña de diez años y una señora de 63.

Más tarde, en un camino de terracería, un joven de 20 años también volcó su automóvil y él perdió la vida mientras que sus dos acompañantes resultaron ilesas.

En los tres casos fue la imprudencia, el exceso de velocidad y la combinación del alcohol lo que derivó en esos accidentes que enlutaron a tres familias; lo peor es que parece que nadie aprende de estos hechos, porque resultan cotidianos.

Ahí viene Semana Santa y la semana de Pascua, no quiero imaginar la “llorona” que van a traer algunos en contra de los agentes policiacos si son detenidos por conducir en estado inconveniente o de manera imprudente.

Jueces muy generosos con “Padrecistas” e injustos con la sociedad

Los jueces federales en Sonora están sentados en el banquillo de los acusados porque en lugar de justicia se han vuelto solapadores de “los padrecistas”, a estos supuestos impartidores de justicia lo que menos les importa es el reclamo de los ciudadanos para que se castigue a los responsables del latrocinio cometido en contra de Sonora y los sonorenses, más bien parece que van en complicidad con los poderosos despachos de abogados que defienden a esos hampones de cuello blanco.

Ahí tiene el caso del juez Juan Manuel Hiram Navarro Rivera, quien se aventó la charada de decir que la Fiscalía Anticorrupción de Sonora es inconstitucional, algo que aplicó exclusivamente para el caso Padrés Elías, sin que eso le causara rubor y abriendo con ello un boquete en la credibilidad de las acciones jurídicas que realiza la FAS.

Juan Manuel Hiram Navarro Rivera, es un juez cuya actuación no solamente es opaca, también se caracteriza por su proclividad a dar amparos a diestra y siniestra, pero además tiene como característica su parcialidad al momento de emitir resoluciones.

No es el único, ahí está el caso de Raúl Martínez Martínez, Juez Décimo Primero, ya muy conocido por la facilidad con la cual suelta amparos a diestra y siniestra, particularmente si estos le son solicitados por algún “Padrecista” reconocido, a la fecha es quien más recursos de esa categoría otorgó y sin que de su parte exista alguna explicación a la sociedad que le paga por impartir esa clase de “justicia”.

Otro que no canta mal las rancheras al momento de cobijar delincuentes, es el juez Herminio Armando Domínguez Zúñiga, Juez Décimo Segundo, quien en menos de 20 minutos y con 20 mil pesos como montó económico, otorgó un amparo al “Señor de los Moches” Francisco Ávila Quiroga, responsable de un desfalco que suma mil 700 millones de pesos y de que a Sonora le cancelaran temporalmente el convenio de Colaboración Fiscal.

Estos tres jueces pueden ser muy doctos en las cuestiones legales, pero su comportamiento ético no va a tono con un clamor de justicia por parte del pueblo de Sonora y ya se sabe: encubrir corruptos con argucias legaloides y es ser tan o más corrupto que ellos.

Otros Juglares:

–“Hay que manifestar que este tipo de acciones lo que abonan es a una sociedad responsiva, una sociedad que está enterada de cómo está funcionando su gobierno, cualquier medida que se caracterice por la participación social es siempre bienvenida, y los esfuerzos que de aquí se desarrollen son motivo de felicitación por parte de la Secretaría de la Función Pública”.

Lo dijo el Subsecretario de la Función Pública, Eber Betanzos Torres, al resaltar el trabajo de la gobernadora Claudia Pavlovich en materia de trasparencia y donde el ciudadano tiene una participación activa a través de distintos mecanismos tecnológicos.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Pd.- Nos puede escuchar por la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here