Diputados ignorantes y caros

0
72

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

La tan llevada y traída austeridad republicana que tanto presumió Morena durante la campaña política, se estrella con la realidad de que en el Congreso del Estado, justo donde se pueden legislar para reducir los ingresos, los diputados de todos los partidos reciben 243 mil pesos como dieta legislativa.

La diputada Ernestina Castro Valenzuela, coordinadora de Morena, también dijo que el “Fondo Legislativo” –desaparecido en la legislatura anterior—se dice en “radio pasillo” funcionando y se entrega bajo otro concepto, aunque no tiene evidencias de que los legisladores de otras bancadas reciban esos 300 mil pesos mensuales.

La dieta comprobable de cada diputado que integra la legislatura actual se compone de los 93 mil pesos que perciben como sueldo base personal, se suman 99 mil pesos que se destina al pago de asesores y 51 mil pesos que forman parte del fondo para compras facturadas o apoyos ciudadanos. En total cada legislador obtiene 243 mil pesos mensuales, eso significa 3 millones de pesos anuales.

Si comparamos el costo con el beneficio que se obtiene de cada diputado, salimos perdiendo. Si comparamos el costo con la preparación que tienen para el cargo, salimos perdiendo. Si comparamos el costo con los resultados legislativos, salimos perdiendo. Si comparamos el costo con la productividad legislativa, salimos perdiendo.

Pero hay que señalar, la legislatura actual no es responsable de esa dieta tan abultado, en realidad estos salarios y apoyos extras fueron aprobados por la legislatura anterior.

A los actuales les compete reducir esas percepciones, Morena tiene un mayoría legislativa que puede hacer la diferencia y establecer realmente una austeridad republicana en las dietas que reciben los legisladores en el Congreso del Estado, de no hacerlo o posponerlo para otros años, perderán calidad moral para exigir austeridad a los otros poderes.

Pero los mismos diputados de Morena tienen la facultad de empezar a investigar la administración interna de la legislatura y dejarse de andar haciendo eco de comentarios de pasillo o rumores, para exhibir si realmente el resto de las bancadas está “maiceada” con 300 mil pesos mensuales.

Las voces que han expresado y esparcido el rumor de un fondo legislativo disfrazado provienen de Morena, en primera instancia lo dijo el futuro delegado del Presidente de la República en Sonora, Jorge Taddei Bringas y ahora lo retoman los integrantes de la bancada de Morena.

Si en un mes y quince días que tienen en funciones los diputados, ese Fondo se entregó a otros legisladores que no son de Morena, eso indicaría la poca capacidad de fiscalización que tienen para supervisar el manejo administrativo del Congreso la bancada de Morena y si no se ha entregado, pues los exhibiría como maledicentes y desinformados.

Queda claro que la bancada de Morena todavía no acaba por entender que ellos están obligados a comprobar sus dichos y que desacreditar al resto de los diputados, tarde que temprano les va a cobrar factura en su propio prestigio y en el de la Legislatura que integran.

La “bola” está ahora en la cancha del resto de las bancadas; o desmienten a Morena y dejan claro que no hay tal fondo, o se quedan callados y con ello le dan la razón.

Recuperar confianza, clave para el PAN    

El aspirante a la dirigencia estatal del PAN, Jesús Ramón Díaz Beltrán, nos comentaba ayer que en nueve años, ese partido perdió a 20 mil militantes en Sonora; cuando ganó Guillermo Padrés su padrón era de 30 mil afiliados, ahora son 10 mil y eso es el reflejo de la situación que existe en ese Instituto Político que perdió la confianza de sus militantes y por consecuencia de los ciudadanos.

Por ello es que en su proyecto como dirigente del PAN, cita como principio básico que el partido no tenga dueño y sea la militancia la que determine el rumbo a seguir, pero además habla de “piso parejo” para todos y lo más importante es que asegura que detrás de él no hay ningún grupo que lo impulse.

Díaz Beltrán nos informaba que originalmente, los diversos grupos que conviven al interior del PAN, se habían puesto de acuerdo para impulsar una planilla única donde Ernesto Munro sería el candidato a la Presidencia y Jesús Ramón Díaz a la Secretaria General.

Sin embargo, en el proceso de construir la candidatura de unidad Ernesto Munro y su grupo no estuvieron de acuerdo en aceptar los puntos que ahora forman parte del proyecto de Díaz Beltrán y sin mayores explicaciones se retiraron de las pláticas y sorprendieron cuando se presentaron ante el Comité Directivo Estatal para entregar la carta de intención de que participarían en la elección como otra planilla.

Jesús Ramón Díaz asegura que al momento tiene la mayoría de votos de los panistas y deja constancia que mientras él no tiene padrinazgo, “ni el de Javier Gándara”, en el changarro de enfrente se siente la presencia y la influencia de Guillermo Padrés y del grupo con el que gobernó.

La elección será el próximo 11 de noviembre y los resultados se conocerán ese mismo día por la tarde-noche.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Con una votación de 18 regidores a favor y una abstención –la cual se suma a la mayoría–, Diana Reyez González fue la ganadora del proceso de selección del titular del Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA) de Hermosillo.

En el camino se quedaron David Camalich y María Dolores Rodríguez Tepezano, quienes no tuvieron voto a favor y fue así como se resolvió el dilema de la cabeza del sector cultural en Hermosillo.

A pesar de que el proceso ya culminó y se cuenta con una titular para el IMCA, las repercusiones se van a dejar sentir en un futuro inmediato, no debe dejarse de lado que el regidor Armando Moreno Soto es esposo de María Dolores Rodríguez y esa posición la consideraba casi como propia desde antes que iniciara el gobierno de Célida López.

2.- La movilidad legislativa está en pleno apogeo en el Congreso del Estado, pareciera que la alianza “Juntos Haremos Historia” presenta fisuras y su cohesión no es tal; ahora resulta que el diputado Norberto Ortega, antes del PT, y las legisladoras Yumiko Palomarez y Marcia Camarena, antes del PES, determinaron integrarse a la bancada de Morena.

Con esos movimientos, la bancada de Morena crece para llegar a tener 13 legisladores bajo su control, mientras que el PES se debilita para quedar en tres y el PT se queda con cuatro.

En el caso del diputado Norberto Ortega ha resultado muy “movidito”, inició en el PT, luego emigró a Morena, regresó al PT y de nueva cuenta, en menos de 45 días de legislatura volvió a mudarse de fracción parlamentaria, en este caso otra vez a Morena.

 

Otros Juglares:

–“El fondo legislativo, según nosotros (Morena), no existe. La legislatura pasada renunció a ellos, pero por “radio pasillo” se escucha que sí está el recurso, pero con otro rubro, y es de 300 mil pesos mensuales por diputado. A mí en lo personal no me consta”.

Lo dijo la diputada Ernestina Castro Valenzuela, coordinadora de la bancada parlamentaria de Morena en el Congreso de Sonora tras informar que cada legislador recibe 240 mil pesos mensuales y en algunos casos hay “sospechas” de que se les otorgan 300 mil pesos como parte de un fondo legislativo que debió desaparecer desde la legislatura anterior, pero que sigue vigente bajo otro concepto.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here