“El Pato” mete presión

0
73

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

 

Ernesto de Lucas Hopkins, “El Pato”, dirigente del PRI en Sonora, es la mejor carta que tiene la alianza para ganar la alcaldía de Hermosillo y con ello catapultar a Ernesto “El Borrego” Gándara a la gubernatura, eso lo saben todos y nadie lo discute; el problema es que es el PAN quien decide y en ese partido tienen a otros personajes en una lucha interna, que sin ser malos no ofrecen los números que trae el priísta.

Si bien, todo apunta a que sea Antonio Astiazarán Gutiérrez –un buen perfil que antes desdeñaba la posición, renegaba del PRI e incluso se decía oriundo de Guaymas y desdeñaba Hermosillo–, ahora es quien pudiera ser el candidato a la alcaldía, en alianza con el PRI y por la Capital.

Pero “El Pato” de Lucas, quien un día amaga con dejar, no solo la dirigencia del PRI, sino también su militancia en ese partido y al otro jura y perjura que no sería factor de división; no ha dejado de ejercer presión.

Argumentos tiene de sobra: El PAN es la tercera fuerza en Hermosillo, en la elección del 2018 no ganaron una sola casilla; como candidato “El Pato” perdió la elección frente a Celida Teresa López Cárdenas pero no lo arrasó y en las encuestas actuales es quien tiene los mejores números, al grado de aparecer casi como la única opción que garantiza victoria.

Ernesto Gándara sabe perfectamente la valía electoral que tiene “el Pato” de Lucas, pero además le reconoce su manejo tan aseado para concretar la alianza; sin embargo, fiel a respetar su palabra “El Borrego” ya dijo que no dará un “manotazo” en la mesa para imponer a un candidato, lo cual no significa no lo apoye al momento de la negociación; pero incluso eso puede ser insuficiente si desde las cúpulas del PAN se aferran a ser ellos, unilateralmente los que decidan y se nieguen a reconocer lo que indican los números de las encuestas.

No debemos olvidar que desde el PAN indicaron que uno de los argumentos más sólidos para tomar una decisión respecto al candidato a la alcaldía de Hermosillo, sería la elaboración de una encuesta de preferencias electorales donde “medirían” a todos los candidatos.

Sin ponerle números le puedo asegurar que la encuesta arrojaría estas posiciones: primero Ernesto de Lucas, segundo Antonio Astiazarán y tercero Norberto Barraza; eso ya es indicativo del nivel de popularidad que tiene el Dirigente del PRI.

En los años que tengo de tratar a Ernesto de Lucas me dejan la impresión que en política es pasional y temperamental, por eso a veces se nota mucho su mano en ciertas acciones, protestas y comentarios que se manifiestan en varios espacios de opinión.

Pero justamente en estos momentos ya no se trata de que se vea o no su mano, lo que trata de hacer entender a unos y otros (priístas y panistas) es que de nada sirve una alianza que no obtenga victorias importantes y en ese punto, tener regidores o diputados puede ser la aspiración de algunos, pero no de quienes en realidad van a ponerse en frente y aparecer en la boleta electoral.

La alianza tiene todo para obtener la mayor tajada del pastel, pero es menester no equivocarse en las personas que van a postular; ya está más que marcado el hecho de que la elección la va a ganar el que menos errores cometa y dejar a Ernesto “El Pato” de Lucas puede ser un yerro garrafal.

Los generales en la campaña

Si bien los nombres de Ricardo Bours Castelo, Alfonso Durazo Montaño y Ernesto Gándara Camou –mencionados en estricto orden alfabético para no generar suspicacias–, serán los que aparezcan en las boletas electorales; sus generales van a ser muy importantes en la estrategia a seguir y en la táctica de todos los días para ganar la elección.

Por el lado de Alfonso Durazo se aprecian con notoria visibilidad personajes como Dolores del Río a quien señalan como la coordinadora general de la campaña, Javier Lamarque Cano como el encargado de la operación electoral; ahí está también el joven Adolfo Salazar Razo, una figura emergente que tiene una gran oportunidad de trascender; está también Edgar Hirám Sallard quien tiene la enorme responsabilidad de atender el área de comunicación, Guillermo Noriega quien en función de político hará las veces de enlace ciudadano y Jacobo Mendoza en su calidad de dirigente estatal de Morena. Figuras de menor responsabilidad serán Wendy Briceño, los diputados locales y dirigentes de los partidos aliados.

Por el lado de la alianza la alineación también es de peso completo: Gilberto Gutiérrez Sánchez, quien coordinará estrategia; Ernesto Aguilar todo lo relativo a las finanzas con el apoyo de Rodolfo Gómez Urbalejo, Luis Iribe en comunicación y Guillermo Silva lo referente a lo territorial.

El equipo de Gándara Camou tiene experiencia en campañas electorales, para ellos no es la primera vez que lo arropan y se han fraguado en diversas lides electorales, cabe mencionar que electoralmente van invictos.

Ricardo Bours no ha perfilado a sus generales pero de entrada se aprecia a Carlos León, el dirigente de Movimiento Ciudadano y Gabriela Danitza Félix en comunicación; seguramente por ahí debe andar Renato Ulloa, también Martín Salido, pero es el equipo menos visibles de los tres candidatos serios.

Como se puede apreciar todos tienen aspectos buenos y negativos, algunos con más experiencia y otros menos, pero se supone que están en esas posiciones tan importantes por ser depositarios de la confianza del respectivo candidato.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Con los votos a favor de Morena, el Partido del Trabajo (PT) y del PES se aprobó la Ley de la Industria Energética, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador y a la cual se opuso el bloque del PAN, PRI, PRD y MC.

Esta ley es regresiva desde el momento que nos remite a la generación eléctrica como se hacía en los años 70, utilizando combustóleo y renegando de las energías limpias como la del sol o el viento.

Desde la perspectiva de sus opositores, esta ley que se aprobó en lo general para luego ser debatida en lo particular, nos lleva al camino del desabasto energético, a pagar la luz más cara y atenta contra acuerdos y tratados comerciales que México firmó en el pasado.

Desde la visión del presidente y sus diputados, esta nueva ley que rige el tema de la energía nos brinda soberanía, pero eso no descarta los “apagones” y garantiza abasto de electricidad aun cuando sea más cara.

 

2.- Alfonso Durazo se ha esforzado para quitarse el mote de “sonoguacho” que define su desarraigo de Sonora; en serio que le metió canilla al tema y se afanó en filmar vídeos donde presume sus gustos gastronómicos como ese de “la carne de res con chile colorado” –en Sonora se le llama “carne con chile” y ya–, pero él mismo tiro al bote de la basura su esfuerzo luego de cometer un gazapo durante la entrevista que le hizo el colega Luis Alberto Viveros.

Ahí, el doctor Durazo estaba fustigando a jóvenes estudiantes de medicina por no querer ir a realizar servicio social a comunidades donde hay severos problemas de inseguridad y señaló que esos estudiantes no pueden pensar solamente en atender en colonias como “La Pitic” en Hermosillo o en “Polanco” en la Ciudad de México.

La raza amarga, que no perdona ni deja pasar ninguna, de inmediato hizo mofa de la expresión del doctor Durazo Montaño señalando que Polanco nada tiene que ver con Sonora y en castigo le endilgaron el mote de “Lord Polanco”.

Ahí la llevaba con el sombrerito, las recomendaciones de comida, los videítos de algunas regiones de Sonora y así, de puro sopetón, él mismo obliga a que su desarraigo se convierta en tema.

Como es medio soberbio ni se va a disculpar con los médicos, ni va a aceptar su equivocación geográfica, pero coste que fue culpa totalmente suya y de nadie más.

 

Otros Juglares:

–“Les propongo de la manera más horizontal y respetuosa que establezcamos un acuerdo  nacional a favor de la democracia. Por mi parte, les manifiesto que actuaré como siempre con absoluta rectitud y en defensa de la soberanía popular, y a eso mismo los convoco a ustedes. Concretamente, les exhorto a que no intervengamos para apoyar a ningún candidato de ningún partido, a no permitir que se utilice el presupuesto público con fines electorales; a denunciar la entrega de dinero del crimen organizado o de la delincuencia de cuello blanco para financiar campañas”.

Petición hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador a gobernadoras y gobernadores a fin de no solapar trampas en las elecciones, uso clientelar de los recursos públicos, falsificación de actas y en general no permitir fraudes electorales.

Usted juzgue si hay seriedad o comicidad en tal petición.

 

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here