El triunfo de “Maloro”, la gran derrota de Damián y de Lola

0
369

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Que en el Cabildo de Hermosillo se aprobara la concesión del alumbrado público fue una victoria de Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta y de su equipo operativo, pese a todas las amenazas lanzadas por la dirigencia estatal y municipal del PAN a final de cuentas logró obtener el voto que le faltaba y lo consiguió de la edil Karina Barreras.

Pero más allá de que “Maloro” logró su objetivo y Hermosillo tendrá una iluminación pública que debe hacer la diferencia para el ciudadano, lo que llamó la atención fue el burdo operativo lanzado por el PAN y que al final de cuentas le terminó por quitar el protagonismo oposicionista a Lola del Río.

Pero vamos por partes, como diría el buen Jack.

Es interesante ver como Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y en menor medida Morena, asumieron su postura de ir en contra de concesionar el alumbrado público, como decíamos ayer, lo convirtieron en la madre de todas sus batallas y por tanto echaron todo su resto.

Es menester señalar que la oposición primaria no fue del PAN, sus ediles en Cabildo votaron a favor de la propuesta en noviembre pasado; en realidad fue Movimiento Ciudadano y sus dos regidores, junto con Dolores del Río quienes estuvieron a tira y dale con el tema y fueron los únicos que manifestaron una postura desde el principio hasta el final.

Pero la oposición de Lola del Río y Movimiento Ciudadano, con todo el respeto que ellos me merecen, jamás tuvo como sustento un auténtico respaldo ciudadano y tampoco fue argumentativamente sólida como para “comprársela”, todo fue mediático pero sin un verdadero respaldo social.

Eso es tan cierto que en cuanto llegó un partido con más estructura y capacidad de movilización, como el PAN, le arrebató la bandera a Movimiento Ciudadano y lo desplazó en la actitud oposicionista.

Por eso Dolores del Río pierde; no solamente por ser incapaz de impedir la concesión, también porque le arrebataron el protagonismo de la oposición; ahora lo quiere retomar con ese recurso de inconstitucionalidad que presentará en la Suprema Corte de Justicia, pero esa lucha no creo le genere resultados positivos.

Pero quien pierde más es Damián Zepeda. Una vez más lo derrotó “El Maloro” y parece que eso le está causando una gran frustración, le ha quitado el sueño y se ha convertido en su némesis, su gran enemigo a quien no le deja de facturar afrentas existentes solo en su imaginación.

El PAN, Damián Zepeda y su dirigencia estatal y municipal, dieron un triste espectáculo y mostraron un grado enorme de inmadurez y de incapacidad para la política. Buscaron el pleito frontal apostando el todo por el todo y perdieron.

Fue muy lamentable ver a David Galván, megáfono en mano, gritando como desaforado por fuera del Ayuntamiento, tratando de intimidar a regidores con el epíteto de “traidores” y amenazando con expulsarlos del PAN si votaban a favor.

Que un dirigente estatal de un partido que se tilda como serio haga eso, solamente demuestra el grado de desesperación por descarrilar un proyecto que sirve a los ciudadanos, pero como viene del que considera su enemigo, pues entonces hay que sabotearlo.

Es lamentable también el espectáculo de la regidora panista, Elsa Velazco quien a voz en cuello y sin el menor respeto para su todavía compañera de partido, Karina Barreras la insultó y a grito partido la calificó de traidora, cuando la edil votó a favor y con ello mostró congruencia en el sentido de mantener la misma línea de noviembre a la fecha.

En la total incongruencia, David Galván gritaba a voz en cuello que aquello era un acto de corrupción y a su lado tenía al diputado federal Agustín Rodríguez, socio, cómplice y adlater de Guillermo Padrés, pero además acusado de ser el torturador de Gizela Peraza y con amplias posibilidades de terminar en la cárcel, de aquí en adelante cuando se mencione la palabra cinismo, Galván Cázares deberá dar un paso al frente.

La verdad fue patético el comportamiento de David Galván y eso solamente se explica por un afán desproporcionado de darle a su jefe político, Damián Zepeda una victoria pirríca, a si fuera a costillas de los hermosillenses.

En esta lucha del todo por el todo, el PAN volvió a perder y demostró que no tiene operación política, que les falta capacidad de negociación y que su estrategia del todo o nada cada vez los debilita más.

Para colmo de los males, Movimiento Ciudadano y Lola del Río los acusa de montar una farsa y “regalarle” a “Maloro” Acosta el voto que necesitaba; eso no es la verdad, de ser así Galván y compañía no hubieran amenazado con expulsión a sus ediles, pero eso forma parte de la estrategia por no reconocer que a final de cuentas “Maloro” Acosta y su equipo operativo, con Jorge Suilo al frente, al final les ganó la partida.

Pero hay que decir algo más.

Si bien “Maloro” Acosta logró lo que se propuso y sacó adelante ese proyecto, falta ahora ver los resultados, no se le entregó un cheque al portador ni tampoco se le dio una carta en blanco, tiene tres meses para demostrar que su apuesta fue la mejor para Hermosillo y que en realidad se notará un cambio significativo en las luminarias públicas.

Si no es así, lo que ahora es un triunfo podría convertirse en una gran derrota y daría elementos a esos opositores para seguir defenestrándolo desde cualquier tribuna pública.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Los adoradores de la teoría de la conspiración y negociación por debajo de la mesa, aseguran que el voto de la regidora Diana Karina Barreras Samaniego estuvo negociado a cambio de que su marido, Sergio Gutiérrez Luna no sea enjuiciado por un presunto acto de corrupción en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, donde presumiblemente se malversaron 80 millones de pesosy por ser mapache electoral que operó a favor del PAN.

Esos 80 millones de pesos son recursos federales y no veo al gobierno de Peña Nieto atendiendo un asunto menor como la concesión del alumbrado público a cambio de un voto de la esposa del susodicho.

Porque no pensar que la regidora, al igual que las cuatro “Llantas Ponchadas” del PAN en el Congreso del Estado, optó por votar en libertad de conciencia y en congruencia a una postura que ya había expresado en noviembre del año pasado.

Diana Karina Barreras sí fue congruente, no lo fueron sus compañeros: César Rascón, Jesús Moreno Durazo y Elsa Velazco quienes en noviembre votaron a favor y por la línea recibida de su Comité Directivo, mudaron su voto en contra ayer por la mañana.

2.- Ya habíamos adelantado que en San Luis Río Colorado, el alcalde Enrique Reyna Lizárraga comete el mayor acto de nepotismo sin que nadie le diga nada o haga nada para exhibir esa violación a la ley, que además genera sospechas de corrupción porque su hermano, Joel Armando Reyna Lizárraga, es el director de Obras Públicas municipales y maneja un presupuesto millonaria de manera discrecional.

El caso es que con el respaldo del CDE del PRI y su dirigente, Gilberto Gutiérrez Sánchez, los regidores tricolores en el Cabildo de San Luis Río Colorado: Ángela Judith Bustamante Viramontes, Enrique Carrasco Encinas y José Manuel Félix Parra, con el apoyo de la bancada priísta en el Congreso del Estado van a tomar acciones legales en contra del alcalde Reyna Lizárraga.

De entrada presentaron el nombramiento de Joel Armando como director de Obras Públicas, así como las actas de nacimiento correspondientes de su hermano el alcalde para exhibir el parentesco existente y con ello el acto de nepotismo en el que incurre.

Por supuesto, estos son los primeros pasos para dejar constancia de que mientras por un lado el PAN pretende aparecer como honesto, existen militantes que no dejan de usar los cargos públicos para beneficiarse ellos y sus familias.

Otros Juglares:

–“Pese a los intentos de otros partidos por frenar el desarrollo del municipio, este día se logró dar este importante paso, que únicamente traerá beneficios para los hermosillenses.

Como bien ha dicho nuestro Presidente Municipal, la concesión del alumbrado público no significa que se va a privatizar el servicio, ni que el Municipio perderá la rectoría sobre él; al contrario, traerá progreso y mejoras sustanciales, e incidirá positivamente en la seguridad, que es uno de los principales clamores de la gente”.

Lo dijo el dirigente del PRI en Hermosillo, Edgardo Briceño Hernández al destacar el compromiso de los integrantes del Cabildo que autorizaron iluminar Hermosillo y lamentó el voto en contra de siete ediles de partidos opositores sobre quienes dijo “los movieron intereses partidistas que van en contra de que a la Capital de Sonora y a sus habitantes les vaya bien”.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Pd.- Nos puede escuchar por la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here