Fracción de Morena: violenta y autodestructiva

0
95

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

El grupo parlamentario de Morena en el Congreso del Estado, era una aplanadora cuando inició la actual legislatura; al paso del tiempo no solamente se han distanciado de sus aliados, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, lo cual ha menguado su fuerza; ahora también empiezan las purgas y anuncian la expulsión del legislador Luis Armando Colosio.

Durante la sesión del Congreso del Estado de ayer, la fracción de Morena tardó 40 minutos en bajar al pleno; cuando lo hicieron el resto de los diputados, con quorum legal establecido, habían electo al diputado Luis Mario Rivera Aguilar, del Partido Verde Ecologista de México, como presidente de la Directiva Permanente.

El grupo parlamentario de Morena quería esa posición para uno de los suyos, el diputado Oscar “El Pollo” Castelo y ante la decisión ya tomada por las otras fracciones parlamentarias, determinaron tomar la tribuna e impedir continuaran los trabajos.

La toma de la tribuna parlamentaria tuvo momentos violentos, como cuando la diputada Yumiko Palomares arrebató el micrófono a la presidenta de la mesa directiva, Dolores del Río Sánchez y le impidió continuar con la sesión.

El altercado derivó de un asunto enmarcado en la ambición de control, pero que se aleja de la práctica parlamentaria; no fue motivado por alguna discusión en torno a una iniciativa de ley o el nombramiento de algún funcionario importante, simplemente porque Morena quería cumplirse el capricho de que uno de los suyos presidiera la mesa directiva.

Y este tema, además de exhibir la incapacidad de Morena para negociar y respetar los acuerdos, también expone la grave descomposición interna que priva en esa fracción parlamentaria, donde el liderazgo es inexistente y todo se resuelve por medio del autoritarismo.

La toma de la tribuna, no impactó de manera negativa en los otros grupos parlamentarios sino como un efecto boomerang terminó en convertirse en una purga interna dentro del propio grupo de diputados de Morena, al anunciar la expulsión del legislador Luis Armando Colosio.

La expulsión del diputado Colosio se veía venir desde el momento que cuestionó severamente el liderazgo parlamentario de la Coordinadora de Morena, Ernestina Castro Valenzuela, sobre quien dijo simplemente que no tiene las capacidades requeridas para “pastorear” a sus legisladores.

La versión de Morena para justificar la expulsión cita que el diputado Colosio, además de su rebeldía constante y votar en sentido contrario a las directrices de Morena, también se “vendió al gobierno de Sonora”.

La realidad es que la falta de liderazgo en el Congreso, las pésimas asesorías políticas, la toma de decisiones basadas en posturas partidistas y alejadas de las cuestiones parlamentarias, así como la poca dirección de parte del propio Comité Directivo de Morena, han llevado a aquella maquinaría que parecía una aplanadora a convertirse en un grupo parlamentario que necesita la violencia para enfrentar a la mayoría de diputados de los otros partidos.

La autodestrucción a la que llegó Morena y que sumió en una crisis a ese grupo de diputados, tiene su origen en la injerencia de personas ajenas que pretendieron “mandar” incluso a los aliados y esto llevó a la rebelión para terminar por poner distancia y para manejarse con una agenda política propia.

Pero también hay mucho de intolerancia a las expresiones divergentes, una exigencia de acatar “líneas legislativas” que en realidad son prácticas “revanchistas” o venganzas políticas y que al no ser acatadas por algunos diputados, eso determina que deben ser expulsados.

Sin iniciativas trascendentes de leyes, sin mayor impacto en el Congreso del Estado y apabullados por una mayoría legislativa que trabaja con orden y se apega a los acuerdos, a Morena no le queda de otra que seguir con el escándalo, la violencia y seguir auto consumiéndose como Grupo Parlamentario.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- La actitud violenta e intimidatoria de Morena en el Congreso del Estado, mereció la reprobación unánime de las otras fuerzas políticas; a nombres del PRI, el dirigente Ernesto de Lucas Hopkins señaló que la “partidocracia” debe dejarse de lado para que el legislativo de Sonora funcione.

El diputado Gildardo Real Ramírez también criticó la postura de los legisladores de Morena y lamentó que sin ideas y con violencia pretendiera apoderarse de la directiva y hasta la alcaldesa Célida López, de Morena, dio retuit a su postura emitida en esa red social; la diputada Dolores del Río, dirigente de Movimiento Ciudadano, también lamentó los hechos y estableció que todo obedeció a una intención de controlar la Cámara de Diputados por parte del grupo de Morena.

Lo más lamentable es que desde Morena no se conoce una postura razonable que justifique su postura y en lugar de eso sus diputados salieron para hacer reclamos a los medios, pero también se dijeron respetuosos de la libertad de expresión.

2.- Estamos a cuatro días de que finalice abril, el próximo miércoles inicia mayo y con ello debería entrar en vigor la tarifa IF para Sonora, pero al parecer a la gente de la 4T les gusta hacerla de cardíaca porque es momento que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no firma el convenio correspondiente.

Desde el Gobierno de Sonora se realizaron todas las gestiones, se cumplieron todas las formas y ahora solamente resta esperar a que se cumpla la palabra presidencial y los sonorenses podamos gozar de tarifas eléctricas baratas.

3.- No es por promover la intriga, pero todavía no se sabe a quienes premió la alcaldesa Célida López por la foto del mejor atardecer, un concurso al que convocó en redes sociales en Semana Santa y por el cual ofrecía 15 mil, 10 mil y 5 mil pesos a los ganadores del primero, segundo y tercer lugar, respectivamente.

La propuesta parecía seria, pero luego de cuestionar de donde saldría el dinero para fondear esos premios, en el Ayuntamiento de Hermosillo guardaron hermético silencio y la alcaldesa jamás volvió a tocar el tema.

4.- Por cierto, y sin seguir promoviendo la intriga, el que Célida López hubiera retuiteado la postura de Gildardo Real Ramírez, quien despotricó contra la bancada de Morena; no es un gesto que los diputados de Morena le reconozcan a la alcaldesa de Hermosillo, menos cuando con su apoyo se aprobó la reestructura de la deuda del Ayuntamiento.

En la primera Comisión de Hacienda, Célida López recibió el apoyo de las diputadas de Morena, Diana Platt Salazar y Yumiko Palomares, pero también del recién corrido, Luis Armando Colosio.

Como que el gesto de sumarse al golpeteó contra Morena no es algo que hable bien de las relaciones públicas de Célida López y menos agrada a los diputados de Morena verla haciendo leña de ellos.

Otros Juglares:

–“Yo no me hago responsable de la actitud o del desempeño de mis hijos, ni por mi esposa, ni por amigos, ni por mis compadres, ni de nadie”.

Lo dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador tras informársele que su amigo y compadre, también integrante del Consejo Asesor Empresarial que lo acompaña, Miguel Rincón es uno de los empresarios que participa en la licitación para la impresión de los libros de texto.

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡¡Salud!!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here