¡¡Fuchi, guácala, hazle caso a tu mamacita!!

0
145

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

La inseguridad pública en todo el país, es uno de los problemas más graves que debe enfrentar el gobierno federal y para ello la estrategia presidencial se sustenta en tres expresiones que se les debe decir a los delincuentes: ¡¡fuchi, guácala, hazle caso a tu mamacita!!.

No es la Guardia Nacional y su todavía inacabado proceso de nacimiento la solución a la inseguridad pública, en todo caso es el consejo del presidente Andrés Manuel López Obrador el que debe guiarnos a todos los ciudadanos para salir de esta crisis de inseguridad: con esas herramientas orales es como debemos enfrentarnos a los “malosos” y esa fórmula los alejara de cometer una tropelía contra nuestro patrimonio o persona.

La verdad debe ser de muy poco consuelo, o de nada, para los miles de familiares de quienes han perdido la vida de manera violenta, escuchar que el Presidente de la República minimiza con expresiones triviales los efectos de la propia incapacidad del gobierno federal para presentar un frente cohesionado a los criminales.

Este sexenio en su inicio es mucho más violento que el de Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto; los crímenes dolosos han ido en aumento y generan un alto impacto entre la sociedad; pero sigue siendo el robo patrimonial, el robo a casa-habitación y los asaltos a transeúntes los que realmente tienen alarmada a la sociedad.

Ante esa situación, el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño implementó en Sonora un nuevo esquema de coordinación policiaca y logró que en cuatro municipios con serios problemas de inseguridad pública, los presidentes municipales de Hermosillo, Guaymas, Empalme y Cajeme –todos emergidos de Morena—aceptaran que los comisarios de seguridad pública de esos Ayuntamientos fueran removidos para imponer en su lugar a militares, en retiro o en proceso de retiro, para hacerse cargo de la seguridad pública.

Por desgracia para Durazo Montaño, si esa estrategia llega a funcionar en su natal Sonora, no es viable que pueda llevarla a otras entidades o ayuntamientos donde no se tiene la dependencia ideológica como con los de Morena, PT o PES.

Volviendo con el Presidente López Obrador, no solamente es deplorable su consejo para enfrentar al crimen organizado, más polémico resulta enterarnos que en la Ley de Amnistía que se analizará en la Cámara de Diputados, viene contemplado el perdón por narcotráfico si las personas privadas de su libertad por crímenes relacionados con el narcotráfico demuestran que fueron presionados por la delincuencia organizada o si sufrieron pobreza.

Lo anterior es solamente abrirle las puertas a tanto criminal, desde asesinos, sicarios y “burreros” que optaron por seguir el camino del crimen organizado; considerar que la mayoría de ellos fueron presionados por el crimen organizado para sumarse a sus filas es ver muchas películas y creer en las fantasías.

Pero además, darles la opción de salir en libertad porque fueron pobres es tanto como abrir las puertas de la cárcel a todos los delincuentes; ¡¡vaya!! Hasta Joaquín Guzmán Loera, el poderoso capo encarcelado en Estados Unidos, vivió una infancia de pobreza y por ello, si estuviera en México, encajaría fácilmente en un preso a recibir amnistía.

Pareciera que desde la Presidencia de la República existe la clara intención de establecer un nuevo proceso legal: pobreza-criminalidad-amnistía, donde la pobreza es el factor determinante para delinquir; lo anterior es un insulto a todas aquellas personas que viven en condición de pobreza, pero cuya dignidad y calidad humana los lleva diariamente a la calle a buscarse el sustento de manera honrada, con la frente en alto y que en no pocas ocasiones también son víctimas de esos criminales a los que López Obrador llama “pueblo bueno”.

El problema del presidente López Obrador es que al parecer se quedó en la época de la revolución; ahora se siente un moderno “Pancho Villa” que nutre a su ejército de seguidores con la peor escoria social; habría que recordarle al presidente López que los ejércitos de la revolución estaban integrados por campesinos, gente de los pueblos del norte y centro del país, quienes realmente habían vivido la injusticia y opresión del régimen porfirista.

La amnistía de López Obrador no implica liberar presos políticos o al pueblo preso por sus ideas políticas, lo que está haciendo es abrirle la puerta a criminales y eso es un acto más criminal aún.

¡¡¡Ya ni llorar es bueno…!!!

La flaca memoria es un problema de las personas que ejercen la política, pero es más marcada la desmemoria en los gobernantes y eso parece que le pasa a la Presidente Municipal de Hermosillo, “Bachélida” López Cárdenas, a quien se le olvidó que iba a “romper madres” y ayer en su primer Informe de Gobierno, soltó el llanto cuando se refirió a la necesidad de pavimentación en Hermosillo.

Lágrimas verdaderas o de cocodrilo, lo cierto es que las peticiones de tapar baches acabaron con la paciencia de la alcaldesa de Hermosillo y dice necesitar mil millones de pesos para iniciar con un intenso programa de pavimentación; pero ese es el problema de “Bachélida”, primero cuantifica en pesos y centavos el problema, como si con los altos números que se requieren para llevar a cabo la obra encontrara una justificación para terminar por no hacer nada.

Durante su Primer Informe de Gobierno, la señora López Cárdenas dijo que el Ayuntamiento de Hermosillo no puede solo con todos los problemas y por ello hizo un llamado al sector empresarial para que se sumen al gobierno municipal a fin de atender la problemática vial que enfrenta la Capital de Sonora.

En cualquier condición voltear a ver al empresariado es una buena opción; pero la Presidente Municipal debe recordar que hace apenas un año, en reunión con Canacintra fue muy severa con el sector empresarial y les dijo a boca jarro que no le pidieran nada toda vez que en nada le ayudaron durante su campaña electoral. “Ni me deben, ni les debo” les habría dicho la señora López, pero ahora resulta que nada puede hacer sin ellos.

Lo cierto es que si al llanto de la alcaldesa le sumamos las lluvias, los baches van a seguir aumentando y más allá de quejumbrosos lamentos lo que hace falta es que redoble esfuerzos y acalle críticas, pero no con lágrimas, sino con acciones.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Tarde pero sin sueño, una muy cordial felicitación a todos los amigos de Editorial “El Auténtico” donde se elabora el semanario Primera Plana porque llegaron a su XXXVI Aniversario de existencia, algo que se dice fácil pero resulta un esfuerzo constante de sus directivos.

Un abrazo al licenciado Francisco Javier Ruiz Quirrín, director general, quien convirtió a ese medio de comunicación en un referente semanal del análisis del acontecer local y nacional; pero también un fuerte abrazo a todos los buenos amigos que ahí laboran con enorme amor al medio, gran profesionalismo y una enorme responsabilidad por conservar al Semanario Primera Plana como un medio de lectura obligada.

Quienes estuvimos ahí, sabemos lo importante que es presentar trabajos informativos sustentados, novedosos, pero sobre todo que le dejen a los lectores la opción de tomar decisiones bien informadas.

2.- La gobernadora Claudia Pavlovich atendió la invitación para estar en los informes de alcaldes y alcaldesas de Hermosillo, Magdalena y Santa Ana; se entiende que en la Capital le corrió la atención a la presidente municipal López Cárdenas; Magdalena es su terruño y muy cerca de ahí se ubica Santa Ana lo cual facilitó la logística de movilización.

En su mensaje en Hermosillo, la gobernadora Pavlovich Arellano, así como no queriendo, le recordó a la Presidente Municipal que desde el 2015 a la fecha se han invertido 4 mil 600 millones de pesos en mil cien obras públicas, estableciendo así que ha cumplido su compromiso con los habitantes de la Capital de Sonora.

Creo que luego de escuchar la cifra de inversión del gobierno de Sonora en Hermosillo, es cuando a la Alcaldesa le empezaron a brotar las lágrimas.

Otros Juglares:

–“Se los dije y se los sostengo, hace cuatro años, el 13 de septiembre, que me iba a partir el alma por los sonorenses, y lo he hecho y lo seguiré haciendo hasta el último día de mi mandato, pero todos debemos juntarnos para sacar adelante a Sonora y en este caso a Hermosillo”

Lo dijo la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano durante su participación en el Primer Informe de Trabajo del gobierno municipal de Hermosillo, señalando que no hay distinción entre municipios grandes o pequeños, ni por siglas partidistas.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡¡Salud!!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here