¡Gobierno de pobres o para los pobres!

0
42

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Desde el púlpito presidencial, es una constante el evangelio de la pobreza con el que nos sermonea el presidente López Obrador: que si solo debemos tener un par de zapato, que si el boato en el vestir o comer son excesos que deben limitarse; incluso que la pandemia de Covid-19 afecta a los ricos porque los pobres son inmunes, son perlas de un adoctrinamiento donde el eje central es la romantización de la pobreza.

El Gobierno de López Obrador nos quiere pobres…¡Y lo está logrando!

Según datos revelados por el Inegi, el número de pobres aumentará con la pandemia; pasará de 50 millones a 70 millones de mexicanos en condición económica endeble.

El problema se agrava por el cierre de muchas empresas que van a generar desempleo, solamente entre abril y mayo de este año, se perdieron casi 2 millones de empleos formales –registrados en el IMSS—y también el Inegi publicó que el total de puestos de trabajo, considerando los informales, suma 12 millones de personas desocupadas.

El gobierno estableció como compromiso generar 2 millones de empleos y en el desglose incluyó las becas para “Ninis”, los puestos de trabajo en sus tres grandes obras de infraestructura; pero por ningún lado aparecen los empleos que generan riqueza y estabilidad económica en las familias.

El único anuncio formal es el que hizo el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon quien anunció la instalación de una fábrica para componentes de aviones que se instalará en Chihuahua y que creará 800 puestos de trabajo, una buena noticia pero que es insuficiente para enfrentar el nivel de desastre económico que ya tenemos encima.

En este contexto toma sentido la frase aquella de que “la pandemia nos cayó como anillo al dedo”; si la intención gubernamental era la de aumentar el número de pobres y dar paso a un gobierno proveedor que financie familias con recursos presupuestales, al menos por el tiempo que les alcance el dinero, pues lo están logrando.

Pero la pobreza y el incremento del número de pobres generan serios problemas.

Uno de los primeros efectos medibles es la deserción escolar; sin las condiciones propicias, muchos jóvenes deben abandonar sus estudios para buscar el sustento en actividades ocupacionales que generen dinero para ayudar a la economía de sus familias; el problema, que en este caso es de alto beneficio para el gobierno, es que entre menos educada sea una sociedad es más fácil manipularla y también se vuelve más dócil como cliente electoral.

El PRI fue un maestro en ese artilugio y hoy lo está reviviendo el gobierno de Morena.

Ser pobre y tener que dejar la escuela, genera también lo que se llama estatismo social que es todo lo contrario a la movilidad social.

Quien nació pobre, seguirá pobre.

La educación y la generación de riqueza tienen un impacto aspiracional; un padre o madre que nacieron en pobreza, con trabajo y esfuerzo propio pueden crear las condiciones para que sus hijos estudien una carrera, modifiquen su condición económica y jalen hacia arriba a su familia, eso se llama movilidad social; pero el gobierno actual lo que promueve es el estatismo, al romantizar la pobreza implica quedarse pobre porque eso hace más valiosa a la persona ante sus gobernantes.

Ningún país que logró superar el subdesarrollo, fundamentó su crecimiento en la creación de más pobres y en darle un halo de romanticismo a ser pobre.

La pobreza material es una pesada carga para la sociedad que impacta en la pobreza alimentaria y educativa; pero además tiene un efecto en la aparición de otros problemas sociales como la inseguridad pública y el estancamiento social.

La solución para la grandeza de un país nunca ha sido la pobreza; crear pobres implica generar desigualdad: habrá unos pocos ricos que tendrán todo y muchos depauperados que no tendrán nada, si acaso la dádiva gubernamental.

La solución no son más pobres; lo que han hecho economías que lograron superar subdesarrollo fue generar oportunidades, no para generar igualdad, sí para permitir que una inmensa mayoría tenga a la mano herramientas para superar su condición social.

Las oportunidades se generan dando incentivos para que mayor número de jóvenes puedan acceder a la educación; fomentando el emprendedurismo y con ello la creación de empresas; la riqueza no solamente debe ser material, también intelectual porque de esa manera los elementos trasformadores de una sociedad se multiplican; mientras exista igualdad en el acceso a las oportunidades, el desarrollo del individuo dependerá de él y de sus aspiraciones, el gobierno será un facilitador y no un proveedor que le de limosnas para  apenas subsistir.

La pobreza nos iguala en la desigualdad; las oportunidades nos dan la opción de movilidad social y por tanto generan desarrollo. Evangelizar sobre la pobreza, es por tanto, promover la desigualdad.

No es lo mismo un gobierno de pobres, donde hay exaltación desmesurada de la pobreza a un gobierno para las pobres, que no es otro que aquel cuya ambición es generar oportunidades de cambio y desarrollo.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El secretario de Seguridad y Pacificación Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño estableció un pacto de cinco puntos para reducir los índices de violencia que azotan a su tierra, Sonora; entre ellos incluyó el traslado de reos de alta peligrosidad y de alto perfil que están el Cefereso de Hermosillo.

Esa acción sería muy efectiva dado que la presencia de esos personajes del crimen organizado atraen a otros que luego generan inestabilidad en la región; el problema es que no se ha movido a nadie a otro Cefereso.

Por el contrario, se acaba de anunciar que al Cefereso de Hermosillo fue trasladado “El Vaca”, jefe de Sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), detenido como responsable de ordenar el atentado contra Omar García Hartfuch, Secretario de Seguridad de la Ciudad de México.

No es que queramos politizar el tema de la seguridad pública, lo que sí es recordar el compromiso hecho por el Secretario Durazo Montaño de reubicar reos, algo que no solamente no ha sucedido, sino que han llegado otros de extrema peligrosidad.

2.- La semana pasada se firmó el documento final del TMec, documento comercial donde participaron gobierno, empresarios y sociedad civil de México, Estados Unidos y Canadá; el documento fue reelaborado luego de que Donald Trump dijo que el TLC era desfavorable a Estados Unidos y muy ventajoso para nuestro país.

Lo que llamó la atención no fue la firma de ese nuevo Tratado, sino el desaire que el Gobierno de México tuvo para con los empresarios que llevaron el peso de las negociaciones; ninguno de ellos fue invitado a Washington para atestiguar y participar en la cena que ofreció la Casa Blanca a la delegación Mexicana, en su lugar fueron los hombres de empresa que tienen relaciones y negocios con el gobierno.

La ausencia más notoria fue la del grupo Monterrey, un importante conglomerado de dueños de empresas con presencia nacional como Femsa, Lala, Soriana y Cemex; en Grupo Monterrey recae la responsabilidad de generar el 80 por ciento del empleo formal en México, son por sí mismos los mayores aportadores de impuestos al gobierno y a pesar de eso los excluyeron.

Queda claro el mensaje: esos son los empresarios a los que el gobierno considera enemigos.

3.- Cuando las autoridades de seguridad pública empiezan a dar resultados positivos de pacificación en una región, la violencia e inseguridad se traslada a otra zona; en las últimas semanas se vivieron hechos dantescos en la zona de Caborca, su región agrícola y municipios vecinos; la intervención de los tres niveles de gobierno permitió capturar a diversos criminales, incautar armas, vehículos, equipo táctico y de alguna manera tranquilizó esa zona.

Por desgracia, la violencia se trasladó a Guaymas y ayer por la mañana, tres personas fueron ejecutadas, entre ellas un menor de edad, y otras cinco quedaron heridas, luego de que una persona abriera fuego desde una vagoneta, color plata o gris, contra una camioneta donde viajaban las víctimas.

Lo que destacamos es que mientras las autoridades reaccionan, generalmente tarde, a los hechos de violencia en una zona y temporalmente van a pacificarla, los delincuentes ya están en otra región listos para cometer sus crímenes sabedores de que los esfuerzos están muy lejos de donde van a iniciar su guerra.

En esa situación, pareciera que Cajeme, Guaymas, Hermosillo, Magdalena, los pueblos de la Sierra y Caborca están en paz durante un tiempo, pero las asonadas del crimen organizada no dan tregua y dan la impresión que están en todo Sonora en un pleito permanente por las plazas y el control de regiones determinadas.

4.- Dagoberto Gálvez Muñoz fue un amigo personal muy cercano y querido, a pesar de la distancia y de que nos fuimos separando por motivos profesionales y responsabilidades familiares, siempre estuvimos muy cerca en el ánimo y mantuvimos viva la chispa de la amistad forjada en la juventud.

Lo conocí siendo un jovencito en la colonia Lomas de Madrid, con regularidad hacíamos tertulias en su casa y eso llevó a entablar una gran amistad con toda su familia que luego trascendió a sus hijos Kenia, a quien me tocó darle clases en la Universidad Kino y Miguel, un adolescente con muchas ganas de ser reportero.

Por desgracia fue una víctima más del coronavirus y nos abandonó físicamente, pero mi amigo se queda en mí; lo recuerdo como Comandante del Pentatlón Deportivo, pero también como un excelente hijo, un hermano solidario, un padre y esposo amoroso y un amigo leal a toda prueba.

Hombre de principios y valores que gustaba difundir y enseñar, con una ética de trabajo que lo llevó a ser ejemplo nacional en el Pentatlón; con un espíritu lleno de generosidad, siempre valioso y valiente para enfrentar las dificultades de la vida y sacar adelante a su familia, hoy ya no está físicamente, pero su legado ahí queda para servir de ejemplo a sus hijos, primero, y a quienes lo conocimos, después.

Un abrazó para su mamá, Doña Maurilia, para sus hermanos Efraín y Omar, para Myrna Lorena su hermana, para su esposa, hijos e hija; mi más profundo pesar y mi entera solidaridad con todos ellos.

Lo despido con el lema del Pentatlón: ¡Patria, Honor y Fuerza! Descanse en Paz.

Otros Juglares:

–“Se han entregado alrededor de 5 mil 791 paquetes de medicamento porque no solo se les ha dado a los sospechosos de Covid-19, sino a quienes en la atención integral resultan diagnosticados con otra patología respiratoria, que al momento son 2 mil 932 casos”.

Lo dijo el Secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri al informar que del 30 de junio al 11 de julio, el programa Anticipa, se atendieron 7 mil 619 pacientes y de ellos se identificaron como positivos a Covid-19 a 2 mil 800, con ello se incrementó el número de contagios en las estadísticas, pero al detectarlos en la primera fase de la enfermedad se contemplan menos complicaciones y por tanto una baja en la letalidad.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here