Impunidad y extraterritorialidad

0
259

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

En el caso de los delitos cometidos en territorio de la etnia yaqui, el Gobierno de Sonora se ha manejado con una cautela y prudencia que pueden interpretarse como una tolerancia a la ilegalidad y un fomento a la impunidad.

Pero eso es erróneo.

Manejar con “pinzas” lo que sucede en territorio de los yaquis no deriva de otra cosa más que de no cerrar la oportunidad de mantener el diálogo constante. Porque, además, lo que sucede es una focalización del problema en una comunidad: Loma de Bácum.

Desde hace algún tiempo, es en Loma de Bácum donde se presentan problemas, el resto de los pueblos de la etnia se mantienen en calma y hasta se les considera aliados.

Pero en esa comunidad hay una autoridad diferente a las otras, una que piensa tiene impunidad y extraterritorialidad para permtir desmanes, robos, asesinatos y luego, cuando hay una investigación se dice acosada, perseguida y hostigada por las autoridades.

Fueron las autoridades yaquis de Loma de Bácum quienes se negaron a permitir el paso del gasoducto por esas tierras, alegando que era un peligro latente y constante para las familias de la zona.

Ellos tramitaron un amparo y la resolución dependerá de un juez.

Pero en el inter, esas mismas autoridades encontraron un gran negocio: dar paso a “Huachicoleros” para “ordeñar” el poliducto de Pemex, extraer combustible para luego venderlo en el mercado negro y obtener pingües ganancias, que al parecer se reparten entre todo un grupo.

En dos diferentes ocasiones, autoridades han detenido a personas que estaban extrayendo combustible del poliducto de Pemex; luego de ser aprehendidos lo que sucedió es que la etnia yaqui asentada en Loma de Bácum tomó represalias contra empleados de la empresa Ienova, la misma con la cual están en litigio por el gasoducto.

Es curioso, las guardias tradicionales yaquis no se dan cuenta de que los “huachicoleros” ingresan a su territorio sin permiso, algo que para la etnia es una violación grave, no los ven cuando extraen el combustible, a pesar de que lo hacen a plena luz del día, se van impunemente sin que nada pase.

Pero que no lleguen empleados de Ienova a supervisar el funcionamiento del gasoducto porque de inmediato los detienen, los llevan a la ramada tradicional, los acusan de invadir su territorio y se presentan como víctimas.

Lo que en realidad parece suceder es que las autoridades de Loma de Bácum están coludidos con la extracción ilegal de combustible, son socios de “los huachicoleros” y les brindan protección, con el permiso subsecuente, para que ingresen a sus tierras, realicen sus actividades y hasta les ofrecen que en caso de ser detenidos van a presionar y chantajear al Gobierno para que no investigue esos robos y así seguir en la impunidad.

El caso más reciente pasó el viernes pasado, cuando en Tórim y Loma de Bácum se detuvo a cinco personas que robaban combustible a Pemex; en Tórim no pasó nada; pero en Loma de Bácum si hubo represalias, al igual que las hubo en otros momentos del pasado cercano.

La reacción por parte de integrantes de la etnia fue la de realizar una perforación en el gasoducto, lo cual puso en tremendo riesgo a toda la población de la zona; pero además, cuando los técnicos de la empresa llegaron a cerrar las válvulas, fueron detenidos y retenidos en la ramada de Loma de Bácum.

No son hechos fortuitos ni aislados.

Quien perforó el gasoducto, sabía perfectamente el riesgo que representaba su acción y las vidas que estaba poniendo en peligro, pero justamente de eso se trataba; así quedaba de manifiesto lo peligroso que es pase el gasoducto por su tierra y al formar opinión pública a su favor, no quedaría de otra que retirarlo y con ello también se irían los policías que ahora vigilan la zona y todos los intrusos que solamente entorpecen el robo de combustible.

El asunto es que el problema se ha focalizado solamente en Loma de Bácum, es ahí donde sus autoridades tradicionales son capaces de enfrentarse a balazos unos con otros, donde se tolera la violación para robar combustible pero son intolerantes para cuando se trata de evitar una tragedia; en este momento no son todos los yaquis, son solamente ellos.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Más allá de la ilegalidad de los llamadas carros “Pafas” o “chocolates”, así como su proliferación al grado de ser una molestia, amén de ser una burla para aquellos que sí cumplen con el pago correspondiente de impuestos y todo lo que implica traer un carro nacional, el proceso de decomiso que implementó la Secretaría de Hacienda el fin de semana no solamente fue desastroso, también resultó en un ridículo para esa dependencia federal.

Para empezar decomisaron vehículos de modelo atrasado, de personas realmente amoladas que utilizan ese vehículo para su trasporte diario o para su trabajo, se olvidaron de decomisar los autos insultantes que circulan por las calles.

Pero además de eso, ni siquiera pudieron mantenerlos a resguardo porque un numeroso grupo de propietarios se presentó en el almacén de la colonia Amapolas en Hermosillo, tumbaron la reja de acceso y rescataron sus vehículos, algunos en tal mal estado que debieron empujarlos para poderlos encender.

2.- Pues de pronto cundió la “propaganditis” y ahora hay espectaculares de políticos promocionándose por todos lados; están los de Héctor Larios Córdova, los de Ulises Cristópulos Ríos, los de Célida López y los de Luis Serrato; tres del PAN y uno del PRI.

Todos ellos urgidos de posicionarse y más allá de que tengan un pretexto para hacerlo, la realidad es que no engañan a nadie y lo que hacen es una promoción de su persona, tratando de sacar provecho electoral.

No se entiende porque los políticos hacen leyes que luego van a ser los primeros en violar, en todo caso que se permitan las campañas electorales y se abandone la simulación e hipocresía.

Y lo anterior viene al cuento porque también la autoridad encargada de aplicar la ley, en este caso la Fiscalía Especial para atender delitos electorales, es como la Carabina de Ambrosio, nada más está de adorno.

Otros Juglares:

–“Hay una gran exigencia y demanda ciudadana de que los adultos mayores todavía tienen muchas deficiencias, requieren mucho cuidado y protección; así como un trato digno. Es una propuesta ciudadana y como representante de la gente la apoyo y doy todo mi respaldo institucional para que se haga realidad y se consolide porque soy un convencido de esta causa.

Lo dijo el diputado David Palafox Celaya, al apoyar la creación de una Unión de Usuarios para Adultos Mayores, una propuesta que se presenta justo hoy que se festeja el Día del Adulto Mayor.

 

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanofrancoR

 

También nos puede escuchar a través de la frecuencia de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here