LA CIUDAD, INSEGURA, OSCURA Y ¡HECHA PEDAZOS!

0
286

SAQUE INICIAL

Por Jj Atondo

Me dolía la rodilla. Natural que eso pase, es una parte de mi cuerpo que junto a su gemela ha cargado el peso de 60 años. Mucho futbol, beisbol, softbol y jaibol, más una reciente operación de meniscos hacía que el dolor pegara más duro.

Huelga decir que el reconocido médico Ortopedista Raymundo Moreno Terán, que no tiene ningún parentesco con Samuel, pues muy seguramente ya hubiera también defeccionado y estaría cambiándose a la especialidad de urología y yo ante esto estuviera valiendo ver…dolaga. Bueno, pues el doctor Moreno me insinuó que más que meniscos pareciera que me estirpó mariscos, pues al parecer encontró tres caguamas con todo y envase dentro de mi rodilla.

Pero volviendo al principio, que tanto se me dificulta, pues gozo más empezando por el final, que es el de acabar con la historia, retomo que a pesar del dolor en mi caguamera y marisquera rodilla, no tuve más remedio que vencer mi tradicional reticencia y me subí al cerro más representativo de la ciudad.

Aclaro que me reticencia también puede adjetivarse como guevón, una especialidad que de forma natural ha venido mi cuerpo incubando, y si las gallinas se pueden dar en incubadora, pues también el producto que de ellas emanan

Todo este embrollo es para agarrar un poco de aire mientras alcanzo la punta de este cerro, reitero: el más representativo de la ciudad. Ése era un día muy especial para mí. Hacia poco acababa de recibir una buena y muy esperada noticia  y de allí la subida al cerro. Prometí subirlo a pesar de  mi problema en las rodillas

No me arrepentí de haber cumplido con la promesa. Era necesario, espiritualmente hablando, porque el alma y espíritu requieren de la paz que produce el encuentro tanto con el creador, como con uno mismo.

Esto lo logré. Recuperé mi palabra empeñada.

Sin embargo, como el corn fleis, no todo fue miel sobre hojuelas.

Primero elevé la vista al cielo. Me gustó lo que vi, pero a pesar de ello me ví obligado a bajarla. Mi cuello ya se cansa y hay que descansarlo cambiándolo de posición.

Caso contrario a lo que vi hacia arriba, lo que vi al bajar mi mirada me dejó aterrorizado.

La ciudad.

No era lo que miraba o dicho de otra manera la miraba pero no la veía o no me daba cuenta.

¡Qué horrible!

¡Qué triste!

Una ciudad sucia, desstrozada, oscura y desordenada

Una ciudad donde la delincuencia es quien lleva el mando con un machete o un ak 47 en la mano.

Crímenes, ajustes de cuenta, robos, asaltos, secuestros. Balaceras. Droga por doquier

La verdad me asusté a pesar de mi experiencia y del callo que he tomado a los largo de más de 30 años de andar en este oficio. Me dolió ver este panorama pues no es lo que se merece la ciudad. Merece mucho más y desde hace rato quienes la gobiernan le están fallando

Y gacho, porque decir feo es quedarse corto, esto contradictoriamente pues cuando menos sus dos últimos gobernantes han salido más largos que la cuaresma, lo cual ya es mucho decir y poco de que ufanarse

Me decidí y al bajar a piso firme, que esto es muy relativo por la cantidad de hoyos, me fui a hacer un recorrido.

Me escandalicé.

Una iluminación muy pobre.

Una policía envuelta en escándalos en sus mandos superiores.

Una muy pobreza en materia de relaciones públicas, aunque muy extensa en cuanto a relaciones sexuales, de ésas de mano zurda

Muy seguramente ocasionado esto por el alto número de antros y hoteles de paso, entrada y salida

Pero en fin, me llenó de tristeza ver en estas condiciones a la ciudad que tanto quiero y que tanto me ha dado.

No se vale.

Y aquí termino, pues el espacio es reducido.

Chin. Les digo que soy mejor empezando por el final.

Procedo a hacerlo:

NOGALES, SONORA, JUNIO 8 DE 2017.-

Y ahora si, remato con el final:

Ojalá que David Galvan lea esto y acuse públicamente al alcalde de todos los problemas de esta querida ciudad de Nogales, que tantas satisfacciones le ha dado a Sonora y México en productividad y en basquetbol

No importa que el señor Presidente sea emanado de su partido

Y para que no tenga problemas con su Goliath que de paso acuse al antecesor de Cuauthémoc, pero que no vaya a mencionar a Moctezuma, sino a Ramón Guzmán, del PRI

Qué también hizo un desmadre

Y el Temo todavía no lo termina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here