La criminalización de la pobreza

0
247

El discurso gubernamental, en materia de combate a la inseguridad pública, conduce a los barrios más marginados de Sonora: ahí se concentran los delincuentes porque no tienen empleo, porque su nivel de estudios es muy bajo, también se cita que la desintegración familiar y las adicciones son determinantes para inclinarlos a cometer actos delincuenciales.

El secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales viene repitiendo en todos los foros a donde acude, que hay sectores marginados, de extrema pobreza, donde se producen los delincuentes que van a cometer fechorías a otros sectores de mejor nivel económico.

El diagnóstico es contundente, pero además tiene sustento en un trabajo de inteligencia que permitió ubicar sectores de gran marginación social que son la fuente de donde emanan esa carne de cañón que alimenta los centros penitenciarios.

La visión de la Secretaría de Seguridad Pública, sin decirlo de manera directa, termina por criminalizar la pobreza y puede que tenga razón en algunos aspectos, pero hay otros donde falla.

Se ha dicho con gran insistencia que un alentador de la inseguridad pública es el tema de las adicciones; desde la perspectiva de Seguridad Pública, el consumo de la droga conocida como “foco” o “cristal” es un factor que motiva a los jóvenes adictos a volverse delincuentes.

Esto funcionaría de la siguiente manera: un joven adicto al Crystal lo puede conseguir con suma facilidad, pero necesita dinero para comprarlo y al no tenerlo se va a cometer robos cuyo botín se destina a la compra de dosis de droga; esto se convierte en una cadena viciosa y eso eleva los índices de los llamados delitos patrimoniales.

Esa es una lógica contundente y no tiene contra argumentación; pero se trata solamente de una arista de un problema mayor.

Los números dicen que Sonora ocupa el tercer lugar en adicciones entre jóvenes menores de edad y que Hermosillo se ubica en el cuarto lugar nacional; son dos datos contundentes y reveladores.

Nos revelan que el problema de las adicciones a las drogas, sean legales (como el tabaco o el alcohol) o ilegales (como las drogas sintéticas o la mariguana) no se circunscribe exclusivamente a los sectores marginados, sino que está presente en todos los estratos sociales.

Es probable que la información de la Secretaría de Seguridad Pública sea correcta, en el sentido de que los jóvenes de las zonas de mucha pobreza consumen drogas sintéticas de bajo costo y eso los lleva a cometer actos delictivos; pero resulta también que jóvenes de otros estratos sociales también tienen sus adicciones y en ese sentido el problema se hace más grave.

No son los pobres los únicos que consumen drogas, en todo caso compran aquellos enervantes que les resultan accesibles a su bolsillo; los jóvenes de estratos más elevados también tienen sus adicciones.

En ese sentido, cualquier plan para combatir las adicciones, estará trunco si solamente considera atender a la población de bajos recursos y no formaliza una estrategia para ir a buscarlos y atenderlos en otros sectores de mejor condición económica.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Todo fue cuestión de que Javier Gándara asomara la cabeza en un vídeo para que se le dijeran algunas verdades, porque además de lo que aquí escribimos, resulta que Adrián Espinoza, aspirante a dirigir el PAN, también le dedicó unas cuantas verdades, en otro vídeo, y hasta dejó la impresión de que el ex candidato del PAN al Gobierno de Sonora tiene metidas las manos en el proceso electoral.

Lo anterior evidencia que al interior del panismo no existe un enfrentamiento de caballeros, lo que sí hay es una guerra civil entre distintas facciones por quedarse con el cascarón del PAN, para desde ahí construir proyectos personales o impulsar aquellos de los aliados.

2.- El Fiscal Anticorrupción de Sonora, Odracir Espinoza declaró que tienen abiertas más de un centenar de investigaciones en contra de ex funcionarios del gobierno de Guillermo Padrés, pero lo más importante es que dijo hay 33 investigaciones que ya concluyeron.

El asunto es que de esos 33 procesos abiertos, solamente sabemos: 1) que Jorge Morales está detenido; 2) que cuatro ex funcionarios de la SEC están prófugos y uno acude a firmar a los juzgados cada viernes y 3) que Roberto Romero López, ex secretario de Gobierno y su esposa Mónica Robles Manzanedo, ex diputada local,  son prófugos de la justicia.

De los otros 30 no se sabe nada; es decir si un juez liberó las órdenes de aprehensión o si la Fiscalía Anticorrupción de Sonora determinó no existían elementos para proceder y optó por cerrar las investigaciones.

3.- Desde las instancias policiacas nos dicen que agentes de la Policía Estatal se bajaron de las patrullas y recorrieron varias colonias a pie para dialogar con los vecinos; una de las colonias que citan es la Olivares, pero déjeme decirle que por ahí no se vio a ningún policía recorriendo las calles a pie.

Conozco la extensión de ese sector, pero si con tanta ligereza mencionan que recorrió la colonia, se entiende que fue en su totalidad y en ese sentido hay una falsedad; a lo mejor recorrieron algunas calles, pero le aseguro que el 95 por ciento quedó sin ser visitada.

Y si mintieron en una, qué les cuesta mentir con las otras.

4.- Al doctor Gilberto Ungson Beltrán le urge salir a aclarar lo que sucede en la Secretaría de Salud porque ya existen evidencias de que ahí está una base aérea de gran importancia y muy costosa para el erario público.

Son muchos “los aviadores” disfrazados de delegados sindicales, cuestan sumas millonarias y además la mayoría son amigos personales, familiares o allegados del dirigente sindical Mario Villalobos García.

Debemos recordarle al doctor Ungson Beltrán que la corrupción no solamente implica robarse los recursos públicos, no cuidarlos bien también se considera corrupción y en la Secretaría de Salud es evidente les importa muy poco el costo de ese cuerpo de “aviadores”, porque en lugar de disminuir aumentó con este gobierno.

 

Otros Juglares:

–“Los porcentajes desfavorables de (Donald) Trump rebasan por mucho  los de Hillary Clinton, a pesar de que la virtual nominada demócrata ha recibido las peores calificaciones de dos décadas de vida pública”, lo dijeron “The Washington Post” y “ABC News” al publicar una consulta pública donde se muestra que el Republicano Trump perdió terreno y 7 de cada 10 votantes lo rechazan, sean liberales o conservadores; pero igual redujo su popularidad entre mujeres republicanas y varones demócratas.

 

Gracias por su atención, hasta el viernes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Dejar respuesta