La generalidad que nada dice

0
286

Antes de cualquier cosa empiezo diciendo que el señor Raúl Guillén López, tiene un currículum académico impresionante, con tres libros de su autoría, otros tres en colaboración, un tercio más que tiene en el tintero, implementó el Nuevo Sistema de Justicia Penal en un tiempo récord de ocho meses, luego de que en ocho años no se hizo nada.

Sus estudios en derecho y su calidad de investigador de la Universidad de Sonora, además de los grados académicos obtenidos, sin lugar a dudas lo convierten en un personaje de muy buen perfil para ser rector de la Máxima Casa de Estudios.

Sin embargo, en la plática con el Grupo Contrapunto 10 me decepcionó.

Entiendo su postura de negar ser “el candidato oficial”, ni aunque lo fuera él aceptaría ese calificativo, porque de entrada lo descalifica ante la Comunidad Universitaria, de ahí su insistencia en no aceptar que hay dados cargados a su favor, algo que por cierto solamente está a nivel de sospecha, por el momento.

Lo que incomoda mucho es que un investigador con los blasones académicos como los que puede presumir Raúl Guillén López, se presente como aspirante a la rectoría sin un proyecto sobre las acciones a realizar.

Al menos en la plática con Grupo Contrapunto 10, su expresión no pasó de buenos deseos, como por ejemplo: “que a la Universidad le vaya bien”; lo cual equivaldría tanto como si un candidato a cualquier puesto de elección popular ofreciera la salida del sol para mañana.

Guillén López asume una postura cómoda porque no manifiesta un compromiso de acciones a realizar de inmediato y prefiere quedarse en las generalidades que nada dicen ni aportan.

Esa carencia de propuesta concreta para atender la problemática universitaria es precisamente lo que genera la percepción de que su aspiración está sustentada en un “padrinazgo”, como si de pronto alguien lo consideró el más idóneo y lo lanzó al ruedo, pero sin estar preparado para responder cuestionamientos.

Todo lo que comenta Guillén López se circunscribe a tres expresiones generales: “Que a la Universidad de le vaya bien”, “mantener la cercanía y el diálogo con todos los actores” y “buscar fórmulas y mecanismos para esto y aquello”. Esas mismas expresiones se han escuchado de todos los rectores anteriores, desde Jorge Luis Ibarra Mendívil hasta Heriberto Grijalva Monteverde y en honor a la verdad se quedaron solamente en expresiones de buenas intenciones.

Pero a estas alturas, ya no se trata de decir el “qué” va a hacer, sino manifestar los “cómo”; ese es el punto fino de cualquier aspirante y eso precisamente es lo que don Raúl Guillén todavía no atina a estructurar.

Me sorprendió que un intelectual como él, insisto que con los méritos probados, llegue con tan poco aporte a una contienda, donde lo que importa precisamente es la propuesta. Si en su entrevista con la Junta Universitaria se limita a recitar las generalidades que hizo con el grupo de periodistas y a pesar de eso, pasa a ser uno de los cinco candidatos, con mayor razón se pensará que es “el candidato oficial”.

Ahora, si no pasa la primer criba, la única razón para ello es precisamente no tener un aporte real, documentado en una propuesta, con que defender su aspiración.

Por supuesto, todavía le queda mucho tiempo para armar un proyecto más preciso, aterrizado y diseñado para enfrentar todos los problemas que aquejan a la Universidad de Sonora y a partir de eso proyectar su gran trasformación, esa renovación que tanto pregona el doctor Guillén López.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Agradezco en todo lo que vale la tarjeta de felicitación que firmó la gobernadora Claudia Pavlovich con motivos de mi cumpleaños, aunque todavía no llega; la verdad me sorprendió el tono tan ceremonioso y de “usted” con el cual se dirige a este columnista. ¿Será parte de la austeridad?

¡¡Tan suave cuando me tuteaba!!

2.- Es una lástima que para los pueblos del Río Sonora no hay vía para tren; si la hubiera el llamado “Vagón de la Salud” bien podría atender a tanta familia de esa región que padece enfermedades de todo tipo, pero particularmente aquellas que enfermaron por el derrame de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre, y de paso le daría a Grupo México la oportunidad de darse una limpiada de imagen, que mucho le hace falta.

3.- Desde este modesto espacio felicito muy cordialmente a la señora Sofía Amavizca, esposa –y ella tiene la culpa—de Armando Vázquez Alegría, porque ayer presentó su examen para obtener el grado de doctorado y aprobó con excelencia.

La recuerdo de jovencita, allá por los llanos del “Quituy”, en la entrada que conduce al “Real del Alamito”, cuando un imberbe y enamorado señor Vázquez, no le podía ganar la discusión, pero además no atinó en llevar una bolsa de sabritas para compartir con tan, en ese momento, famélica dama y todavía, para mayor bochorno, dio el espectáculo con una botella de caguama en la Plaza de Zubeldía y es todo lo que diré.

Esa mujer ostenta, porque se lo ganó a toda ley, el grado de Doctora y me congratulo de tener su amistad… ¡Felicidades Sofía!

4.- Un excelente elenco operístico es el que armó para el Festival Alfonso Ortiz Tirado 2017 (FAOT), Mario Welfo Álvarez Beltrán, pero además le agregó dos cerezas al pastel: la presentación del grupo “Los Ángeles Azules” y del tenor Paul Potts, famoso por participar en un Reality Show en Inglaterra.

No faltarán los doctos que vean algún detalle y eso les sirva para criticar o cuestionar a Mario Welfo, pero lo cierto es que la difusión del arte y la cultura es uno de los grandes aciertos del gobierno de Claudia Pavlovich, algo en lo cual el director del Instituto Sonorense de Cultura tiene mucho que ver.

En cuanto al FAOT 2017, cuya sede es Alamos, Sonora, también contará con seis subsedes en Sonora y subsedes en Ciudad de México, en Baja California sur y en Tucson, Arizona; si desea ir, vaya apartando lugar porque inicia el 20 de enero y concluye el 28 del mismo mes.

5.- Definitivamente el señor Jesús Ramón Díaz Beltrán, ex secretario de Javier Gándara, y actual dirigente del PAN en Hermosillo, es un cínico y  desvergonzado; pero también un faquir.

Es cínico y desvergonzado porque dice que el gobierno de “Maloro” Acosta es quien aprobó el aumento del 35 por ciento para tratamiento de aguas residuales, cuando en realidad esa responsabilidad le corresponde a su jefe Javier Gándara.

Es un faquir, porque eso lo dijo sin dejar que le salieran los hilillos de sangre por la comisura de la boca, producto del mordidón de lengua que se dio.

También salió a decir que no aprueban la concesión del alumbrado público, con muy mal cálculo del tiempo, porque eso ya quedó aprobado en Cabildo, donde por cierto los regidores del PAN votaron a favor.

Con esa calidad de dirigencia, el PAN ¡va bien, va muy bien!

 

Otros Juglares:

–“El presupuesto es austero, pero además en el presupuesto de egresos se contempla el artículo del Decreto de Austeridad y por ello con los 56.4 mil millones de pesos se tiene que hacer mucho más. Todos aquellos ahorros que se tengan con ese Decreto de Austeridad se van a ir para rubros muy específicos, como salud, principalmente al Isssteson, para poder amortiguar ese déficit tan grande que tiene”.

Lo dijo la diputada Flor Ayala Robles Linares, tras que ayer se aprobara el Paquete Fiscal para Sonora 2017 y con ello el presupuesto de egresos que llega a los 56 mil 451 millones 900 mil pesos y al que los diputados califican un presupuesto “con sentido social, hecho de manera responsable y trasparente”.

 

Gracias por su atención, hasta el viernes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Pd.- Nos puede escuchar por la señal de Radio Sonora (94.7 FM), de lunes a viernes en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta