La violencia espanta todo

0
86

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Las autoridades de Seguridad Pública pueden salir este viernes a decir que Sonora es el estado más seguro del norte del país, también pueden sacar algún indicador del Semáforo Delictivo donde eso se valide, pero los hechos violentos que se han presentado en Guaymas, Cajeme y Hermosillo le dirán al ciudadano que eso es falso.

La realidad es que los actos de violencia y los hechos de sangre en la calle, donde las balaceras con armas largas asustan a todos, han sido una constante.

Es verdad que no llegamos a los estándares de violencia de otras entidades, pero eso no puede ser la explicación al ciudadano que se espanta e intimida ante los hechos violentos.

En Hermosillo suman 30 muertes violentas, más de un tercio de ellas se han presentado los últimos 20 días; pero además se cuentan dos narcomensajes, uno de ellos colocado muy cerca del domicilio de la alcaldesa Célida López, advirtiéndole no traer un Comisario de Policía que pudiera favorecer a un Cártel y la otra –que apareció ayer en las inmediaciones de la Universidad de Sonora—donde señalan que ella pactó con un grupo del crimen organizado y con ello tratando de explicar la ola de violencia que se vive en el Capital de Sonora.

Las autoridades municipales, que tanto ofrecieron atender el tema de inseguridad pública, ni siquiera han atinado a nombrar un Comisario de Policía y la única medida que han anunciado es volver a instalar retenes, una acción eminentemente recaudatoria y que inhibe las actividades nocturnas en la Capital.

Si la alcaldesa Célida López piensa que la cacería de borrachos es una acción estratégica para disuadir a los grupos organizados de criminales de cometer fechorías, es muestra de que su intención no es combatir la inseguridad pública, sino utilizarla como pretexto para “bolsear” ciudadanos.

Pero la inseguridad no solamente es un problema de la Capital, también Cajeme tiene una larga estela de sangre derramada en sus calles, allá suman 50 los asesinatos de personas, algunos de ellos en hechos dantescos, al grado de que esa ciudad se ha convertido en la más violenta de Sonora.

En Ciudad Obregón se han aplicado operativos de vigilancia por parte del Ejército, la Gendarmería, las Policías Estatales y la municipal, pero ni siquiera con esa fuerte presencia de las corporaciones se ha logrado disminuir el grado de violencia que aterroriza a sus ciudadanos.

Llega a tal grado el nivel de invulnerabilidad que sienten los grupos delincuenciales, que ayer al medio día, un comando de sicarios atacó a policías municipales de Guaymas y mató a cinco de ellos, además de dejar heridos a otros dos.

Los policías asesinados son: el Comandante Enrique Alamillos Romero, los agentes Marlon Islas, Manuel Pedro Corral Velázquez, Dulce Alejandra Rojo Nava –quedaron heridos pero murieron al ser trasladados para recibir atención médica– y el Policía Tercero del departamento de Tránsito, Abraham García Corona. Por el número de muertos, la hora del ataque, el sitio de la emboscada –en una zona llena de escuelas y justo a la hora de salida de los escolares– este es el ataque de un grupo criminal más grave que ha sufrido cualquier cuerpo policial en la historia de Sonora.

Las motivaciones del ataque pueden tener explicación en sucesos acaecidos meses atrás, pero eso no quita el miedo y al contrario intimida mucho más a los ciudadanos, que aterrorizados solamente atinaron a correr para evitar ser impactos por las balas.

Ya la escalada de violencia no se da en un “pleito por la plaza”, el tema ya alcanzó los ajustes de cuentas en contra de corporaciones policiacas y eso solamente indica que no hay ningún temor en los grupos de sicarios.

El problema es tan grave que amerita un operativo intenso de parte de las corporaciones policiacas estatales, también se requiere una coordinación inmediata con los cuerpos policiacos municipales, pero también muestra que más allá del uso de la tecnología que tanto presumen las autoridades de Seguridad Pública, resulta evidente que los asesinos tienen la plena seguridad de que sus fechorías quedarán impunes y eso es lo que más valor les da para seguir sembrando miedo.

¿Qué tanto se sienten impunes? Bueno, es cuestión de ver el vídeo donde una persona, en pleno bulevar Morelos de Hermosillo, saca una pistola de su vehículo en movimiento, vacía el cargador con disparos al aire y no pasó nada.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Pues a pesar de la negativa de los diputados de Morena, el resto de las fracciones legislativas se pusieron de acuerdo y salomónicamente decidier que 15 de los 16 empleados despedidos del Congreso del Estado, regresaran a su trabajo.

Ayer, mientras se llevaba a cabo la Sesión en el Pleno, hasta los dos pisos superiores del Congreso llegaron cerrajeros para abrir las puertas de las oficinas y cambiar las chapas, las mismas que antes habían cambiado los asesores de Morena, con ello los directivos pudieron acceder a sus espacios y retomar sus funciones.

2.- “Por sus hechos los conoceréis”, reza una expresión bíblica y debe aplicarse a algunos legisladores de Morena que les ha dado por acusar de traición al diputado del PT, Rodolfo Lizárraga quien en un acto de congruencia se ha negado sistemáticamente a ser comparsa de las ilegalidades que pretenden llevar a cabo en el Legislativo.

Diputados como Raúl “El Pollo” Castelo y la legisladora Diana Salazar, quienes militaban en el PAN apenas el año pasado, han tenido el descaro de asegurar que su compañero Rodolfo Lizárraga traicionó a Morena, pero el Petista les ha respondido con prestancia que los advenedizos son ellos.

La andanada contra el diputado Rodolfo Lizárraga alcanza a personajes como Erich Moncada, propuesto para ser director de Comunicación Social del Congreso del Estado, quien también calificó de traidor al legislador guaymense.

Entiendo que en la fracción legislativa de Morena hay de todo, es tuttifruti como la calificó Jaime Moreno Berry; pero es importante que la coordinadora de la bancada, Ernestina Castro Valenzuela defina si la agenda parlamentaria que van impulsar tiene considerada la venganza de los seguidores de Guillermo Padrés que están agazapados como si fueran auténticos morenistas, porque son ellos los que están generando una grave fractura con las otras fuerzas políticas que eran sus aliados.

3.- La diputada del PAN, Alejandra López Noriega presentó un exhorto en el Congreso del Estado donde se pedía a la Presidencia de la República –léase López Obrador—a la Cámara de Diputados y Senadores –ambas dominadas por Morena—que se eliminara el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS), causante del encarecimiento de la gasolina.

Un exhorto no tiene mayor efecto que sentar un precedente sobre algún tema, en la práctica los exhortos son letra muerta; diputados del PRI han votado en varias ocasiones exhortos a la Gobernadora o al Presidente de la República sabedores de que no pasa nada.

El caso es que esa petición no tuvo eco en la bancada de Morena y ellos, juntos con sus aliados, votaron en contra de pedir la eliminación del IEPS y con eso mandan el mensaje de que ese ofrecimiento de campaña no pretenden cumplirlo.

Eso solamente muestra la falta de oficio político y el desconocimiento que tienen las decisiones que toman.

4.- Desde que existe el WhatsApp como herramienta para compartir información; el gobierno del Estado, el Congreso y los Ayuntamientos han creado grupos para hacer llegar comunicados y poder interactuar con los periodistas.

Sin embargo, en el Ayuntamiento de Hermosillo, la modalidad es que en el grupo que  crearon solamente ellos pueden subir información, sin aceptar que los periodistas podamos interactuar.

Tal parece que a Célida López y a su directora de Comunicación Social, Doris Arenas –¿si trabaja en el Ayuntamiento?—les da pavor leer las críticas o las sugerencias que pueden hacer los reporteros que utilizan la información que generan.

Sería muy positivo reconsideraran en esa medida que habla mucho de su cerrazón y poca apertura a debatir las ideas, al final de cuentas es en esos grupos donde tienen el primer pulso del impacto de sus acciones.

Por lo pronto este Juglar se dio de baja, no tiene caso estar leyendo monólogos propagandísticos de lo bien que están haciendo las cosas y no poder ni siquiera ponerles una figurita con una nariz enorme.

Otros Juglares:

–“Esto es una traición para los sonorenses, rechazar las urgencias de enviar al Congreso de la Unión el quitar el impuesto a la gasolina cuando en estos momentos se está analizando el presupuesto sin sensibilizarse de las afectaciones que esto implica en el bolsillo de los ciudadanos.

“Los diputados de Morena y sus aliados le han dado la espalda a los ciudadanos al no ver la necesidad de urgencia de la aprobación  de la eliminación del IEPS. El bolsillo sonorenses ya no puede esperar más y eso no lo han entendido; una vez más, su actuar demuestra que  engañan a los ciudadanos, la expectativa de que las cosas serían diferentes no las han cumplido, ni las cumplirán”.

Lo dijo la diputada del PAN en el Congreso de Sonora, Alejandra López Noriega como una reacción ante la negativa de los diputados de Morena, PES, PT y Movimiento Ciudadano que consideraron el tema como no urgente y lo mandaron a Comisión.

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here