Les ofrece lo que no quieren

0
64

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Uno de los grandes choques que ahora dividen a Morena es el cierre de oportunidades para sus militantes, por distintos rumbos del estado hay voces que se alzan para decir que la militancia está obligada a callar y obedecer lo que digan sus liderazgos, a ser testigos mudos y aplaudidores de las candidaturas que se entregan.

A mucha de la militancia de Morena no le agrada que a la hora de entregar candidaturas se les haga a un lado para darle paso a un perfil nuevo, a un recién llegado, sea de la sociedad civil o importando de otro partido.

Pero eso es justamente lo que ofrece el doctor Alfonso Durazo Montaño y así lo dejó muy claro en su participación en el programa “Pros y Contras” que trasmite Televisa Hermosillo.

El candidato de Morena, Alfonso Durazo dice que en su partido “se vale levantar la mano”, con lo cual indica que quienes deseen participar como candidatos pueden postularse para hacerlo y expone que eso se hace con reglas claras y bien definidas: se requiere haber creado comités para tener una base de apoyo a la aspiración y someterse a una encuesta para definir la candidatura.

El indica que la visión debe ser incluyente y se deben considerar todos los perfiles de la sociedad civil que deseen participar, pero que el solo hecho de invitarlos no garantiza que vayan a ganar la candidatura, porque al igual que los militantes deben someterse a los procesos de selección.

En la teoría la ruta que expone Durazo Montaño pareciera justa y hasta esperanzadora para aquellos que aspiren a un cargo de elección popular. En la realidad es una simulación democrática que solamente busca justificar un dedazo.

A estas alturas el mismo Durazo Montaño que ya se ostenta como el candidato viene precedido de un “dedazo” presidencial y no hubo encuesta que lo eligiera; probablemente se dará una en el futuro inmediato, pero ya se encargó de deshacerse de sus rivales, como el caso de la maestra Petra Santos.

Pero además, las encuestas en Morena no les “salen bien”.

Para elegir su dirigencia nacional ese fue el método de selección y todo terminó en una cena de negros.

En el pasado reciente, el método de las encuestas fue una fórmula que solamente sirvió para decirle a algunos: “Gracias por participar” y para validar el triunfo de otros que eran unos perfectos desconocidos para las huestes morenistas, como lo fue el caso de Lilly Téllez o de la propia alcaldesa de Hermosillo, Celida Teresa López Cárdenas, pero que recibieron la bendición “del dedo divino” y por ello fueron contendientes.

Si de algo se quejan los militantes es que Morena es un partido donde caben muchos pero muy pocos participan, es una fila de aspirantes que no avanza porque los de enfrente se van a un cargo pero luego regresan a contender otra vez y se colocan de nuevo en los primeros lugares.

En la elección de candidatos los que van a ganar las encuestas de Morena son aquellos que tengan recursos para promocionarse: alcaldes que pueden movilizar estructuras, diputados federales y locales, los primeros sin tener que pedir licencia para dejar el cargo, que van a tener los recursos del Congreso, federal y estatal, para recorrer distritos y lograr apoyos.

Las encuestas van a validar al interior de Morena un “dedazo” anunciado, eso lo saben muchos militantes y por ello desde ahora ya se quejan de que los excluyen, los hacen a un lado y no les dan la oportunidad de participar.

Curioso porque los primeros a los que hacen a un lado es a los viejos militantes de izquierda, a los luchadores sociales que dieron la cara contra las autoridades municipales y estatales en marchas de protesta, aquellos que se atrevieron a ser discordantes con el estatus quo, esos que en el PRD acompañaron a López Obrador en dos ocasiones y no dudaron en emigrar a Morena para seguir con la lucha; pero ahora, cuando finalmente creyeron habían ganado, se dan cuenta que son relegados porque sus posturas se consideran radicales y altisonantes.

Esa es la dicotomía de Morena y de Alfonso Durazo, requiere de las bases militantes para ganar, pero esas bases están afianzadas a determinados liderazgos que ahora no son tan dóciles y cuya intención de participar se ve frenada por la llegada de los empresarios, los perfiles de la sociedad civil  promovidos por el propio Candidato de Morena y que son necesarios para Durazo Montaño a fin de mostrar un rostro nuevo, un partido moderno y con perfiles que no “espanten” el voto ciudadano, pero que necesariamente deben ser impuestos porque por sí solos no pueden ganar una interna por ser rechazados al interior del partido.

Difícil el camino para Alfonso Durazo y más difícil para los militantes de Morena que se van a quedar, otra vez, con las ganas de participar y ser parte del proceso transformador que promueve su partido.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Interesante lo dicho por Alfonso Durazo también en “Pros y Contras” en lo referente a la presencia del Gobierno de Sonora con respecto a ciertos temas, pero particularmente cuando acusa corrupción, sin señalar casos particulares, pero si siendo preciso en su existencia al decir “la corrupción es el gran problema del retroceso en Sonora”.

Severo es el candidato de Morena cuando dice que el gobierno de Claudia Pavlovich es de “déficit”, con lo cual indica que ha quedado a deber; acusa también que el gobierno de Sonora no acompaña al gobierno federal en programas específicos para brindar ayuda a mujeres de la zona rural y de las etnias.

Señala que en el presupuesto no hay el apoyo suficiente para la Fiscalía General de Justicia (FGJ) a fin de que tenga recursos para atender temas como la violencia intrafamiliar, violencia contra mujeres y feminicidios.

Y curioso, elogia a Manlio Fabio Beltrones sin querer porque cita que en algún momento Hermosillo fue considerada “la Capital del Noroeste” dado al empuje que mostraba Sonora, al ser la segunda entidad fronteriza en crecimiento, superado solo por Nuevo León, y ser ejemplo nacional en producción agrícola; el mote de “Capital de Noroeste” se dio justamente siendo Manlio Beltrones gobernador de Sonora.

2.- Entre muchas de las cosas que el presidente López Obrador aseguró en su octavo informe de gobierno, de ayer 1 de diciembre, está la de cuantificar un ahorro de un billón 300 mil millones de pesos en los dos años de su gobierno.

La cifra es exorbitante y pudiera ser creíble si no fuera evidente la falta de muchas cosas, entre ellas medicinas para atender el ramo de la salud, aunque siempre existe la posibilidad de que dicha cantidad de dinero sea solamente uno de “los otros datos” que el presidente suele tener en su muy alimentada imaginación.

No existe un solo elementos, algún indicador, una estadística, un documento o un anuncio previo que de validez a la expresión del Presidente; lo pueden creer sus fanáticos y aplaudidores, pero un ahorro de esa naturaleza sería claramente visible si se utilizara, sobre todo ahora en la pandemia, con la mitad de ese ahorro moderniza el sector salud, garantiza medicinas y establece un plan de reactivación económica para apoyar empresas y fomentar el empleo, pero no hay nada de eso y por tanto todo queda en una “pejeilusión”.

Otros Juglares:

–““En realidad hemos sido  testigos de un peligroso desmantelamiento institucional que ha vulnerado a los órganos autónomos; un desmantelamiento de las reformas estructurales, de la cancelación de políticas públicas; del retorno del centralismo presupuestal y a la concentración de poder unipersonal frente a un gabinete que profesa obediencia ciega”.

Expresión del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, al señalar que uno de los estandartes del gobierno federal era que en estos primeros dos años se establecerían las bases de una trasformación profunda en la vida pública y social de México, pero lo que se suponía era una transformación se convirtió en una “regresión democrática” que ni siquiera pudo sostener sus grandes banderas discursivas.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here