Los tiempos de la descomposición

0
219

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Existe una especie de maldición que afecta el ejercicio gubernamental a partir de que termina el segundo año de gobierno y que si no se corrige a tiempo, puede llevar un buen gobierno a convertirse en odiado y alejado de los diversos sectores sociales.

No significa que esté pasando en el gobierno de Claudia Pavlovich, pero es algo que viene presentándose en los últimos cuatro gobiernos de Sonora y es bueno hacer la advertencia para que se puedan exorcizar de esos demonios.

Se puede teorizar sobre los motivos por los cuales se genera esa desvinculación y hay una descomposición del gobierno, pero más allá de entrar en detalles, la realidad es que es una constante a partir de terminar el segundo año e iniciar el tercero.

Le pasó en grado superlativo a Guillermo Padrés; también a Eduardo Bours y Armando López Nogales; el propio Manlio Fabio Beltrones detectó el problema y no dejó lo secuestraran los grupos de poder a su alrededor.

A la fecha la gobernadora Claudia Pavlovich no ha permitido esa desvinculación, su contacto diario con la gente le permite detectar actitudes y acciones que la puedan llevar a una burbuja, pero es menester lanzar la alerta para que no vayan a ser inoculados con ese virus.

Ustedes preguntarán ¿cuál es la sintomatología?

Muy fácil.

Todo empieza cuando el gabinete se empieza a cargar de una hipersensibilidad; los funcionarios se sienten intocables, como si hubieran sido hechos a mano y no aceptan críticas ni cuestionamientos; la piel es tan sensible y delgada que la mínima mención negativa los altera y echan culpas a diestra y siniestra, no aceptan más que rosas y halagos porque su imagen se vuelve la parte principal, olvidándose que están ahí para gobernar y que ese acto genera desgaste.

De la hipersensibilidad se pasa a la reacción; generalmente esta parte se manifiesta en contra de los periodistas y los medios de comunicación; aparece la trágica “Política de Comunicación Social Chino Lam”, vienen los apretones, los reclamos y luego llegan “los castigos” a las voces críticas que se atreven a expresar un sentir diferente al oficial.

En este punto, los periodistas que antes fueron “amigos” pasan al grado de ser solamente “reporteros” y el trato cambia drásticamente, no solamente se les excluye y relega, también se les pretende “ahorcar” financieramente.

El tercer síntoma, que ya marca el alejamiento de la sociedad, es cuando un grupo, generalmente el primer círculo del gobernante, toma decisiones y las achaca a quien gobierna. Aquí se generan los abusos de poder, el mal trato a los ciudadanos y se derivan actos de corrupción.

En ese momento el gobernante ya fue secuestrado por un círculo de íntimos que asumen el control gubernamental, ellos toman decisiones erróneas más ligadas a intereses personales que a las políticas de gobierno y el desgaste de cada mal resultado se factura al gobernante. Entre más malas decisiones, más rápido el desgaste y eso fue evidente con Guillermo Padrés y su séquito de amigos que se apropiaron del gobierno.

En este punto ya no no hay amigos, ni aliados; todos se han convertido en potenciales enemigos, en críticos amargados e irredentos periodistas a quienes no se les da gusto con nada.

Ahí ya está todo descompuesto y no hay vuelta atrás porque el repudio social es tan alto que las derrotas electorales llegan y entonces a volver a tratar de congraciarse con los amigos olvidados y defenestrados.

Por desgracia esto se ha vuelto una constante y es menester lanzar la alerta; al momento no se aprecia ninguno de esos signos de descomposición, todo indica que la gobernadora Claudia Pavlovich tiene el antídoto para contrarrestarlo y se aprecia madurez en el pensamiento de sus colaboradores, el deseo es que nada les nuble la razón y estén blindados contra el mal de la lisonja y del “tú lo puedes todo”.

Mirna Rea: peladita y en la boca

No hay el menor asomo de duda de la capacidad empresarial de la señora Mirna Rea de López, con una gran visión fundó y levantó un gran empresa, tan firme como la varilla que vende; pero de eso a considerarla una experta en temas gubernamentales o de política hay una gran diferencia.

Hace unos días la señora Mirna Rea platicó con el grupo de periodistas Contrapunto 10; la charla no fue casualidad, forma parte de una estrategia de posicionamiento que ella trae para ver si tiene posibilidades de ser candidata del PAN a la alcaldía de Hermosillo.

No es un secreto que el gran impulsor de esa candidatura es precisamente su amigo y mentor, Javier Gándara Magaña; de hecho la única experiencia en actividades gubernamentales la tuvo como regidora en el gobierno municipal del 2009 al 2012 y si esa es su carta de presentación, pues es muy pobre.

Ahora, que Mirna Rea pretenda posicionarse no pasa por otro tipo de activismo, porque la Señora confió a Contrapunto 10 que ella no aspira a “pelear” la candidatura, en todo caso quiere serlo pero como aspirante única, sin rivales ni luchas internas.

También aseguró que no tiene la menor intención de invertir un céntimo de su peculio personal y que todo deberá ser financiado con los recursos propios del PAN y las aportaciones gubernamentales.

Con esas dos perlas de sabiduría emanadas de doña Mirna Rea, queda claro el gran nivel empresarial que tiene, pero muestra la pobreza política en que vive.

35 años de Radio Sonora

La gobernadora Claudia Pavlovich llegó hasta Radio Sonora a celebrar el XXXV Aniversario de ese medio de comunicación, el único que puede presumir de una cobertura del 97 por ciento de la población sonorense, ahí se comprometió a trabajar para extender la cobertura al cien por ciento de la geografía de Sonora.

En el interior de las instalaciones, la gobernadora Pavlovich Arellano inauguró la cabina 2 de trasmisiones y partió el pastel de la celebración. También reconoció el trabajo realizado por todo el personal de Radio Sonora, así como el crecimiento de la estación y el manejo de sus contenidos con acciones innovadoras como la inclusión del lenguaje de señas en su programación.

Muy merecido el reconocimiento que entregó a Guadalupe Gálvez por sus 33 años de trabajo en Radio Sonora, quien actualmente se desempeña como titular del departamento de Eventos Especiales.

Es un orgullo pertenecer a esa familia de comunicadores.

Otros Juglares:

–“Estoy muy contenta que se encuentren todos aquí, celebrando estos 35 años, han sido días de esfuerzo, de trabajo, de hacer más con menos, de hacer rendir los recursos, de cumplir con lo que establece la ley, de ir pasando de lo urgente a lo importante, que es reforzar los contenidos para nuestras audiencias”.

Lo dijo la gobernadora Claudia Pavlovich al celebrar el XXXV aniversario de Radio Sonora.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Saludos!!

Nos puede seguir en Twitter en la cuenta @CanoFrancoR

Dejar respuesta