Memo Padrés no, “el padrecismo” sí.

0
62

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

En Morena dicen que el ex gobernador Guillermo Padrés no es uno de los operadores políticos que trabajan para su causa, con ello se deslindan de su presencia y pretenden acallar rumores para evitar un contagio de la mala imagen que acompaña al ex mandatario del PAN.

En los últimos días se mencionó y aparecieron informes de que Guillermo Padrés Elías estaba trabajado para Morena y la causa de Alfonso Durazo; por supuesto, nadie quiere la enorme carga negativa que trae sobre sí la figura del ex gobernador.

Si ya de por sí, Alfonso Durazo sale vapuleado de la Secretaría de Seguridad Pública y llega a Sonora con señalamientos unánimes que su gestión fue un fracaso, no está el horno para bollos y menos cuando se trata de Guillermo Padrés.

Por eso hace bien Morena en deslindarse de inmediato y dejar en claro que no hay vínculos directos con el ex gobernador.

Pero una cosa es que Guillermo Padrés no sea un operador y otra que lo que se conoce como “padrecismo” esté ausente de las filas de Morena.

“El Padrecismo” se identifica como un grupo de personajes que durante el gobierno de Guillermo Padrés ocuparon cargos de gobierno importante, pero también hay figuras que sin ser funcionarios fueron beneficiados, aliados y hasta financieros del ex gobernador.

En las filas de Morena, incluso en cargos públicos en el poder legislativo, los ayuntamientos, regidurías y como operadores electorales, hay muchos  de esos “padrecistas” que emigraron a Morena y ahí están sin maquillaje.

Algunos otros operan agazapados y se dicen panistas ultraortodoxos que se niegan a una alianza con el PRI, pero en su flaca memoria se les olvidó cuando, para salvar su pellejo, operaron a favor del gobierno del Estado bajo la condición de que no los fueran a molestar.

Ahí está el caso del ex secretario de gobierno con Guillermo Padrés, Roberto Romero López, ahora se opone a la alianza y se manifiesta como un panista que propone ir solos en la elección.

Ya se le olvidó cuando llegó hasta las puertas de la casa de la entonces diputada Lissette López Godínez, su comadre y hoy Secretaria General del PAN, para con lágrimas en los ojos pedirle que votara a favor de la aprobación de un crédito por 5 mil millones de pesos, en ese momento actuaba como operador a favor de una acción que el PAN rechazaba.

Fue tanto el llanto y la manipulación basada en la amistad, que la diputada López

Godínez finalmente votó como su compadre, Roberto Romero, le pidió a pesar de que eso le valió casi la expulsión de las filas del PAN y perdió la confianza del coordinador parlamentario, Moisés Gómez Reyna, al grado de que fue separada temporalmente del grupo legislativo.

Ahora, Roberto Romero, una de las figuras del “padrecismo” aparece como la voz doctrinaria del PAN, aquel que dice no a la alianza, pero encubiertamente su acción de zapa en las filas del panismo termina por ser lo que más conviene a Morena.

Puede que Guillermo Padrés no opere para Morena, pero ahí está el empresario Gómez Morrillas, cuyo dinero sigue financiando proyectos políticos al igual que lo hiciera con Guillermo Padrés; ahí está el diputado “Pollo” Castelo, un auténtico “lomo de liebre” que fue un aplaudidor de las políticas hidráulicas del gobierno panista en el sur de Sonora, pero ahora aparece como un aliado de la gente del sur de Sonora, ya en su papel de diputado por Morena.

La gran queja de los militantes de izquierda, de los de a deverás, es que el “padrecismo” se enquistó en Morena y les quitó la oportunidad de contender por cargos de elección popular.

Esto es como el dicen los rancheros: no hace falta ver el gallo, con los huevos que ponen las gallinas se sabe de su existencia.

¡Ooootravez Benjamín!

Ya el alcoholismo de Benjamín Hurtado lo llevó a ser objeto de una severa crítica y hasta dicen que perdió su trabajo como delegado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuando policías municipales lo abordaron por fuera de una boutique de carnes y se portó altanero y prepotente con los agentes.

El viernes volvió a las andadas.

En un conocido restaurante de Mariscos en Hermosillo, Benjamín Hurtado se comportó como un energúmeno: golpeó a una mesara, a varios comensales, volvió a sacar a relucir su lado violento, la prepotencia y la altanería; pero a diferencia de la ocasión anterior, ahora sí fue subido a una patrulla y trasladado a la Comandancia de Policía en espera de que se presentaran denuncias por sus acciones.

Y al igual que la ocasión anterior la señora Petra Santos Ortiz fue una víctima colateral. Como sucedió la primera ocasión, Petra Santos era la compañera de farra de Hurtado Aguirre y en una situación similar, fue ella la que intentó minimizar la situación e incluso pedía con insistencia que no grabarán la actitud de su amigo.

A querer y no, Benjamín Hurtado es una vergüenza para Morena porque es el partido en el que milita y es, o fue, funcionario público del gobierno de la 4Ty ya circula una foto por ahí muy abrazado con Alfonso Durazo.

Lo que da tristeza es el papel deplorable que en todo esto termina jugando la señora Petra Santos; si bien no es responsable de las acciones que comete su amigo, se ha convertido en la mejor cuidadora de borrachos de Sonora y ese es un título ganado a ley.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Si como pregonan que un grupo de 300 priístas de Huatabampo se pasó a las filas del PT, como lo anunció su dirigente en Sonora, Ramón Flores, entonces el Tricolor se quedó solo en aquel municipio del sur de Sonora.

Lo cierto es que un ex militante del PRI, Pedro Iván Mendívil, decidió irse al Partido del Trabajo y eso no es ninguna novedad, constantemente hay “chapulineo” de políticos que brincan de un partido a otro; pero los 300 priístas que presume Ramón Flores no se ven por ningún lado en las fotos que acompañan la información.

Luego es muy fácil para algunos dirigentes de partido político, como ahora con Ramón Flores, sumar a una persona a sus filas y decir que con él se van cientos de personas; la realidad es que hay un desafiliado al PRI y uno que se afilia al PT; los otros 299 están en la imaginación.

2.- Allá en Guadalajara hay un grupo que se autodenomina “Colectivo Arpías Anarquistas GDL”, son mujeres que dicen luchar por las causas feministas y organizaron una concentración –de esas que luego terminan violentamente—pero con gran autoritarismo emitieron una lista de periodistas, hombres y mujeres, que no querían ver en la marcha.

Se trata de un atentado a la libertad de expresión y un acto discriminatorio, por más que pretendan aparentar que es muy su concentración; ni ellas, ni nadie puede vetar o exigir que un periodista cumpla con su misión de informar.

Lo que este tipo de grupos no quieren, es que se documente en fotos, vídeos o crónicas informativas los desmanes que realizan; porque en tratándose de una auténtica lucha por las causas de las mujeres nadie puede cuestionar que existe razón; donde estos colectivos feministas se equivocan es en el vandalismo y la violencia que luego es más trascendente que sus propias demandas.

Lo más lamentable es que estos grupos que dicen luchar por las causas de las mujeres, discriminan a mujeres periodistas por el simple hecho de que dan cuenta de sus acciones.

Así o más grande la intolerancia y la cerrazón.

Otros Juglares:

–“Morena solo pacta y hace alianzas con la gente. La información que circula en reses sobre un supuesto trato con el ex gobernador @guillermopadres es falsa y una muestra clara del miedo al avance de la transformación. Pronto pondremos el poder al servicios de tod@s l@s sonorenses”.

Aclaración innecesaria del vocero de Alfonso Durazo, Adolfo Salazar, con la cual salió al paso de versiones que ubicaban a Guillermo Padrés Elías como uno de los operadores políticos de Morena.

Gracias por su atención, hasta el martes Si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here