No es lo mismo borracho que cantinero

0
22

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

A  la diputada Wendy Briceño le echaron un panal de avispas asiáticas encima.

Todo empezó cuando la diputada Wendy Briceño Zuloaga subió una carta donde establecía sus compromisos con Hermosillo, derivado del aniversario CCCXX (320) de la fundación de la hoy Capital de Sonora; a partir de eso ella se queja de la orquestación de una campaña de desprestigio en redes sociales.

En una especie de denuncia –que pretende ser publica por manejarla en sus propias cuentas de redes sociales–, la diputada Briceño Zuloaga asevera que tras rastrear las cuentas de donde salían los ataques pudo establecer que fueron creadas apenas en febrero de este año, no tienen más de 10 seguidores y que los textos eran muy similares en las expresiones contra su persona.

Cuando llega el momento de desenmascarar a los perpetradores de lo que ella llama “campaña negra” en su contra, la diputada Wendy Briceño se queda corta y solamente atina a generalizar en la descripción, aduciendo que esas cuentas “siguen y son seguidas por un personaje perverso, misógino, que se alquila al mejor postor y que ha sido evidenciado en sus negocios de creación de trolls y campañas negras” y la prueba de lo anterior es que ese “personaje” estuvo interactuando con esos perfiles.

Lo extraño del asunto es que al tener identificado al autor intelectual de esa campaña no debería guardarse el nombre, si ya tomó la decisión de lanzar una acusación, lo correcto y valiente, es señalarlo y exhibirlo públicamente para que no existan dudas de quien se trata, pero ella prefiere seguir con su juego de luces y sombras.

En esa misma postura asegura que la responsabilidad de la campaña negra en contra de su persona recae “en una instancia de gobierno”, no indica si es el municipal, estatal o federal, simplemente establece que ella es un víctima acosada, hostigada y defenestrada en redes con cuentas pagadas con dinero público y todo eso es auspiciado por personajes (así, en plural) interesados en adelantar tiempos electorales marcando el tono en base a golpeteos y campañas negras.

Puede ser cierto lo que cita la diputada Briceño Zuloaga, pero la generalidad de su denuncia la convierte en una acusación ambigua y sin sustento; dicen que quien acusa tiene la carga de la prueba, pero ella no aporta prueba alguna o los nombres de los perpetradores que la atacan, con su argumentación solamente fomenta la especulación y atiza a las mismas campañas negras que dice no promover.

No tiene sentido salir a defenderse con generalidades; si realmente tiene los elementos que sustentan sus aseveraciones, la Diputada no debería dudar en hacerlos públicos y con ello exhibir a esos personajes que asegura tener identificados, pero además como servidora pública, lo correcto sería presentar la denuncia correspondiente (sea por la campaña negra o por lo del uso de dinero público), con eso sentaría un precedente que elevaría su calidad moral al mismo tiempo que daría validez a sus señalamientos.

La pretensión de Wendy Briceño no parece ir en el sentido de la auténtica denuncia, más parece una advertencia a sus adversarios de que los tiene identificados y que ella va a buscar ubicarse en el papel del rival más débil, la victimización como herramienta de posicionamiento electoral.

Ahora, lo importante es precisar el punto de la instancia de gobierno desde donde la atacan; si se trata del Ayuntamiento de Hermosillo, simplemente le están haciendo pagar las facturas que debe a la alcaldesa –recordar que la misma Celida López se quejó de una campaña similar en su contra– y le regresan “copeteado” sus señalamientos.

No creo se refiera al gobierno del Estado, sería una torpeza, pues estarían en un pleito sin sentido y donde no ganan nada.

Si el señalamiento es para el gobierno federal, pues entonces solamente estaríamos viendo que hay una intencionalidad manifiesta por impulsar a la alcaldía de Hermosillo a otra persona que no es ni Wendy Briceño ni Celida López.

Cual sea el caso, esto solamente revela que la lucha por las candidaturas en Morena, más allá del deslinde que pretende hacer Wendy Briceño, está a todo lo que da y que de la guerra sorda están pasando a los enfrentamientos visibles, esos que dejan heridas tan profundas que luego no hay cómo sanarlos.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El alcalde panista de Ures, Gastón Rodríguez Galindo, estableció retenes en la carretera del Río Sonora para evitar el paso de personas por la poblaciones de su municipio; pero fue más allá y  también presentó un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra del Gobierno de Sonora al señalar que no se le otorgaron recursos para atender los gastos derivados de las medidas sanitarias para evitar contagios por coronavirus.

Ures era uno de los municipios que estaban libres de coronavirus y apenas el martes entró a las estadísticas estatales al registrar el primer caso, ese mismo día el Ayuntamiento determinó cerrar la carretera que conduce a los municipios del Río Sonora y que obligadamente pasa por diversas comunidades del municipio, incluyendo su capital, la población de Ures.

Es interesante la acción asumida por ese Ayuntamiento, pero al momento no se muestra evidencia de alguna solicitud de apoyo dirigida a las autoridades de Salud o al gobierno de Sonora y si la hubo no se conoce la respuesta recibida en esa instancia municipal.

2.- El desempleo es el segundo jinete apocalíptico que se va a desatar con la pandemia de Covid-19; en el primer trimestre del 2020, según informa el Inegi, las personas desocupadas en México suman casi los 2 millones –es decir el mismo número de empleos que ofreció crear el presidente López Obrador–, el problema es que esa cifra no deja de aumentar y no se ha creado un nuevo puesto de trabajo, por el contrario siguen desapareciendo.

Sonora no está exento de esa situación, a la fecha las estadísticas indican una pérdida superior a los 20 mil puestos, con eso el número de personas desocupadas llega a 64 mil 973, eso representa un incremento del 6.5 por ciento con respecto al primer trimestre del 2019.

3.- El lunes pasado se cumplieron dos meses de que en México se presentó oficialmente el primer fallecido a causa de coronavirus, ayer se informó que el número de muertos por esa enfermedad asciende a 5 mil 666 defunciones (un promedio de 92 personas por día) y hay 733 muertes sospechosas pero  no fueron diagnosticadas por los servicios de salud; todo eso sin contar los casos que se atienden de manera particular y de los cuales no hay registro.

En el caso de Sonora la situación es grave y el pico de contagios tiende a seguir aumentado, en el informe diario de Enrique Clausen se anunció que ayer hubo 7 defunciones para llegar a un total de 86 fallecidos; se detectaron 73 nuevos casos –la segunda cifra más elevada en una jornada—y 21 de ellos corresponde a Hermosillo para llegar a 1100 en toda la entidad y con 16 casos pediátricos.

Estamos en la parte más difícil de la pandemia y en el caso de Hermosillo toda la ciudad es una zona de eventual contagio, eso indica que la fase tres no ha sido superada, pero a pesar de ello nos aprestamos para reactivar ciertas actividades económicas y eso simplemente aumenta el riesgo de más contagios.

Otros Juglares:

–“Estamos frente a una cadena acelerada de contagios, no es momento de relajarnos, los números son fríos: en las últimas dos semanas los casos crecieron en 264 por ciento, es decir tenemos casi tres veces la cantidad de contagios que se habían registrado en las primeras seis semanas de la pandemia y en la última semana se duplicó la tasa de mortalidad, y la tasa de hospitalización creció del 20 al 40 por ciento lo que pone en riesgo la saturación del sistema de salud”.

Lo dijo la gobernadora Claudia Pavlovich al hacer un llamado a la ciudadanía para hacer un último esfuerzo y seguir manteniendo las medidas sanitarias, particularmente en Hermosillo donde el riesgo de contagio se extendió a toda la ciudad y eso puede duplicar los casos si no extremamos las medidas de precaución.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here