Osorio Chong Vs Manlio Beltrones

Amigos periodistas de Chihuahua nos aseguran que todo el escándalo mediático hecho por el gobernador Javier Corral en el caso de la detención de Alejandro Gutiérrez

0
233

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Amigos periodistas de Chihuahua nos aseguran que todo el escándalo mediático hecho por el gobernador Javier Corral en el caso de la detención de Alejandro Gutiérrez, operador del PRI, y a quien pretenden vincular con Manlio Fabio Beltrones, es solamente una escaramuza mediática que no tiene mucho sustento jurídico.

El asunto toma más tintes de vendetta política, que una real intención de combatir la corrupción y más por la forma en la cual lo ha conducido el propio gobernador Javier Corral Jurado, a quien parece le salieron admiradores en Sonora y lo ponen como el ícono de la lucha anticorrupción.

Pero vayamos por partes, como diría Jack:

Desde el 2016, Miguel Osorio Chong, como Secretario de Gobierno y Javier Corral en su carácter de Senador, habían hecho un pacto político: Osorio apoyaría a Corral para lograr convertirlo en Gobernador y Corral –en venganza contra Ricardo Anaya que lo ninguneó cuando ambos buscaron la dirigencia nacional del PAN—apoyaría a Osorio en sus aspiraciones presidenciales.

La primera parte la cumplió Osorio, a pesar de todo y aún traicionando al PRI de Chihuahua, supo convertir a Javier Corral en gobernador de aquella entidad; era como matar dos pájaros de un tiro: lograr un apoyo político  importante en un gobernador emanado de un partido opositor para su aspiración personal y al mismo tiempo descarrilar el proyecto de Manlio Fabio Beltrones a la Presidencia de la República.

No debe olvidarse que esa elección del 2016 fue una gran masacre para el PRI, porque así como en Chihuahua, también hubo traiciones en Veracruz, Querétaro, Tamaulipas, además de los triunfos bien ganados en otras entidades. Se trataba de cerrarle el paso a Manlio Beltrones y para eso no hubo pudor.

Aquí es menester señalar que el propio Beltrones jamás vio venir esa derrota y confiado en sus capacidades personales, estaba seguro de que luego de un triunfo electoral se le abrirían las puertas a la carrera presidencial.

Pero resulta que perdió y eso marcó su salida de la dirigencia nacional del PRI.

Sin embargo conservó poder para operar; y en buena medida fueron sus expresiones las que terminaron por descarrilar a Osorio Chong, algo que no pudo lograr con José Antonio Meade, quien supo jugar muy bien sus cartas con la protección de Luis Videgaray.

A esas alturas Osorio tenía cuentas pendientes que arreglar con Manlio Beltrones y encontró elementos para llevarlo a la picota mediática en Chihuahua. En aquella entidad, su aliado político, Javier Corral no dudo en aceptar el papel de verdugo y a partir de eso se montó un operativo express que terminó en la captura de Alejandro Gutiérrez, en una acción que no tiene precedente por la rapidez con la cual actuó la Policía Federal, que depende de Osorio Chong y luego llevar el escándalo a los medios de comunicación.

Pero suele suceder que cuando se buscan venganzas políticas no se dimensiona el impacto ni las ondas expansivas, en este caso no solamente es Manlio Beltrones el que puede ser señalado, la acusación alcanza también a Luis Videgaray y de ahí llega al propio presidente Peña Nieto.

Es decir, el Secretario Osorio Chong, escupió para arriba.

Por eso, a pesar de las expresiones emanadas del gobierno de Chihuahua, el Tribunal Federal declaró que no existe ninguna Orden de Aprehensión o presentación donde se involucre Manlio Fabio Beltrones.

Por eso también la salida de Osorio Chong de la Secretaría de Gobernación, quien se va a descansar para ser luego Senador, lo cual indica el poco poder que le queda.

Resulta evidente el intenso golpeteó que sufrió la figura de Manlio Fabio Beltrones, pero si eso no se traduce en la pérdida de posiciones, el ex gobernador de Sonora, será como las aves que cruzan el pantano y no se manchan.

A final de cuentas si lo golpearon solamente como un recuerdo, eso no sirve y tarde que temprano tendrá consecuencias.

Al tiempo.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El pasado 21 de diciembre, la gobernadora Claudia Pavlovich reunió a todo su gabinete para desearles lo mejor en las fiestas navideñas y de fin de año; este miércoles volverá a reunirse con todo su equipo y en algunos casos será para desearles que les vaya bien en las aventuras electorales.

Será la última reunión de gabinete para varios personajes que desde hace rato calientan el brazo para irse en pos de una candidatura, pero igual habrá quienes acudan a la reunión sabiendo que les espera una aventura electoral donde solamente irán en calidad de “coordinadores”, algo que parece no les resulta de su agrado porque eso solamente significa una salida airosa del gabinete.

2.- El colega Luis Alberto Medina, amo y señor de Proyecto Puente, –además de ser mi coordinador en la carrera de Periodismo de la Universidad Kino, dicho esto por aquello del conflicto de intereses– hizo un comentario muy valiente ayer en su cuenta de Twitter al auto calificarse como el único periodista en Sonora que es capaz de investigar, hacer análisis, ser crítico y cuestionar la honestidad de Manlio Fabio Beltrones, en contraposición del resto que nos quedamos estancados en un periodismo que él califica de 1980 y donde solamente nos dedicamos a leer notas informativas sin darle mayor importancia ni generar mayor impacto mediático.

Digo que es un comentario muy valiente, sin que necesariamente comparta tal aseveración, por la alta dosis de menosprecio que representa para el resto de quienes somos sus  colegas de profesión y el alto nivel de egolatría que exhibe.

Me parece lamentable, que luego de un acto de tanto valor, el mismo Luis Alberto hubiese eliminado de su cuenta tan ilustrativo comentario.

A lo mejor pensó, porque creo que él cree, es el único que piensa, ese adagio de: “elogio en boca propia es vituperio”.

3.- Mucho se habla de la gran expectativa que existe en Guaymas para que Lorenzo de Cima deje la alcaldía y en su lugar llegue a ese cargo el señor Otto Claussen Iberri, quien ya fue alcalde del puerto y su gobierno municipal fue de claroscuros, al grado que terminó entregándolo precisamente a quien hoy es el Alcalde.

El problema para el PRI es que en Guaymas hay una gran oposición al alcalde De Cima y todos lo quieren fuera, pero eso no se traduce en una intención de voto a favor del PRI y menos de Otto Claussen.

Creo que por aquel lugar se van a explorar otras posibilidades, con otras siglas partidistas y con personajes menos señalados o ligados a la política actual.

Otros Juglares:

–“¡¡Un Secretario Particular no se manda solo y cuando empieza a hacerlo lo más seguro es que se equivoque…y feo!!”.

Lo dijo Manuel Puebla Espinoza de los Monteros, Secretario Particular de la gobernadora Claudia Pavlovich, durante un encuentro que sostuvo con el grupo Compacto ayer por la mañana.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here