Ponerse el huarache antes de espinarse

0
66

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

La dirigencia estatal del PAN a cargo de David Galván Cázares señaló la semana pasada que en la integración de las Juntas Municipales y Distritales del Instituto Nacional Electoral-Sonora, se estaba fraguando un gran fraude electoral.

Desde la visión del dirigente panista, las juntas municipales y distritales, donde se calificarán los procesos electorales para elegir Presidentes Municipales y diputados locales, se estaban integrando con personas ligadas al PRI.

A la convocatoria emitida por el INE se inscribieron más de dos mil ciudadanos, una cifra muy significativa, no existen elementos para determinar cuántos de ellos tienen simpatías por un partido o por otro, pero en el caso del PAN, ellos parecen conocerlos a todos.

Lo que sí queda claro es que los directivos albiazules ha asumido con recurrencia la práctica del descalificativo como fórmula para justificarse después.

Si desde ahora dicen que el árbitro de la contienda electoral es parcial y que sus integrantes fueron seleccionados de manera amañada, eso les permitirá en un futuro poder establecer su punto de un proceso electoral fraudulento.

Por supuesto, será fraudulento si pierden; porque si llegan a ganar simplemente se olvidaran de todo y aceptarán la calificación de la elección, a pesar de haber gritado que todo estaba preparado para hacerles trampa.

Ese es el problema de descalificar de antemano.

Cuando el PAN abre un linchamiento contra el árbitro electoral, está dando pie a que todos los demás lo hagan y eso pone en entredicho sus propios triunfos.

Nada más fácil para Morena, por ejemplo, decir que les robaron la elección entre la mafia del PRIAN, basándose precisamente en el señalamiento descalificativo que ahora hace el PAN.

Se entiende que los partidos políticos se constituyen con el único fin de llegar a gobernar, no hay nada más importante para ellos, el problema es cuando advierten la derrota con antelación y entonces empiezan a minar la credibilidad de las instituciones, sobre todo aquellas que van a calificar el proceso electoral.

Si bien en el resto del país las condiciones del PAN y sus aliados parece les van a permitir ser una competencia importante en la elección; en Sonora no tienen los números a su favor, están debilitados por la pesada carga que representa Guillermo Padrés en la cárcel; la credibilidad ciudadana no los acompaña y lo peor es que no tienen figuras capaces de dar la pelea electoral, porque ninguno está exento de tener una mancha, chica o grande, de su paso por el sexenio pasado.

En ese sentido, con un panorama electoral tan desalentador, no hay otra opción más que la de recurrir a la acusación sin pruebas, al descalificativo a priori para generar dudas y por eso centran sus ataques en las Juntas Municipales y Distritales, los organismos donde se definirán ganadores y perdedores de la elección.

Lo curioso es que solamente fue el PAN quien “pegó el grito en el cielo”, los otros partidos simplemente no emitieron cuestionamiento público alguno, eso indica que es solamente a David Galván a quien le interesa descalificar al árbitro de la elección, porque ni siquiera sus aliados, PRD y Movimiento Ciudadano, alzaron la voz para darle la razón.

La desconfianza es enorme

El presidente municipal de Hermosillo, Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta estuvo en el parque “Copacabana” de la colonia Olivares hace seis meses; ahí se reunió con vecinos y les dijo que se pusieron de acuerdo sobre las calles que había de escoger para rehabilitarles los pavimentos, en el entendido que no entraban la calle Olivares y la calle López del Castillo, los dos ejes viales más importantes de ese sector.

Los vecinos escogieron la calle Guillermo Arreola, que presentaba un estado de deterioro enorme. Pasaron varios meses y brigadas de bacheo “parcharon” esa calle, pero con las lluvias volvía a su condición de intransitable.

Desde el jueves de la semana pasada llegó maquinaria y trabajadores que empezaron a limpiar la calle; el sábado estaba totalmente pavimentado el tramo del Periférico hasta la calle Aburto y ayer domingo iniciaron con el tramo de la Aburto a la Mendoza.

Es una de las tantas calles que se han rehabilitado con pavimentos nuevos por parte de este gobierno del “Maloro”, pero al parecer el ciudadano sigue con un alto grado de desconfianza y no cree lo que se está realizando en materia de recuperación de los espacios viales de Hermosillo.

No es culpa de “Maloro” Acosta, en realidad le toca pagar las consecuencias de los gobiernos indolentes del pasado, de aquellos que dejaron caer la infraestructura de la ciudad y que utilizaron el poder para financiar sus proyectos políticos.

Lo que se ha hecho en estos dos años por el Gobierno Municipal actual está visible, pero los ciudadanos siguen con una enorme desconfianza, como si las obras fueran meros espejismos que van a desaparecer de un momento a otro.

La única forma de vencer esa incredulidad del ciudadano es seguir trabajando, avanzando en el rescate de la ciudad, darle viabilidad de nuevo a una Capital que fue abandonada por seis años, lo cual impacto en la calidad de vida de sus habitantes y ellos sienten que a pesar de todo lo que se hace, sigue sin hacerse nada.

Un servidor estuvo en la reunión de hace seis meses donde se acordó por todos los vecinos la pavimentación de la calle Guillermo Arreola, eso es un hecho consumado, pero todavía hay quienes se atreven a negarlo, a ese grado el nivel de desconfianza que se vive.

Los “Dreamers” no quieren venir a México.

Desde la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) enviaron un boletín informativo, con declaraciones del secretario Ernesto de Lucas Hopkins, donde presumen le ayudaron a un joven “Dreamer” a ingresar a la preparatoria.

No leyó mal, es ¡¡¡uno de 800 mil que hay!!! y ni siquiera se sabe su nombre para corroborar el dato; pero esto es justamente lo que decíamos en la columna pasada; la demagogia de las autoridades locales, en todos los sectores, está a la orden del día.

Citan y dicen que tiene todo preparado para recibir a los cientos de miles de “dreamers” que pueden ser deportados a partir de marzo del 2018, pero la realidad es que las autoridades son las que no están preparadas porque desconocen la realidad.

Lo cierto es que la inmensa mayoría de los jóvenes que se incluyen en ese grupo, no tienen idea de lo que es México, lo desconocen casi por completo, su único contacto ha sido esporádico; para ellos somos un país donde los estándares de calidad de vida están muy alejados de lo que conocen en Estados Unidos.

En realidad ellos desean quedarse a vivir en lo que ha sido su hogar y salvo casos muy excepcionales, que los hay, ven a México como un país extraño, con una lengua diferente a la que hablan, con costumbres diferentes y sin las oportunidades de desarrollo que esperan.

Nuestros políticos deberían analizar y estudiar el fenómeno “Dreamers” porque sus declaraciones los muestran ignorantes y con soluciones muy lejanas de lo que ellos realmente esperan.

Otros Juglares:

–“Si la Ley que entró en vigor durante el periodo del presidente Vicente Fox, exige que, para  que un trabajador adquiera el derecho de la jubilación o pensión, deberá cotizar al IMSS un total de 1250 semanas. Esto equivale a 24 años consecutivos para trabajadores convencionales, pero los trabajadores jornaleros solamente laboran seis meses al año, en virtud de que sus servicios son estacionales y las mujeres solamente trabajan tres meses al año, bajo esas condiciones un trabajador hombre debe cotizar durante 48 años y una mujer durante cien”.

Lo dijo la diputada Iris Fernanda Sánchez Chiu al señalar que 4 millones de trabajadores jornaleros agrícolas del norte, noroeste y noreste de México enfrentan un problema de seguridad social muy serio para efectos de que lograr ser reconocido su derecho a pensión o jubilación por parte del IMSS.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta