¿Por qué el Toño no crece?

0
51

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Antonio Astiazarán Gutiérrez, el candidato del PAN-PRD-MC, no solamente está preparado y es una opción muy viable para ser Senador, pero resulta que al medir las preferencias electorales –salvo una encuesta de Consulta Mitofsky muy atípica—su posición es muy baja y no logra convencer a los electores.

Resulta muy paradójico que mientras él hace campaña y no ceja de buscar el voto; haya otros que estén plácidamente echados en una nube sin tener que esforzarse mayormente para pedir sufragios.

Pero entonces, cuáles son los motivos por los cuales Toño Astiazarán simplemente no crece y por ello aparece tan bajo en las encuestas, al grado de que queda la percepción de que su candidatura será un fracaso.

En primera instancia está el partido que escogió para refugiarse luego de salirse del PRI; irse al PAN y aceptar la candidatura fue una opción para competir y estar presente en las boletas electorales, pero ese acto, que bien puede considerarse como soberbio, le impidió ver la triste situación en la que se encuentra el Partido en el cual fue asilado.

La pobreza en los números de Toño Astiazarán, es también la pobreza en los números de otros candidatos: en Nogales, Cuauhtémoc Galindo va abajo; en Cajeme, el PAN va en tercera posición; en Hermosillo, otrora bastión del PAN, están muy bajos en las preferencias; incluso en San Luis Río Colorado tienen problemas para convencer socialmente a la gente.

Ante un escenario donde los operadores políticos locales –leáse alcaldes—están más preocupados por salvar su pellejo y tratar de ganar ellos la reelección o hacer ganar a sus sucesores, los problemas del Candidato al Senado de su partido no los consideran propios y por el contrario, un Toño Astiazarán derrotado es un obstáculo eliminado para el futuro inmediato.

Cuando Antonio Astiazarán Gutiérrez emigró al PAN, llegó a un partido que en Sonora tenía un amplio rechazo por parte de la población; esto puede deberse a una intensa campaña contra los gobiernos anteriores que ciertamente fueron corruptos, pero también porque entre la población existe una decepción enorme por la forma en la cual los panistas se comportaron al momento de ser gobierno.

Pero más allá de que el PAN era una marca muy desgastada y genera un lastre para el crecimiento en las encuestas de Toño; está también la figura y la actitud del mismo candidato.

De entrada, el panismo no lo identifica como propio; él pensó que sus capacidades –que ciertamente las tiene—serían suficientes para aglutinar a un panismo que se encontraba en la lona, pero eso no resultó tal, de hecho a él mismo le ha faltado un verdadero liderazgo para poder “jalar” a una base panista que se siente lastimada con su dirigencia nacional y que está avergonzada por los estropicios cometidos por la pandilla de Guillermo Padrés.

Estar en una tercera posición lo ha vuelto muy vulnerable: por un lado en el PRI no le perdonan haberse ido, muchos de quienes hoy son candidatos lo califican de “traidor” porque ellos lo apoyaron cuando intentaba conseguir la candidatura al Senado en el Tricolor, fueron a sus eventos, lo cobijaron y acuerparon para que no anduviera solo; ahora a esos mismos les echa tierra.

Desde las cúpulas del PRI e incluso funcionarios estatales, han emitido severos calificativos a Toño Astiazarán, todo va en el sentido de recordarle que la carrera política que construyó está íntimamente ligada al Tricolor e irse pateando el pesebre siempre será un acto que genere reacciones, eso justamente le ha pasado a Toño Astiazarán.

Por otro lado, a Lilly Téllez, la candidata de Morena, tampoco le conviene mucho que Astiazarán Gutiérrez crezca; ella es la primer amenazada si eso llega a suceder, de ahí que en su zona de confort, la Candidata asumió como cruzada personal cuestionar al Candidato del PAN y no lo ha dejado caminar tranquilo.

A partir de hoy, Toño Astiazarán tiene 15 días efectivos para revertir la enorme desventaja en la que se encuentra; el problema es que se le ve solo y sin partido, sin fórmula robusta y todo indica que será su primera derrota electoral y por no quitarse, lo van a atropellar.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Al momento de redactar esta columna está en proceso el tercer debate presidencial, la verdad es el formato menos grato de los tres que se usaron; pero en términos generales se debe reconocer que Ricardo Anaya y José Antonio Meade fueron los más claros en sus propuestas.

Andrés Manuel López Obrador, no solamente se vio lento en la exposición de las ideas, también llegó a centralizar todo en el combate a la corrupción, falta profundidad a su propuesta y su comportamiento se basa en el primer lugar que ocupa en las encuestas electores, al grado de que en más de una ocasión se los restregó a los otros candidatos.

En el caso del “Bronco” simplemente no tiene nada que hacer en este tipo de debates.

El más profundo y que mayor conocimiento tiene de los problemas del país, por lo cual plantea soluciones más aterrizables es José Antonio Meade, pero al mismo tiempo no tiene respuestas para los casos de corrupción.

Ricardo Anaya mostró la nueva estrategia a seguir en la recta final de la campaña: acusar a López Obrador y Enrique Peña Nieto de haberse aliado para pactar la transición gubernamental a cambio del perdón y la no persecución por actos de corrupción.

2.- Una muy buena convocatoria tuvo la candidata de Morena, Lilly Téllez con colegas periodistas de Hermosillo; se trató de una acción de acercamiento, pero también conoció las quejas y los agravios que algunas las colegas manifiestan recibir desde las instancias que deben atenderlas y facilitarles su trabajo informativo.

Ahí, la Candidata manifestó su intención por ser defensora de la Libertad de Expresión, pero también expresó su preocupación por una campaña, que ella supone, está orquestada desde el gobierno del Estado.

Curiosa la expresión, sobre todo ante la presencia de ciertas periodistas que se dicen amigas de la gobernadora Claudia Pavlovich y que no corrigieron a Lilly Téllez, lo cual indica que o ella tiene razón o la Gobernadora tiene amigas muy ocasionales.

3.- El nombre de Antonio Astiazarán salió a relucir en el tercer debate presidencial, el candidato Ricardo Anaya mostró una imagen con los abanicos instalados en Puerto Peñasco y que favorecen a 10 mil 500 familias, lo que le permitió mostrar un recibo de consumo de luz que llegó en ceros.

No deja de ser un buen espaldarazo y un reconocimiento a un proyecto que ciertamente es muy valioso; pero resulta que ya supimos, porque Ricardo Anaya lo aseguró, que esos aerogeneradores se hicieron con recursos que aprobó él y otros legisladores en la Cámara de Diputados, Toño Astiazarán siempre dijo que los recursos eran productos de sus gestiones ante instancias federales, no recursos aprobados en el Legislativo.

Otros Juglares:

–“Ni siquiera a ti te voy a meter a la cárcel”, se lo dijo Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena, a Ricardo Anaya Cortés, candidato del PAN, durante el tercer debate presidencial realizado en Mérida, Yucatán.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR

También nos puede escuchar a través de la señal de Radio Sonora (94.7 FM) de lunes a viernes, en horario de 13:00 a 15:00 horas, en la Segunda Emisión de Noticias.

Dejar respuesta