CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando buscaban llegar a la frontera para traficar hacia los Estados Unidos nueve paquetes con buches de totoaba, soldados del Ejército Mexicano y agentes de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) sorprendieron, en un retén militar, a una pareja que llevaba la especie protegida oculta en un compartimiento secreto de su camioneta.

En un comunicado de prensa, el gobierno de Sonora detalló que el aseguramiento ocurrió este lunes en el puesto de Revisión Militar de Seguridad Estratégico «Estación Doctor», ubicado en el kilómetro 70 de la carretera interestatal que va de San Luís Río Colorado hacia el Golfo de Santa Clara, muy cerca de la línea Internacional con Arizona y California.

Oficiales de la PESP y soldados del Ejército Mexicano vieron irregularidades en el vehículo identificando un compartimiento oculto donde encontraron la especie protegida; fue un total de 9 paquetes envueltos en plástico, conteniendo vejiga natatoria conocida como buche de pez totoaba, especie protegida y que se encuentra en veda permanente y enlistada en categoría de Peligro de extinción en la NOM-059-SEMARNAT-2010 según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)», dicta el boletín oficial.

Los sospechosos detenidos fueron identificados como Yudith y Víctor “N”, quienes abordaban un vehículo tipo vagoneta, marca Infiniti, línea QX56 de color gris oscuro modelo 2005.

La pareja de presuntos traficantes, el vehículo y el buche de totoaba, quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público Especializado adscrito a la Procuraduría General de la República en seguimiento al Protocolo Nacional Primer Respondiente.

En toda la región del Alto Golfo de California se registraron disturbios y manifestaciones de pescadores que no pueden salir a trabajar por las estrictas restricciones y vedas que impuso el Gobierno Federal para proteger al pez totoaba y la vaquita marina, especies que están al borde de la extinción, de ésta última especie de marsopa o catáceo sobreviven menos de 30 ejemplares según el último censo realizado por Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).

El buche de totoaba o vejiga natatoria es conocida como la cocaína del mar por su alto valor en China, donde la preparan en una sopa que se considera afrodisíaca, en el mercado asiático cada pieza puede alcanzar un precio de hasta un millón de pesos.

Excelsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here