Elección se empalma con año nuevo seri 

0
165

Por Cristina Gómez Lima

Al tiempo que se realizan los comicios más grande de la historia del País, los seris, indigenas sonorenses autonombrados “Comcáac” celebran hoy el fin de su calendario y el 1 de julio el inicio del “Año Nuevo Seri”, como indica su cultura.

Sus usos y costumbres les exigen ignorar los protocolos democráticos de su entorno, no participan, ni solicitan identificación. Por ello la coincidencia de fechas no les mortifica. Ellos mismos eligen a sus gobernantes y representantes en el sistema democrático.

Este trigésimo tercer año nuevo seri será celebrado como lo indican sus costumbres con ceremonias, rituales tradicionales, pinturas faciales e indumentaria tradicional, según informó la comunidad de la etnia.

Arturo Morales Blanco, promotor cultural bilingüe de la etnia, destacó que esta fiesta es ancestral donde la población agradece a sus dioses, por lo que les brinda su entorno como la fruta del desierto, la pitaya y la péchita y la temporada de lluvias.

“El Año Nuevo Seri para los mayores es el fin del calendario de la comunidad Seri, la cultura Seri no está mezclado con la religión católica ni con otro tipo de religión, es una comunidad que conserva su tradición desde hace miles de años”, agregó.

En esta celebración, los indígenas puede cazar caguamas aun con su extinción, pues según sus Ley les pertenecen por tanto son libres de pintarlas y luego arrojarlos o bien  prepararlas para alimentos típicos de la etnia.

Los Comcáac escogen la entrada de la Luna nueva de julio para iniciar su Año Nuevo, ubicados dentro del desierto de Sonora, frente a la Isla Tiburón y a la orilla del golfo de california, totalmente alejados del medio urbano.

El amplio conocimiento que tienen sobre el entorno les ha permitido sobrevivir como cazadores, recolectores y pescadores, son observadores de los astros. En la actualidad, la etnia seri esta acuerpada con mil 200 miembros; la mayoría son jóvenes adultos

Las celebraciones iniciaron la mañana del sábado con el izamiento de la bandera de su nación Comcáac, después la guardia tradicional con un disparo conmemorativo y las autoridades brindan una bienvenida a los cientos de asistentes que acuden a los rituales; donde hasta la madrugada del domingo bailan y cantan a la lluvia, al fin de su calendario.

Dejar respuesta