Miguel Alemán, Sonora; Abril 02 de 2017.- El Presidente Municipal de Hermosillo, Manuel Ignacio Maloro Acosta, atestiguó el cambio de vida que ha significado para dos familias en situación de pobreza extrema el haber aceptado formar parte del programa municipal EnCausa.

A la humilde vivienda de una sola pieza, donde vive la señora Flor María Estévez con su hijo Roberto de 8 años, acudió Maloro Acosta para entregarle una estufa, un tanque de gas, una batidora semi industrial e implementos varios que le facilitarán la elaboración de todo aquello que aprendió a hacer en sus clases de repostería.

Escuchó su testimonio de cómo 8 meses de recibir apoyo mediate el programa EnCausa, en materia de desarrollo humano y capacitación en un oficio modificaron el mundo de desesperanza en el que se encontraba inmersa y que la mantenía aislada, sin capacidad de expresarse, ni luchar por mejorar su realidad.

Relató que ahora aspira a dejar de ser jornalera agrícola, pues ya vivió la experiencia de comprarse un pequeño horno eléctrico y cocinar en él, bizcochos integrales de zanahoria y coco, conchas, bollos, galletas y coricos y venderlos entre vecinos y conocidos.

Dijo sentirse orgullosa de haber cumplido con su primer pedido especial de galletas para un Baby Shower y tener muchas esperanzas en todas las posibilidades que se abren ante ella, ahora que tiene una estufa con horno donde podrá elaborar pasteles más grandes y decorarlos como aprendió a hacerlo en el Centro Hábitat de Miguel Alemán. Cocinar en una hornilla de leña pasará a formar parte de su pasado.

En su visita a Flor María, Maloro Acosta recibió de Carlos Rodríguez Freaner, Director de Desarrollo Social del Ayuntamiento y Coordinador general del programa EnCausa, un reporte respecto a que vienen más cosas buenas para ella y su hijo, gracias su participación en esta estrategia de combate a la pobreza extrema.

Mas delante, dijo, se le reubicará de donde vive, en un espacio que forma parte de una calle, a un terreno que le proporcionará Promotora Inmobiliaria del Municipio de Hermosillo, donde se le construirá una vivienda digna con apoyo del Gobierno del Estado.
El testimonio de Rosa María

A la señora Rosa María Dionisio García también le entregó el Presidente Municipal una estufa con horno, tanque de gas, hielera, una batería de cocina de uso rudo, loza y cubiertos varios, todo como apoyo al esfuerzo emprendedor, con que complementa sus ingresos como jornalera en un campo agrícola. Ella elabora y vende lonches.

Le contó que para sostener a sus hijos Antony, Noemí y Brandon, de 14,13 y 11 años, respectivamente, se levantaba todos los días a las 4 de la mañana a hacer en su parrilla de dos quemadores, tortillas de harina, preparar un guisado y armar 7 paquetes de 5 burritos para venderlos a sus compañeros de trabajo durante la jornada laboral.

Hasta ahora, explicó, no había podido aspirar a ampliar su producción de lonches por falta de tiempo y carencias logísticas, sin embargo gracias al apoyo del Gobierno Municipal tendrá mejores herramientas para procurar una mejor vida a su familia.

Maloro Acosta escuchó de Rosa María un testimonio de cómo era su vida antes de convertirse en una de las beneficiarias del programa municipal EnCausa. Le dijo que vivía presa de la ira y la expresaba con agresividad hacia sus hijos y las personas con que tenía trato.

Sostuvo que esa dinámica de vida empezó a cambiar con la capacitación en Desarrollo Humano que recibió en el Centro Hábitat Miguel Alemán, pues ya se reconoce como una persona digna de una mejor vida junto con sus hijos.

A ambas familias EnCausa, Maloro Acosta les refrendó el respaldo del Gobierno Municipal ahora que tienen mayores herramientas con que procurarse su propio bienestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here