Logra INIFAP cambiar época de maduración de durazno con nueva variedad

0
249

La línea mejorada “Atardecer” es tolerante a la cenicilla, enfermedad con impacto significativo en los cultivos.

Con el propósito de ofrecer a los productores agrícolas del país mejores alternativas en productividad y rentabilidad, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) desarrolla estudios relacionados con nuevas variedades de productos mejorados, resistentes a climas extremos y plagas, así como para alcanzar una mejor calidad y manejo productivo.

En esta tarea, el INIFAP, organismo descentralizado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), se enfocó en obtener una variedad de durazno cuya característica es una maduración en una época diferente a la establecida en la mayoría de este fruto.

Con esta medida, el contar con una variedad que madure en otras épocas aumentaría la oferta de duraznos y equilibraría el precio en los mercados, toda vez que la maduración de las variedades criollas de durazno, en el mes de agosto, aumenta los volúmenes de fruta fresca, por lo que disminuye su precio.

Los especialistas del Instituto explicaron que la variedad “Atardecer”, cuyos antecesores son las variedades “Babygold 8” y “Magno”, es una fruta que madura a mediados de septiembre, y no compite con otros de maduración temprana e intermedia, como el cultivar “Oro de Tlaxcala”.

Señalaron que esta nueva variedad permite que el fruto tenga un periodo de desarrollo más lento, aproximadamente de 150 a 180 días desde la floración hasta la madurez del consumo.

Las regiones serranas, con altitudes mayores a dos mil 400 metros sobre el nivel del mar, son recomendables para el cultivo, con una densidad de plantación entre 800 y mil 250 plantas por hectárea, a una distancia de cuatro a cinco metros entre líneas, y de dos a dos y medio metros entre árboles.

Cabe mencionar que la variedad “Atardecer” es tolerante a la cenicilla (Sphaeroteca panosa), una enfermedad con impacto significativo en los cultivos, detallaron los investigadores del INIFAP.

 El Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) informó que al año México produce más de 183 mil toneladas de durazno, siendo los principales estados productores Michoacán, Zacatecas, Chihuahua, Estado de México, Puebla, Morelos y Chiapas, y en el país se registra un consumo per cápita de 1.6 kilogramos.

El organismo, dependiente de la SAGARPA, indicó que Michoacán destaca como primer productor, con una generación de 18 toneladas de cada 100 que se producen a nivel nacional y en el 2016 esta entidad obtuvo 244 millones de pesos por la venta del fruto.

Cabe resaltar que el durazno es parte de los productos agroalimentarios que estarán presente en la México Alimentaria 2018 Food Show, la feria de alimentos más importante de México y América Latina, donde se espera la asistencia de más de 60 mil visitantes y 800 expositores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here