Por Daniel Sánchez Dórame

HERMOSILLO, 23 de Marzo.- Priistas y funcionarios del Gobierno de Sonora, conmemoraron la vida del magdalenense Luis Donaldo Colosio Murrieta, a 23 años del magnicidio ocurrido durante un mitin electoral en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, Baja California, donde el 23 de marzo de 1994, Mario Aburto Martínez le disparo en la cabeza al candidato a la Presidencia de la República.

En sustitución de la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano, acudió el secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, quien colocó una ofrenda floral y realizó la guardia de honor en el busto ubicado en bulevar Colosio y avenida Olivares, al poniente de Hermosillo.

En el homenaje póstumo, el maestro Ernesto de Lucas Hopkins, pronunció un discurso donde recordó el ejemplo que significa para las nuevas generaciones de políticos, la forma como Luis Donaldo Colosio desempeñó los cargos públicos que ocupó.

«Debemos erradicar la arrogancia para atender las necesidades de todos los sectores, ser un partido de gobierno y no un gobierno de partido, esa es la única fórmula con la cual el PRI podrá volver a recuperar la confianza de la gente, esa es la única forma con la cual los funcionarios públicos habremos de honrar los ideales de Colosio, la visión de Álvaro Obregón y el empuje de Plutarco Elías Calles», arengó Ernesto de Lucas.

Al evento también asistió el presidente Estatal del Partido Verde Ecologista, Luis Mario Rivera Aguilar y el contralor General de Sonora, Miguel Ángel Murillo.

«Estamos llamados a creer en la política ciudadana que impulsó Luis Donaldo Colosio, esa que se sintetiza en el ideal de apostarle más a la gente y menos a los políticos, aquí en Sonora con la Gobernadora Pavlovich se tiene el temple, se tiene la voluntad, se tiene el compromiso, el liderazgo y la responsabilidad para enfrentar los desafíos actuales y que están por venir», agregó el Secretario de Educación y Cultura.

Un 10 de febrero en 1950 en Magdalena de Kino, Sonora, nació Luis Donaldo Colosio Murrieta quien fue Presidente del PRI Nacional de 1988 a 1992; además fue Senador de la República y Diputado Federal; junto a Diana Laura Riojas -quien también falleció en 1994 víctima del cáncer- formó una familia donde procrearon a dos hijos: Mariana y Luis Donaldo Colosio Riojas.

El 6 de marzo de 1994, como candidato del PRI a la Presidencia de la República pronunció un discurso en el Monumento a la Revolución Mexicana que fue considerado como un claro rompimiento con el sistema político neoliberal que imperaba en el País y el hemisferio occidental, donde habló de un país sumido en crisis económica, «con hambre y sed de justicia», de una sociedad agraviada con profundas diferencias sociales, fue asesinado 17 días después y seis meses después también fue acribillado a balazos José Francisco Ruiz Massieu, entonces secretario General del PRI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here