Xalapa, Ver.- El periodista Armando Arrieta Granados, jefe de redacción del periódico La Opinión, editado en la ciudad de Poza Rica, se encontraba anoche entre la vida y la muerte después de ser atacado a balazos cuando llegaba a su domicilio, ubicado en ese municipio del norte de la entidad.

El comunicador, de 51 años, permanecía en el área de terapia intensiva del Centro de Especialidades Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Adolfo Ruiz Cortines, en el puerto de Veracruz, a donde fue trasladado desde Poza Rica.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, de la Procuraduría General de la República, dio inició a una carpeta de investigación por el atentado.

Alrededor de las dos de la madrugada del miércoles, Arrieta Granados llegaba a su vivienda después de concluir su jornada laboral en el rotativo, y cuando se disponía a cerrar el portón del estacionamiento de su casa fue baleado por un desconocido.

El jefe de redacción recibió dos impactos de bala: uno en el cuello y otro en el tórax. Cuerpos de auxilio lo trasladaron al hospital del IMSS de Poza Rica, donde fue sometido a una intervención quirúrgica para cerrar la arteria carótida.

Debido a una complicación en la herida del pulmón, el periodista tuvo que ser trasladado de emergencia en helicóptero al Centro de Especialidades Médicas del IMSS, en el puerto de Veracruz, donde nuevamente fue operado.

La segunda intervención fue para cerrarle tres heridas en el pulmón derecho y un rozón en el diafragma. Luego fue internado en terapia intensiva, donde al cierre de la edición su estado de salud era reportado muy grave.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, dijo que Armando Arrieta está peleando por su vida. Los médicos están preocupados, pero son optimistas. Él es un hombre fuerte.

El mandatario panista informó que la familia del periodista le mencionó que Armando Arrieta no había recibido amenazas. Él llegaba todos los días a su casa al filo de 1:30 de la mañana, y nada más, apuntó. Yunes Linares lo reconoció como un amigo personal de muchos años, una persona muy tranquila, muy prudente.

La Opinión tiene cobertura en la mayoría de los municipios del norte de la entidad. Entre los temas de la línea editorial del periódico destaca el tratamiento de la nota roja: accidentes, robos, homicidios y secuestros.

Arrieta Granados es autor de la columna Brevario Semanal, que se publica los lunes. Básicamente es un resumen de noticias de la semana, en el que abordaba temas políticos. También imparte clases en la Universidad Veracruzana.

En alguna época La Opinión llegó a tener tanta influencia que se le atribuía la capacidad de nombrar o quitar alcaldes. Hace tres años, el anterior jefe de redacción del rotativo fue levantado y secuestrado por la publicación de un suceso violento en Poza Rica. En 2005, Raúl Gibb, dueño del periódico, fue asesinado de 13 balazos.

En el presente mes, tres periodistas han sido asesinados en el país: Cecilio Pineda Brito, quien colaboraba en el informador Despertar del Sur y en el semanario La Voz de Tierra Caliente, en Guerrero; Ricardo Monlui Cabrera, propietario y director del portal El Político y editor de la columna Crisol de El Sol de Córdoba, en Veracruz, y Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada en Chihuahua.

La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here