La imposición de la cruz de ceniza que se efectúa en misa este miércoles, marca el inicio de la Cuaresma, periodo de 40 días en el que los fieles católicos se preparan para la Pascua, la cual concluye el Jueves Santo.

Este 1 de marzo los católicos llevan a cabo un ayuno, se abstienen de encuentros carnales y asisten a la iglesia para que les pongan en la frente la ceniza, la cual es obtenida a partir de ramas de olivo quemadas el Domingo de Ramos del año anterior y que luego fueron bendecidas.

Mientras, el sacerdote dibuja con la ceniza una cruz en la frente de los asistentes a las celebraciones y pronuncia las palabras: “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”.

La pavesa simboliza la muerte, la humildad y la penitencia; hace conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas; también representa la destrucción de los errores del año anterior, al ser quemados.

La temporada de Cuaresma es para recordar el tiempo que Jesús oró y ayunó en el desierto; por ello, este Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo los católicos adultos hacen una sola comida fuerte, mientras que de los 14 años en adelante deben abstenerse de comer carne roja.

La Iglesia establece que, excepto esos dos días, la abstinencia de carne se puede suplir por una obra de caridad, de piedad o por un sacrificio.

Iglesia católica pide a mexicanos apoyar a migrantes

 

Al iniciar la Cuaresma (periodo de 40 días que antecede a la Pascua), la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó a los católicos, estudiantes, gobierno y empresarios a apoyar desde su respectiva «trinchera» a los migrantes centroamericanos que pasan por el país y a los connacionales deportados de Estados Unidos.

«En este momento de nuestra historia queremos resaltar que es un tiempo propicio para centrar al migrante como un don de Dios», indicó el secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, en conferencia de prensa.

Recordó que en el país la Iglesia católica tiene más de 70 casas de migrantes, y desde las campañas implementadas contra los ilegales en Estados Unidos ha aumentado el número de personas que regresan del vecino país y se refugian en ellas.

Aseguró que dichos albergues reciben entre 15 y 300 personas al día, por lo que los voluntarios y servicios son insuficientes.

Asimismo, ante las medidas migratorias anunciadas por el gobierno estadunidense, los mexicanos «no podemos quedarnos con los brazos cruzados» y se debe responder con firmeza e inteligencia para defender la dignidad de nuestro pueblo.

Miranda Guardiola pidió congruencia en el trato que se le da a los migrantes de otros países en México y respetar sus procesos de regularización tanto aquí como en Estados Unidos.

Fuente: Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here