Alfonso y sus mentiras

0
46

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

El candidato de Colación integrada por Morena-PT-PVEM-Panal, Alfonso Durazo Montaño ya se convenció de que su campaña simplemente no prendió y eso lo está viendo en las encuestas donde Ernesto “El Borrego” Gándara ya lo supera por dos puntos de ventaja, es un empate técnico, pero por primera vez el hermosillense está por encima del oriundo de Bavispe.

Por más que desde el equipo de campaña pretendan sorprender con encuestas donde su ventaja es avasalladora, la realidad y las acciones de Alfonso Durazo en torno a su equipo y al reordenamiento que hace de su campaña, dejan ver que ya le cayó el veinte de que simplemente los números ya no le dan y por ello debe de reconsiderar su estrategia.

No solamente se trata de sus errores, dislates o problemas de léxico o geográficos; el asunto es de mucho más impacto y tiene que ver con la falta de profundidad en la campaña de Durazo Montaño.

Su problema principal radica en la incongruencia, pues por un lado dice que dará prioridad a empresas sonorenses en las licitaciones, pero es de todos sabido que los gobiernos emanados de la “cuatroté” o de Morena, como sucede en el gobierno federal, realizan el 80 por ciento de sus compras en forma directa, sin licitación pública, con ello favorecen a la gente cerca al gobernante o amigos de los titulares de Secretarías o entidades federales.

Acá en Sonora, Alfonso Durazo habla y se desgañita diciendo que va a acabar con el influyentismo y dará trasparencia a los procesos de licitación, pero no se puede olvidar que el gobierno federal favoreció a Felipa Obrador, prima hermana del Presidente, con contratos millonarios en Pemex, el IMSS, ISSSTE y en Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

En su campaña, “El Poncho” Durazo promete acabar con la corrupción, pero deja de lado que en los gobiernos de Morena hay un mar de corrupción, como el caso de León Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett, titular de CFE, a quien se le asignaron contratos por 162 millones de pesos en varias dependencias del gobierno federal.

En su verborrea electoral, el candidato Durazo Montaño señala que tres poblaciones de Sonora lograran la categoría de “Pueblos Mágicos”, sin embargo fue el actual gobierno federal el que desapareció esa calificación y lo peor es que también eliminó los recursos para que esas comunidades puedan realizar las acciones de embellecimiento urbano que les permita permanecer en esa categoría.

Con todo el desconocimiento llega al Valle del Yaqui y pondera la gran producción de trigo, para luego asegurar que debe darse valor agregado porque “no producimos ni una galleta” siendo que en Ciudad Obregón se encuentra una gran planta de la panificadora Gamesa.

Durazo Montaño habla de apoyar a pescadores, ganaderos, agricultores, pero todos esos sectores son damnificados de las políticas de recortes presupuestales que llevó a cabo el gobierno federal y que los dejó a su suerte en el momento en que llegó la pandemia.

Pero lo más increíble, el doctor Alfonso Durazo nos ofrece la fórmula mágica para acabar con el problema de la inseguridad pública, y lo dice sin el menor rubor, cuando es público y sabido que su fracaso más estrepitoso fue precisamente cuando ocupó la cartera de Secretario de Seguridad Nacional.

Al parecer el equipo del doctor Alfonso Durazo y él mismo hicieron una lectura errónea de los sonorenses y concluyeron que tienen muy poca memoria, al grado de que se olvidaron los agravios cometidos por Morena y el gobierno federal en contra de muchos sectores sociales y productivos de Sonora, lo que ahora están encontrando es precisamente el reclamo y rechazo de todas esas mentiras con las cuales busca posicionarse como la mejor carta para gobernar Sonora.

¡Cuidado! “Borrego” que alcanza gana.

Desde el inicio de las campañas electorales por la gubernatura de Sonora, el doctor Alfonso Durazo siempre estuvo arriba en las encuestas electorales, era una realidad que nadie negaba e incluso él mismo hacía patente esos números en las plazas públicas donde hablaba; pero de unas semanas para acá, Durazo se estancó y empezó a perder empuje mientras que Ernesto “El Borrego” Gándara mostró una tendencia a la alza, ligera pero sostenida.

A la fecha ya hay tres empresas encuestadoras que dan una ventaja a Gándara Camou, es decir no solamente alcanzó a Durazo sino que ya lo rebasó; eso es lo que dicen “Analítica y Elecciones”, “Campaing & Elections” y “Arias Consultores”, pero no solamente eso, ya en los estudios más profundos hay una percepción de que el ganador de la elección será “El Borrego” Gándara.

Si bien a Gándara Camou no le es muy afecto el andar presumiendo encuestas, lo cierto es que sus foros, como el de reactivación económica en Hermosillo, con la participación de mil 400 empresarios y el más reciente en Guaymas, con ambientalistas, dejan ver que hay mucha mayor profundidad en su propuesta y tiene el sustento que le dan expertos en los temas que aborda, eso implica que en sus palabras hay solidez porque existen bases que emanan de conocedores de los temas que expone.

En ese sentido, este lunes presentará su plan para la Reactivación de Sonora, el cual se aplicará llegando a la gubernatura; se trata de una exposición del “cómo” se llevará a cabo esa reactivación, un ejercicio de explicación a los ciudadanos de las acciones a desarrollar y un escaparate para dejar muy claro el proceso a seguir en los primeros años de gobierno.

Es que para algunos candidatos resulta muy fácil andar prometiendo y ofreciendo, incluso ofrecen hasta hacer llover para acabar con la sequía, pero en contadas ocasiones explican cómo van a poder cumplir lo que ofrecen y es por ello que Ernesto Gándara no solamente ofrece apoyos y acciones específicas para la reactivación integral de Sonora, sino que a la par establece las formas, los métodos y los ajustes presupuestales para cumplir lo planteado en campaña.

Estaremos atento a la trasmisión del evento, porque en buena medida es un paso adelante en la candidatura y con ello se adelanta a sus otros contrincantes.

Lizeth Castro una excelente candidata.

En los próximos días usted escuchará sobre Lizeth Castro, una joven mujer, madre de familia, con una profunda vocación altruista y quien estará haciendo campaña en el distrito VIII de Hermosillo, como candidata de la Alianza va por Sonora, postulada por el PAN para una diputación local.

Lizeth Castro tiene 45 años, es originaria de Hermosillo, madre soltera de Jerónimo Castro de 2 años 3 meses de edad. Ella estudió leyes en la Universidad de Sonora, tiene una maestría en políticas públicas por el Tecnológico de Monterrey y es candidata al doctorado en políticas públicas, es decir tiene elementos académicos que soportan su aspiración.

En su experiencia profesional trabajó en el área de Relaciones Instituciones de la empresa cementera CEMEX, también fue directora de Evaluación y Seguimiento del Programa de Coinversión y Registro de Organizaciones de la Sociedad Civil en el Instituto Nacional para el Desarrollo Social (INDESOL).

Fue subsecretaria de Planeación Estratégica para el gobierno de Sonora; actualmente es consultora en Relaciones Institucionales para CEMEX y es presidente de la asociación civil “De Mano a Mano, A.C.”, cuya actividad es construir vivienda digna para personas que han perdido sus casas, o familias en extrema pobreza. En tres años ha entregado 52 casas lo cual es indicativo de su constante actividad y de su trabajo altruista.

No la pierda de vista, puede ser su representante en el Congreso del Estado.

Otros Juglares:

–“Las mujeres de la brigada (de la etnia yaqui) se les condicionaba a recibir su pago quincenal por su trabajo, a menos que acudieran periódicamente a los eventos u marchas de mujeres de Morena en Hermosillo, Brianda Vázquez Álvarez, les pedía ir vestidas con la ropa tradicional “para salir en la foto y demostrar que Wendy Briceño” tiene el apoyo de las mujeres indígenas del estado”.

Parte de una columna que publicó el colega Fernando Oropesa en su columna del portal digital “Para los de a pie”, donde reseña la denuncia presentada por mujeres de la etnia yaqui a quienes no les pagaron una quincena de trabajo y señalan a la diputada y candidata a la reelección de Morena, Wendy Briceño Zuloaga como quien se aprovechó de ellas y las utilizó para dar muestras de que tiene penetración en la etnia yaqui.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere –y si la computadora no se niega a trabajar–. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here