El Sonora profundo de Durazo, está lleno de propiedades

0
51

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

 

El Candidato de Morena, Alfonso Durazo presentó su declaración 3 de 3 hace unos días, en ella declaró que sus propiedades ascienden a un valor de 29.5 millones de pesos, pero esto es una vil mentira como lo descubrió el reportaje que publicó Carlos Loret de Mola donde le contabilizó nueve propiedades que esconde bajo el concepto de una empresa inmobiliaria y que suman 214 millones de pesos.

Alfonso Durazo viene señalando que él nació en el Sonora profundo, por aquello de que quiere hacerse pasar como un sonorense que en base al esfuerzo fue logrando amasar una pequeña fortuna, pero resulta que no es así porque lo en realidad quedó demostrado por “Latinus” es que se trata de un personaje que se hizo multimillonario aprovechándose de las posiciones políticas que ha ocupado.

Utilizando como parapeto la empresa “Inmobiliaria Alta Sierra”, Alfonso Durazo se equipara a personajes como Manuel Bartlett, la familia Ackerman Sandoval que diciéndose honestos no pueden justificar los cientos de millones de pesos que tienen en propiedades.

En el caso del Candidato de Morena se ubicaron 9 propiedades, algunas en Sonora y otras en Arizona, que mantiene ocultas ¿será porque son producto de la corrupción o la deshonestidad?

Cual sea el caso, Alfonso Durazo mintió descaradamente al “solamente” aceptar que tiene propiedades por 29.5 millones de pesos, cuando como beneficiario de “inmobiliaria Alta Sierra” posee un rancho de 100 hectáreas en Agua Prieta valuado en 55 millones de pesos.

Tampoco declaró la casa que compró en Bahía de Kino al hijo de Amado Carrillo Fuentes y cuyo valor actual es de 10 millones de pesos.

Alfonso Durazo fue administrador único de “Inmobiliaria Alta Sierra” desde el 2010 hasta el 2016 cuando dejó de serlo, pero a partir del 2017 recibió un poder general para representar a la empresa el cual todavía está vigente.

El Candidato de Morena que presume de honestidad también ocultó que en 2012, ya como militante de Morena y trabajando para la campaña presidencial de López Obrador, adquirió el edificio que se encuentra en la esquina de Monteverde y bulevar Luis Encina (enseguida de lo que fueron las instalaciones de Canal 12).

Ese edificio lo adquirió a un valor de 17 millones de pesos y en las valuaciones actuales su precio se incrementó hasta los 40 millones de pesos, pero además ahí mismo le renta a la Secretaría de Seguridad Pública de Sonora un área de 500 metros cuadrados a un millón de pesos de renta anuales.

La fortuna inmobiliaria de Durazo Montaño no es congruente con la honestidad que presume y lo presenta como un mentiroso que aparenta ser pobre cuando en realidad es millonario por los inmuebles que posee.

Lo curioso es que todo esto lo ocultó, incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador, porque son propiedades adquiridas como funcionario público, legislador y dirigente de Morena, lo cual presume la existencia de corrupción.

La simulación es tan obvia, como cita el reportaje de “Latinus”, que la “Inmobiliaria Alta Sierra” compró las propiedades y no las vendió como generalmente sucede cuando se trata de una empresa de esa naturaleza.

Lo más lamentable es que al presentar su 3 de 3 le intento ver la cara a los sonorenses pues aseguró que sus bienes suman la cifra de 29.5 millones de pesos, pero ocultó la parte más gruesa.

Y aunque parece chiste, Alfonso Durazo dice que no tiene automóvil.

 

Morena es un completo desastre

El partido Morena anda mal en muchos aspectos y como dicen en el rancho “trae muchos fierros en la lumbre”: con su candidato a la gubernatura, Alfonso Durazo, ven esfumarse la ventaja que tenía y ya es superado por “El Borrego” Gándara; no se ve que vayan a retener las principales alcaldías en Sonora; en Nogales traen un problema de dimensiones mayúsculas con la captura del presunto asesino de Cecilia Yépiz; afuera de sus instalaciones tienen pancartas donde acusan a Alfonso Durazo de ser un traidor y piden que no voten por él.

A todo eso se suma que el Tribunal Estatal Electoral (TEE) en Sonora les “tumbó” las candidaturas comunes que Morena tenía en diez distritos locales con el Partido del Trabajo, el Panal y el Partido Verde Ecologista de México.

Si se quedan sin esas candidaturas también se van a quedar sin diputados plurinominales toda vez que se necesita la postulación en 15 distritos para aspirar a tener representación proporcional y con diez echados para abajo, se quedan solamente con once candidaturas “vivas” en la elección local.

En Morena intentaron impugnar el convenio de candidaturas común de la Alianza Va por Sonora –incluye 5 diputaciones y 15 ayuntamientos—pero el TEE les dio “palo” a sus peticiones.

La decisión tomada por los magistrados del TEE se fundamenta en los estatutos del Partido Nueva Alianza (Panal) donde se establece que no pueden ir con candidaturas comunes en más del 35 por ciento de las diputaciones en juego, que están distribuidas en 21 distritos locales.

Bajo ese principio, se estableció que el Panal violó sus propios estatutos.

Si se ven a detalle los distritos donde se han quedado temporalmente sin candidatos a las diputaciones locales se trata de los que representan la mayor votación en conjunto.

Están el distrito 4 de Nogales, donde la candidata era Azalea Guevara Espinoza (hermana de Ana Gabriela Guevara) y que estaba postulada por el PT; están los distritos 6, 9, 10 y 12 todos de Morena y con asiento en Hermosillo, los candidatos que quedan fuera por el momento son: en el 6, Bernadeth Ruiz Romero, posición de Celida López;  en el 9 Armando Moreno Soto, un activista de izquierda a quien finalmente le hacía justicia su partido; en el 10 Alma Delia Limón Moreno, ex secretaria de Finanzas de Moreno destituida y en el 12 José Rafael Ramírez Morales

También se viene abajo la candidatura de Sebastián Antonio Garduño del PT en el distrito 13 de Guaymas; la de Hiram Leobardo Solís García de Morena en el distrito 16 de Cajeme y la de Ernestina Castro Valenzuela –quien busca la reelección— también de Morena en el distrito 17 de Cajeme.

El mandarriazo también le pegó a Fermín Trujillo Fuentes, candidato del Panal por el distrito 18 con cabecera en Santa Ana y a Claudia Zulema Bours Corral quien contendía en la coalición postulada por el PVEM en el distrito 21 con sede en Huatabampo.

Por todos esto Morena es un barco que hace agua y en buena medida todo se debe a la improvisación con la cual operan, al desconocimiento de la ley, a la impericia para operar, a las mentiras en las que incurren y particularmente a la falta de liderazgos que tengan oficio político.

Si así son en una campaña, cómo será el desastre que tengan como gobierno.

 

Otros Juglares:

–“Francisco Bueno Ayup –dirigente estatal del Partido Redes Sociales Progresistas (RSP)—saboteó mi candidatura para favorecer a la candidata de Morena, Lorenia Valles Sampedro, quien compite también en el distrito federal 3, ellos lo acordaron en lo oscurito y por eso decidí renunciar a la candidatura”.

Lo dijo Rocío Pino Pino, “La Grosera”, quien arremetió contra el dirigente de RSP a quien acusó de sabotear su campaña para favorecer a la Candidata de Morena y por ello decidió declinar su candidatura.

 

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!.

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here