Para evitar que ocurran accidentes durante la temporada de lluvias y los trabajos preventivos que se realizaron por parte de varias dependencias del Ayuntamiento, Guillermo Moreno Ríos, Director de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), expuso algunas recomendaciones.

Los ciudadanos deben evitar resguardarse bajo árboles, que son más propensos a la caída de algún rayo; manejar con precaución, revisar que llantas y parabrisas se encuentren en buen estado; además de conducir con las luces intermitentes del vehículo prendidas, para ser visible a los demás automovilistas.

Es prescindible evadir caminar por zonas inundadas, aunque el nivel de agua parezca bajo; organizar actividades al interior del hogar; evitar que los niños jueguen en los cauces de ríos o arroyos o en donde hay exposición de cableado eléctrico; y denunciar al 072 cualquier obstrucción por basura de canales.

“Es importante mantenerse informado de las condiciones climatológicas a través de los medios de comunicación y sobre lo que Protección Civil recomiende y en ocasiones con vientos fuertes, asegurar techos de lámina y ventanas”, explicó Moreno Ríos.

Para impedir problemas, dijo, es primordial mantener las calles libres de basura y no sacarla a la vía pública cuando habrá lluvias, para que no haya acumulamientos de esta en las avenidas; así como no tocar postes, cajas de luz o cables.

Acciones preventivas de las dependencias

Mencionó que desde el pasado mes de abril se estableció el Comité Operativo de Emergencia, que coordina Jorge Andrés Suilo Orozco, Secretario del Ayuntamiento, en el cual se elaboraron medidas para disminuir riesgos por lluvias, como las recomendaciones de limpieza de arroyos y canales.

Por parte de Servicios Públicos Municipales y la Coordinación de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (CIDUE), se realizaron 359 descacharres en todo el municipio, de los cuales se retiraron 12 mil toneladas de desechos y se limpiaron 58 canales en los que se levantaron  2 mil 500 toneladas de basura, maleza y escombro.

Así mismo, se limpiaron más de 200 alcantarillas de drenaje pluvial detectadas como de mayor problema, de donde se retiraron más de 65 toneladas de basura; más 4 mil toneladas de azolve de las vialidades y 73 mil llantas de diferentes puntos.

Se establecieron 13 albergues que están listos para entrar en operación en caso de ser necesario; se han detectado las vialidades con probabilidades de inundarse o colapsarse y se tomaron las medidas preventivas a través de Tránsito Municipal, para evitar tragedias; y se han demarcado las zonas irregulares que han presentado mayores afectaciones de inundación.

Se le dio mantenimiento a los cárcamos de rebombeo de Agua de Hermosillo; se establecieron los puntos  para la instalación de bombas portátiles en diversos puntos de la zona costera; y se organizaron grupos de rescate acuático y capacitaron brigadistas.

“Estamos alertas en caso de presentarse una tormenta, pero por lo pronto los pronósticos indican que existe 60 por ciento de probabilidades de lluvia con un acumulado de 35 milímetros para el próximo jueves 30 de junio”, comentó el funcionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here