Por Redacción:

Un personaje con un largo historial de estafas a sus espaldas, opera en Puerto Vallarta desde hace más de 28 años.

Se trata de Luis Fernando Figueroa Fletes, quien se esconde tras el ropaje de empresario y acumula más de 40 demandas mercantiles y penales que se remontan hasta 1994.

Fue en 1995 cuando llegó al destino turístico más importante de Jalisco, después que en la zona metropolitana de Guadalajara dejara numerosos pendientes financieros, según consta por el rosario de demandas mercantiles que se pueden encontrar con una simple revisión a su historial en juzgados.

Con una gran habilidad para sortear los juicios y aprovechando la impunidad que existe en el poder judicial en México, Figueroa Fletes ha podido eludir todos los procesos mercantiles que ha enfrentado hasta ahora.

Según la revisión de sus antecedentes, destacan más de 40 denuncias y procesos civiles que permanecen sin resolver, debido a la habilidad que tiene para preparar las estafas y después eludir responsabilidades por medio de prestanombres.

Tanto en el ramo inmobiliario, como en la industria restaurantera, las denuncias presentadas dan cuenta que entre las víctimas figuran personas de la tercera edad, proveedores de equipos para construcción y otros ámbitos.

Luis Fernando Figueroa Fletes, acumula demandas y denuncias desde 1994. Tiene seis en 1994, ocho en 1995 y tres en cada año de 1997, 1999 y 2001. También dos en cada uno de los años 2002, 2004 y 2005. Con una en los años 2006, 2007, 2012, 2015 y 2018. En 2019 tiene dos, una en 2021 y dos en 2022.

La Procuraduría Federal del Consumidor en los días previos a Semana Santa, colocó sellos de suspensión por la violación de leyes federales en negocios del señalado, la Galería Robles y un restaurante anexo ubicados Juárez 400; así como otra sucursal de la galería ubicada en la calle Olas Altas esquina con Francisca Rodríguez 152, en el centro de Puerto Vallarta.

Estos negocios los mantiene en sociedad con Michael Tolleson, quien figura como su prestanombres y quien tramita todos los permisos.

Uno de los segmentos preferidos por este “pseudo” empresario, son los extranjeros que tienen intenciones de afincarse en Puerto Vallarta.

En redes sociales, figuran relatos de personas que fueron engañadas por este sujeto, que advierten a otros que no vayan a tener tratos con él, porque pueden perder su dinero.

Derek Coleman, originario de Costa Rica, denuncia que Figueroa Fletes, valiéndose de su hijo Luis Fernando Figueroa Ancona, despliega una red de relaciones públicas aderezadas con mentiras, donde ofrece “la casa de tus sueños” y tenerla lista en tres meses, por lo cual pide una cantidad millonaria por adelantado.

Testimonios de este tipo se multiplican, ubicando los engaños a lo largo de tres décadas, como el caso de Rosa Haro Ramírez, quien de acuerdo a las actuaciones que constan en expedientes judiciales, fue objeto de un fraude por este individuo, quien alquiló maquinaria de construcción por más de un millón 300 mil pesos que nunca pagó.

Como ha sucedió en otros casos, la demanda no prosperó, porque el acusado cuida no aparecer con su firma en contratos o acuerdos que realiza, para salir adelante en los procesos judiciales.

Otra demanda está ubicada en el juzgado sexto de lo mercantil, donde Eduardo Reséndiz Monraz, lo demandó porque le entregó una fuerte cantidad de dinero contra la firma de un pagaré del que nunca fue posible obtener su liquidación.

Junto a la Galería Robles, en Juárez 400 en el Centro de Puerto Vallarta, Luis Fernando Figueroa Fletes, urdió su último fraude, al solicitar recursos a inversionistas en 2023 para abrir un restaurante de lujo.

Pero la operación fue muy oscura como sus negocios y acumula múltiples deudas con proveedores, pese a que los recursos fueron entregados a Figueroa Fletes para pagos y compra de mobiliario para el nuevo negocio.

Los socios hasta la fecha no han podido ubicarlo para exigirle cuentas de lo invertido y tener claridad en cuanto lo que se ha gastado.

Michael Tolleson Robles, el artista que es socio de la galería y donde Luis Fernando abrió además el restaurante con el dinero de inversionistas, enfrenta también problemas porque no ha pagado varios meses de renta del local, por lo que ya fue demandado.

También existe el proceso 0660 del año 2023, por parte de la señora María Teresa Preciado Fernández, por el incumplimiento en el pago de la renta de la casa que habitaron juntos.

En la lluvia de demandas que ha recibido Figueroa Fletes en un largo historial desde 1995 y las que ahora acumula junto a Tolleson Robles, hay una que interpuso en contra de ambos Haycash Sapi de C.V. en el Juzgado 28 Civil y por el que habrían congelado algunas de sus cuentas y que quedó referenciada con el número de expediente 1281/2023.

Parte de las ganancias de los presuntos fraudes irían a parar a la florería Ancona Floral, ubicada en las inmediaciones de la Plaza Andares en Guadalajara y que propiedad de la esposa de Figueroa Fletes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here