El atacante del Fenerbahce de Turquía, Robin van Persie, vivió momentos de angustia ante la posibilidad de perder un ojo, esto tras recibir un codazo en el partido que disputó el domingo con su equipo en la Liga de aquel país.

La prensa holandesa desmintió dichos juicios y fue hasta que Van Persie publicó un mensaje en sus redes sociales que la calma llegó a propios y extraños, a la espera de la pronta recuperación del habilidoso atacante.

Tengo un pequeño desgarro en el párpado, pero después de los exámenes médicos puedo decir que el ojo no está afectado, así que todo va bien», dijo el goleador a través de un mensaje en redes sociales.

Después de los exámenes médicos puedo decir que todo va bien. «Son cosas que pueden pasar en el futbol», agregó Van Persie, además de agradecer el apoyo y las oraciones de quienes estuvieron al pendiente de su estado de salud.

Fuente: Excelsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here