De lograr el récord olímpico a una dolorosa caída

0
62

La británica Elise Christie obtuvo la marca en los cuartos de final, pero en la última vuelta de la final sufrió un incidente que la alejó de las medallas en Pyeongchang 2018

La británica Elise Christie pasó del récord olímpico a una dolorosa caída en la final en el patinaje de velocidad en pista corta de los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018.

Christie impuso la marca olímpica en los cuartos de final al registrar un tiempo de 42.703, pero en la semifinal 2 de la prueba, la coreana Choi Minjeong mejoró el tiempo para dejarlo en 42.422.

La británica consiguió su pase a la final de los 500 metros femenil, pero en la última vuelta, Christie tocó la pista con la mano izquierda para mantener el equilibrio, sin embargo la holandesa Yara Van Kerkhof impactó con su pie derecho la mano de Elise, lo que provocó que fuera a estrellarse con el muro de protección.

Fuente: Excelsior

Dejar respuesta