Isssteson deja sin servicios a académicos de Unison

Trabajadores académicos, personal y administrativo de la Universidad de Sonora quedarán sin servicios médicos, prestaciones y jubilaciones

0
177

Hermosillo, Sonora a 8 de enero.- Trabajadores académicos, personal y administrativo de la Universidad de Sonora (Unison) quedarán sin servicios médicos, prestaciones y jubilaciones por parte del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson), ante la falta de presupuesto optan por finalizar el convenio de seguridad a partir del 1 de enero.

Mediante la Junta Directiva, la Universidad de Sonora notificó al Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUS) la terminación del convenio de prestaciones de Seguridad Social que mantienen, quedando a responsabilidad de la universidad un esquema independiente de servicios; por lo que la rectoría defendió que carece de recursos para responderle a los trabajadores que proporcionan de su nómina un porcentaje del 8 por ciento para cubrir la pensión y atención médica.

De inmediato, Cuauhtémoc González Valdés, secretario del STAUS, rechazó los términos expuestos por el Isssteson sobre el nuevo convenio, señalándolos como injustos y a la Unison le solicitó el esclarecimiento de recursos otorgados.

“Apelamos a la comprensión y a la solidaridad de otras organizaciones sindicales de Sonora, y a la sociedad en conjunto, por que se pretende cometer una injusticia contra los universitarias, que no estamos dispuestos a quedarnos con los brazos cruzados”, declaró  Cuauhtémoc González.

A través de un oficio divulgado por los sindicalizados universitarios, el Isssteson a cargo del funcionario priísta, Enrique Clausen Iberri, notificó a la Universidad el fin del Convenio de Prestaciones de Seguridad Social, con una prórroga de 60 días para brindar servicios médicos solamente; incluso día como plazo final el 25 de enero para firmar un nuevo convenio, de lo contrario el Alma Mater deberá otorgar las prestaciones y servicios médicos a sus sindicalizados.

“Las autoridades universitarias nos dijeron que carecen de recursos financieros para hacer frente a una posible eventual firma de convenio con los servicios médicos del Estado”, sostuvo ante medios de comunicación el líder de académicos.

Como una estrategia de defensa legal, los sindicalizados reunidos señalaron que harán uso de un amparo legal para evitar el desmantelamiento en servicios de salud y pensiones.

Ahí mismo, los trabajadores académicos hicieron un llamado al Gobierno del Estado y a la Federación para que apoyen con mayor subsidio a la Universidad de Sonora y dejen de afectar sus derechos humanos.

En la administración de Guillermo Padres, la institución médica registró un desfalco de seis mil millones de pesos en las pensiones de los empleados de la Unison; así mismo, un desabasto en medicamentos que se cobraban a sobre precio, créditos sin garantía hipotecaria dañando el patrimonio de los afiliados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here