El exdirector gerente del FMI, Rodrigo Rato, fue condenado hoy a cuatro años y seis meses de prisión por apropiarse indebidamente del patrimonio de la entidad financiera Caja Madrid a través del sistema de las tarjetas opacas al fisco durante su etapa como presidente de la entidad.

También fue condenado su antecesor en el cargo, Miguel Blesa, a seis años por los mismos motivos.

Durante unos años, los directivos se gastaron más de quince millones de euros en actividades personales.

Fuente: EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here