Luego de que a jalones y estirones, 39 cabildos de diversos municipio de Sonora, aprobaran la ley de paridad de género, la cual obliga a los partidos políticos en Sonora a registrar al 50 por ciento de mujeres para las candidaturas a las alcaldías, los que van a soltar el llanto son los partidos de la “chiquillada”.

Si bien la aprobación de la ley en el Congreso del Estado fue recibida con fanfarrias y gritos de alharaca por una buena parte del sector femenino, como era de esperarse, incluso todos los partidos políticos mostraron su aprobación a esta legislación, ya es raro que en los Ayuntamientos se dilatara tanto su aprobación.

Más lamentable es que sea de “panzazo”, pues solamente fueron 39 de 72 los que la aprobaron y eso indica o que no hubo operación o que existe cierta reticencia, más allá de la expresión de alegría pública porque se legisló sobre el tema.

Pero ese es un tema ya superado, pues finalmente ya está aprobada y deberá respetarse en la elección del 2018; lo que sigue ahora es la forma en la cual los partidos políticos en Sonora van a conseguir candidatas mujeres, y no digo porque no existan las mujeres suficientemente preparadas, sino porque no todas quieren competir por una alcaldía y menos cuando saben que sus posibilidades de ganar, en muchos casos serán nulas.

A pesar que hay voces en el PRI y PAN que sienten van a batallar para cubrir la cuota, a final de cuentas las estructuras de ambos partidos –sobre todo el PRI en estos momentos—deben ser suficientes para aportarles mujeres de gran calidad como candidatas y con amplias posibilidades de triunfo.

El problema no es de ellos, a donde debemos voltear es a los partidos de la “chiquillada”: al PRD, Morena, Partido Verde Ecologista de México, al PANAL, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo.

Si ya les resulta difícil encontrar candidatos de calidad en el sector masculino, con menos estructura, una menor militancia y poca presencia política fuera de los momentos electorales, tendrán una dura batalla para completar su cuota de 50 y 50 como marca la nueva legislación.

Aquí se corre el riesgo, como con cualquier ley que apenas entra en vigor; que los partidos políticos simulen candidaturas. Es decir, que aparezcan “las Juanitas”, candidatas mujeres que sean postuladas pero que ni hagan campaña, ni se ocupen de atender sus candidaturas, que sean lanzadas simplemente para cumplir la ley y tener la cuota cubierta.

También existe el riesgo de que algunos otorguen las candidaturas a mujeres de los municipios más pequeños, aquello donde perder sea parte del presupuesto electoral de un partido y en ese sentido la candidatura de una mujer puede ser una opción que permita cubrir cuota, estar en las papeletas electorales y no desgastarse.

Pero además, la ley establece que las candidaturas de mujeres deben ser paridad, sin importar el número de candidatos a alcalde que un partido político registre; en ese sentido si apenas integra ocho planillas para competir, cuatro de esas deben ser encabezadas por mujeres; salvó cuando sea número non, en esos casos todavía existen algunas lagunas legales que el INE deberá resolver.

Si los partidos políticos quieren competir en la próxima elección están obligados a empezar a generar las condiciones que faciliten a las mujeres su participación política, buscar liderazgos femeninos y convencerlas de que pueden ganar y gobernar su municipio, pero sobre todo capacitarlas en el ejercicio de la política y la administración pública, esto último no se menciona por considerar que las mujeres estén impreparadas, simplemente porque van a competir en procesos donde todavía se juega con la rudeza de los hombres.

En fin, es un tema que debe preocupar a todos los partidos políticos y ya veremos como resuelven esta situación.

Por lo demás es una excelente iniciativa que habrá de generar mayores espacios y un equilibrio en la competencia. Por supuesto, me gustaría verlas participando en municipios grandes y no solamente en los pequeños.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- En el Ayuntamiento de Hermosillo hay funcionarios que no en su afán de irse a la dirigencia del PRI no les importa apoyar a lideresas de barrio que luego se convierten en un dolor de cabeza.

El caso que más ejemplifica lo anterior es el de Carlos “Bebo” Rodríguez, quien en un afán de mostrar que tiene pueblo constituyó comités de barrio, impuso lideresas y ahora estas doñas, sintiéndose apoyadas por el Ayuntamiento pretenden despojar a otros de lo que saben no les pertenece pero se sienten muy protegidas y agitan las aguas.

No solo eso, estas mismas lideresas que protege “El Bebo” Rodríguez llegan a grado de creerse las dueñas de la colonia y prometen cosas que no van a poder cumplir; el problema es que cuando otras personas ven el apoyo que reciben del funcionario municipal pues también se van en el viaje.

Ya hay algunos casos que han botado y todo por la ambición de estar en la silla del PRI Municipal, pero bueno qué su puede hacer si cuando falta madurez en un funcionario público lo que le sobra es arrogancia.

2.- El alcalde Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta se reunió con diputados federales sonorenses del PRI, para presentarles la iniciativa de reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales, algo que ya hizo en el Congreso de Sonora.

Todas las modificaciones que propone “Maloro” Acosta tienen como eje rector darle garantías al ciudadano de seguridad; no se trata de cambiarlo todo, hay aspectos muy positivos en el nuevo Sistema de Justicia Penal, lo que se busca es perfeccionarlo, porque a al menos a la fecha operó más a favor de los delincuentes que de los ciudadanos.

El Presidente Municipal entregó el documento a Álvaro Ibarra Hinojosa, Presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados y posteriormente se reunión con el grupo de legisladores sonorenses del PRI: Sylvana Beltrones, Abel Murrieta Gutiérrez, Ulises Cristópulos Ríos y Próspero Ibarra a quienes les solicitó impulsen las reformas que propone, algo que los diputados aceptaron.

3.-  La regidora Karina Lagarda salió a debatir en radio sobre aspectos de seguridad pública con gente de Movimiento Ciudadano, desde donde se ha montado toda una campaña fundamentada en la inseguridad pública que sí existe en Hermosillo.

Fue muy contundente la expresión de la regidora Lagarda cuando dijo que actualmente en la policía municipal están muy atentos a que no se repitan casos tan lamentables como aquel del “cuarto pasajero”.

La sutil mención fue un cañonazo directo para la dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Dolores del Río Sánchez, ella era la alcaldesa de Hermosillo cuando ese incidente se presentó. Ahora si: “Te lo digo “Pinki” pa´que lo entiendas Lola”.

 

Otros Juglares:

–“Se trata de sacar de los acuerdos reparatorios los delitos de robo a casa habitación, aún cuando no haya violencia contra las personas; el robo de vehículos, el robo de noche o por varias personas y el homicidio culposo”; extracto de la exposición hecha por “Maloro” Acosta en la Cámara de Diputados  para que durante un periodo de transición se regrese a prisión preventiva o cualquier otra sanción a los delitos patrimoniales los cuales actualmente tienen en jaque a las corporaciones policiacas y a las familias.

 

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Postdata: Nos puede escuchar por el 94.7 de Radio Sonora, de lunes a viernes de 13:00 a 15:00 horas en la Segunda emisión de noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here