Por: Cristina Gómez Lima

Sonora es el estado con la tercera cifra más alta de mujeres desaparecidas en la República, después de México y Jalisco: entre enero de 2014 y junio de 2015 se reportó la ausencia de más de 700 mujeres, número que sigue en aumento, dio a conocer el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Las cifras de la organización no gubernamental indican que 72 por ciento de las desaparecidas tienen entre 10 y 17 años, son privadas de su libertad o engañadas para salir de su entorno a ser prostituidas o formar parte del crimen organizado.

María de la Luz Estrada Mendoza, coordinadora nacional del OCNF, advirtió que la incidencia en Sonora es alarmante en relación con su número de habitantes.

Sonora es además un estado corredor, donde desaparecidas de toda la República son ocultadas y vendidas. Otros sitios similares son Tamaulipas y Sinaloa, así como diversas entidades de Estados Unidos.

No obstante, las autoridades de Sonora no han emitido una alerta de género y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) tampoco ha ordenado medidas de prevención ni activado protocolos de búsqueda y de investigación sobre desapariciones de niñas, adolescentes y mujeres.

Las recomendaciones de dichas instituciones han recibido una respuesta lenta de las autoridades, pese al incremento de feminicidios y desapariciones, denunció. La Secretaría de Gobierno estatal pidió que se ampliara el plazo de seis meses para cumplir las peticiones que se hicieron en octubre de 2015 y aún no tienen respuesta.

De las entidades que encabezan la lista de desapariciones (estado de México, Jalisco y Sonora), sólo la primera ha incluido en su alerta de género a las desaparecidas.

Autoridades invisibilizan a víctimas y sólo buscan cuerpos

Estrada Mendoza aseguró que las autoridades invisibilizan las desapariciones, por ejemplo, cuando las familias acuden ante el Ministerio Público a denunciarlas y la alerta de búsqueda se emite 72 horas después. Luego les aseguran que las jóvenes huyen de sus casas con sus parejas sentimentales, a fin de dar un rápido carpetazo.

Hemos demandado que las busquen inmediatamente después de que se reporta la desaparición para encontrarlas con vida, antes de que las saquen del país o las maten, antes de que se las lleven a otros estados y las involucren en actos ilícitos, señaló.

Agregó que las autoridades judiciales y ministeriales realizan investigaciones para encontrar cadáveres, y no buscan a desaparecidas en lugares donde podrían estar siendo víctimas de trata.

María de la Luz Estrada aseguró que las redes sociales han sido un factor determinante para encontrar a víctimas y para ayudar a familias a difundir en todos los núcleos sociales la desaparición de mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here