Por Rigo Gutiérrez E.

Son los Millennials quienes inclinan las tendencias de tópicos en las redes sociales y hacen del Pokémon Go un furor ardiente. Esta generación nacida entre 1980 y 1995 es un acertijo sin resolver para los partidos políticos mexicanos, y les preocupa no tener ni su atención ni su confianza. ¿Qué deberán hacer los presidenciables para seducir a ese 30% del electorado?

Los padres y abuelos de la también llamada “Generación Y”, vivieron rodeados de un entorno de dificultades sociales-económicas, desde las protestas estudiantiles de Tlatelolco en el verano de 1968, pasando por los desplomes económicos de López Portillo, las crisis políticas de Salinas y el ‘error de diciembre’ de Zedillo.

Si bien es cierto, después de los mencionados periodos, la recuperación económica del país ha sido una interminable pesadilla, los Millennials aprendieron a sobrevivir así, buscando alternativas a su situación real desde un campo virtual. Crecieron con las computadoras conectadas a internet —¿quién no recuerda aquel ir y venir del tono intentando acceso a la lenta conexión Telmex?—.

El internet abrió ante sus ojos un amplio campo fértil donde explotaron todo su potencial. Ahí conviven, opinan, se informan y hasta trabajan. La red de redes se infiltró a su ADN y de la misma forma encontraron en los smartphones un tercer brazo.

De acuerdo a los censos más recientes del INEGI, actualmente hay cerca de 30 millones de Millennials, una cuarta parte de la población.

Según la Asociación Mexicana de Internet, del mundo de internautas en el país, un 21% tiene entre 19 y 24 años. Lo cual representa alrededor de 12 millones de jóvenes.

Un voto codiciado

Doce años atrás, hace cuatro elecciones municipales, cuando se le cuestionaba a los estrategas electorales sobre la importancia del voto joven no hacían más que ignorar este sector por asumir tener un voto duro —sufragio asegurado del militante partidista— suficiente para ganar.

Parafraseando a Heráclito de Éfeso con el “nadie se baña en el mismo río dos veces”, hoy la sociedad es distinta, y la elección también. El estratega que no pondere el voto Millennial va camino al fracaso.

Lo complicado de la situación es que si antes a los jóvenes no les importaba la política, ahora no solo eso, sino que ya lo reflejan en las urnas. Tan es así que la participación de jóvenes apenas pasa de la mitad.

De acuerdo a la Estadística del Padrón Electoral y Lista Nominal de Electores del INE, los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad representan el 30% de la lista nominal. Suman 24.2 millones de chicos con su credencial.

El dato curioso de la lista nominal es que justamente en el rango de edad de 20-24 años se forma el pico más elevado de la curva y baja gradualmente hasta el renglón de “65 o más”, donde se encuentran el nuevo pico con 9.1 millón de votantes.

 

Ganarse el voto con ‘selfies’

Para nadie es un secreto que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto hace selfies en cuanto evento público se para, incluso él mismo le da clic y se cerciora salga una buena foto. Siempre sonriente. Es claro que para la oficina de  Presidencia las redes sociales son un conducto directo para lograr empatía con la gente, principalmente con ese sector Millennial.

Pero echemos un vistazo a lo que hay detrás de la auto foto. Según la Encuesta Nacional de Valores en Juventud 2012, el 89.6% de los chicos tiene poco o nada de interés en la política, la razón más alta: 37% considera a los políticos como deshonestos; otro 22.7% afirma no entender el tema; finalmente un 22% dice no tener interés.

Lograr conectar con este grupo puede ser un reto titánico para los hombres de traje y corbata. Pero no es a tuitazos como los partidos van a ganar la confianza del escéptico millennial. Se debe entender como una situación multifactorial, desde el espectro económico, educativo, laboral, legislativo. Es un error intentar abordarlo como un “fenómeno social”, porque no es pasajero. Son de conciencia crítica, creativos, se informan y tienen poder de opinión y decisión.

Hay quienes todavía dudan de esto último porque no logran palparlo en la calle, pero cualquier día de estos vea cómo se mueven los Trending Topic o mejor aún observe el comportamiento del mercado. Mover en dos semanas a más de 50 millones de personas en 30 países para cazar Pokémones, es solo diversión.

Twitter: @gtzrigo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here