Insultos y llanto en un estadio de Belgrado

El futbolista brasileño Everton Luiz rompió en llanto, luego de soportar gritos racistas durante los 90 minutos de juego

0
532

El futbolista brasileño Everton Luiz rompió en llanto, luego de soportar gritos racistas durante los 90 minutos de juego.

El brasileño Everton Luiz, centrocampista del Partizán de Belgrado, rompió en llanto tras los persistentes cánticos racistas que profirieron numerosos hinchas durante la victoria del club sobre el Rad en la liga serbia de futbol.

Everton Luiz, jugador de 28 años y quien se incorporó a las filas del Partizán el año pasado, escuchó insultos y ruidos semejantes a los de un simio, emitidos por el público cada vez que tocaba el balón. Además, un grupo de hinchas desplegó una pancarta con un mensaje racista, del lado del graderío donde se encontraban los seguidores del Rad, cuadro rival.

Tras una exigencia del árbitro, el cartel fue retirado de las tribunas.

Cuando el silbante pitó el final del partido, Everton Luiz se dirigió a esos hinchas del Rad para dedicarles un gesto despreciativo con el dedo levantado, según imágenes emitidas por una televisión serbia. Ese gesto provocó un gran enfado entre los jugadores del Rad de Belgrado, que se encararon con el brasileño de inmediato.

La policía tuvo que intervenir para poner fin a la disputa en el terreno de juego.

En las imágenes repetidas por la televisión serbia se ve a Everton Luiz salir del campo llorando y siendo consolado por sus compañeros.

Después del partido del domingo, una victoria del Partizán por 1-0, ocurrieron algunos altercados entre los jugadores.

Y tras enjugarse las lágrimas, el brasileño dijo que había soportado “abusos racistas durante todo el partido.

No pude retener las lágrimas porque recibí insultos racistas desde la grada en los 90 minutos”, afirmó el futbolista.

Me quedé impactado por la actitud de los jugadores rivales, que en lugar de calmar la situación apoyaban ese comportamiento”, afirmó, asegurando que quiere “olvidarlo lo antes posible”.

Hay varios antecedentes de manifestaciones racistas por parte de los fanáticos serbios contra jugadores negros. Los hinchas del Rad son conocidos por sus posturas ultraderechistas.

Ayer, la Asociación Serbia de Futbol impuso un veto indefinido al estadio del Rad, ubicado en Belgrado, por el comportamiento del público.

“Es un regreso a la realidad del futbol serbio”, lamentó después del duelo el entrenador del Partizán, Marko Nikolic.

El partido fue ganado por el Partizán (1-0), que se mantiene segundo en la clasificación, con 51 puntos, por detrás del Estrella Roja, que tiene 6 puntos más.

El Partizán responde

Condenamos enérgicamente a los autores de este acto insensato”, señaló el Partizán en un comunicado de prensa en su página web.

“El Partizán se siente obligado a pedir disculpas a todos aquellos que han sido insultados y heridos por los cánticos racistas”, durante el encuentro”, añadió la nota.

Apoyamos totalmente a uno de los mejores jugadores del club, Everton, quien se ha ganado los corazones de los aficionados durante su estancia en Serbia el pasado año”, aseguró el Partizán.

Fuente: AP y  AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here