Los ‘All Whites’, a dar la sorpresa en Rusia

Nueva Zelanda participará en la cuarta Copa Confederaciones en su historia con un equipo que tiene 17 elementos jugando fuera del país

0
167

La selección de Nueva Zelanda volverá a disputar la Copa Confederaciones después de perderse la última edición en beneficio de Tahití y lo hará con la ilusión de demostrar que el futbol en el país sigue dando pasos hacia adelante.

Esta será la cuarta participación de los ‘All Whites’, como se les conoce, y el principal reto pasa por ganar un partido en el torneo. Hasta la fecha no lo han conseguido sumando ocho derrotas y un empate, ante Irak en 2009. En cuanto al balance goleador, este es de veinticuatro tantos en contra y solo dos a favor.

Pese a que estas cifras pueden no invitar al optimismo, los neozelandeses tienen capacidad para competir. Lo ejemplificaron en el Mundial de Sudáfrica 2010 cuando se marcharon invictos al cosechar tres empates ante Italia, Paraguay y Eslovaquia.

Es determinante el hecho de que sus futbolistas hayan podido desarrollarse en el extranjero, demostrando su talento en algunas ligas europeas o bien haciendo carrera en la emergente competición australiana.

Algunos de ellos llaman la atención en equipos importares en Europa, tal es el caso de Chris Wood, delantero que se proclamó máximo goleador de la segunda división inglesa anotando 27 dianas en las filas del Leeds United.

También destaca la presencia del veterano Shane Smeltz que a sus 35 años se mantiene como el máximo anotador en activo de la selección y puede presumir de ser el segundo hombre con más goles en la historia de la A-League australiana.

Otro que destaca es quien se sitúa al frente del proyecto desde el banquillo, Anthony Hudson, hijo de Alan Hudson, exintegrante del Chelsea, este estudioso de técnicos como Jose Mourinho o Marcelo Bielsa se hizo con el puesto en el 2014 tras una experiencia previa como entrenador de Baréin.

Desde que llegara al cargo puede presumir de haber conquistado la Copa de Naciones de la OFC, máximo título continental y pasaporte para esta Copa Confederaciones.

Aunque firmaron una inmaculada fase de grupos, solo pudieron superar por la mínima a Nueva Caledonia y tuvieron que imponerse a Papúa Nueva Guinea en los penaltis para levantar finalmente el trofeo.

Más claridad demostraron en su camino hacia el Mundial ya que de momento se proclamaron campeones del grupo A de la fase de clasificación, lo que garantiza que jugarán la final contra el primero del otro grupo, Islas Solomón.

En caso de vencer, algo que se conocerá a comienzos de septiembre, deberán afrontar una eliminatoria de gran exigencia a todo o nada ante el quinto equipo de la CONMEBOL para alcanzar el objetivo.

Como aperitivo de lo que pueda pasar en el futuro llega esta visita a Rusia. El anfitrión será el primer rival este sábado en San Petersburgo, ciudad a la que volverán el 24 de junio para enfrentarse a Portugal para finalmente cerrar la fase de grupos ante México del 21 de junio en Sochi.

Fuente: EFE

Dejar respuesta