El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

La política exterior de México le permitió sortear con relativo éxito las presiones que reciben nuestros gobiernos de los gobernantes de Estados Unidos; sin necesidad de ser frontales muchos mandatarios mexicanos pudieron mantener una relativa independencia de sus homólogos de Estados Unidos.
Bajo la llamada “Doctrina Estrada”, México mantuvo una postura digna frente a Estados Unidos. Eso le permitió recibir a miles de exiliados chilenos que huyeron del gobierno de Augusto Pinochet; nuestro país también reconoció el triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua –cuando Daniel Ortega, asumió el poder por primera vez—a pesar de la oposición de los vecinos norteños.
Los gobiernos del PRI tuvieron la habilidad de ser aliados de Estados Unidos, pero también fueron inteligentes para utilizar a los gobiernos socialistas o comunistas de Centroamérica y del Caribe para ejercer un liderazgo importante en la zona.
El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha sabido lidiar con los gobernantes de Estados Unidos. Recordar que Donald Trump ya lo exhibió cuando recordó aquella amenaza de bloquear la frontera al paso de migrantes centroamericanos so pena de que de no hacerlo castigaría con un arancel especial a los productos que México exporta a Estados Unidos.
“Nunca vi doblarse a nadie así, tan fácil y rápido”, diría un socarrón Donald Trump de quien fuera uno de sus principales aliados, tanto así que el gobierno mexicano fue uno de los últimos en reconocer el triunfo de Joe Biden.
Ya con Biden en la presidencia, el gobierno de López Obrador ha tenido que sumar la reticencia de Estados Unidos a proyectos como la reforma eléctrica, las amenazas de demandas millonarias al amparo del Tratado de Libre Comercio –firmado por este gobierno con Estados Unidos y Canadá–, las expresiones de la embajada de Estados Unidos cuestionando la seguridad y el respeto a la libertad de expresión.
En no pocas ocasiones el embajador de USA, Ken Salazar emite la postura de su gobierno con tuits que de inmediato tienen impacto en la Presidencia de México.
Ahora que el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó Cuba y les ofreció ayuda, además de contratar médicos de aquel país para que trabajen en México, también recibió la medalla “José Martí” un reconocimiento que Cuba ha otorgado tradicionalmente a líderes de izquierda.
Pero más allá de esa parte, el presidente López Obrador regresó con la idea de presionar a Estados Unidos y para ello les dijo que deben invitar a la Cumbre de las Américas a los presidentes de Cuba, Miguel Díaz Canel, al de Nicaragua, Daniel Ortega y al de Venezuela, Nicolás Maduro, los tres excluidos del evento al considerárseles dictadores en sus respectivos países y además ser violadores contumaces de los derechos humanos de los pueblos que gobiernan.
El presidente López Obrador dijo que si ellos no son invitados al evento, entonces él no acudiría y la representación de México estaría encabezada por Marcelo Ebrard.
No debe olvidarse que los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela son autéticas dictaduras, pero además de eso se caracterizan por su vocación antidemocrática y la violación constante de las libertades y derechos de los ciudadanos.
Defenderlos y abogar a su favor para que participen en una reunión, es ubicarse en el lado incorrecto de la historia, Es “sudar calenturas ajenas” y representan un riesgo para México.
Así como en los 70´s se condenó el golpe de estado en Chile y se desconoció el gobierno de Augusto Pinochet . Díaz Canel, Daniel Ortega y Nicolás Maduro se mantienen en el poder gracias a las fuerzas armadas, por perseguir y encarcelar a sus opositores, por simular elecciones y por no permitir las libertades de sus ciudadanos.
En este punto el gobierno de México optó por posicionarse al lado de estos dictadores bananeros y mandó un claro mensaje de desprecio a las naciones democráticas.
A diferencia del pasado, cuando los gobiernos de izquierda se usaban solamente como un contrapeso, ahora nos ubicamos abiertamente de su lado y se toma la decisión de confrontar a nuestro principal socio comercial.
Por lo pronto el embajador Ken Salazar ya fue a Palacio Nacional; ya veremos si en el futuro nos enteramos que el presidente López Obrador, se volvió a doblar.

Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- El gobernador Alfonso Durazo derogó ayer la Ley 171 y con eso deja al libre arbitrio de las personas el uso del cubre brocas, es decir ya no es obligatorio; esto se debe a que los números de casos positivos a Covid-19 han venido a la baja, particularmente luego de que la mayoría de la población ya recibió sus dos vacunas y el refuerzo correspondiente.
Sin embargo persisten ciertas restricciones para las personas que no se han vacunado, las personas vulnerables y aquellos que padecen una enfermedad, igualmente hay observaciones especiales para el personal del sector salud, así como para quienes ingresen a hospitales y ni que decir de aquellos que tengan síntomas de la enfermedad, todos ellos deben utilizar cubrebocas.
Que el cubrebocas no sea obligatorio de ninguna manera significa que el Covid-19 desapareció o que somos inmunes, los cuidados ya quedan a consideración de los ciudadanos y cada uno sabrá si lo utiliza o no.

2.- Buen mensaje del director del Isssteson, Jesús Manuel Acuña Méndez al imponer la política de cero tolerancia en casos de acoso laboras y sexual contra las mujeres que trabajan en esa institución así como las derechohabientes.
Acuña Méndez dijo que no solamente se trata de aplicar sanciones administrativas a quienes se les compruebe esas prácticas de acoso, la sanción también incluye las denuncias correspondientes en la Fiscalía General de Justicia de Sonora.
Es muy importante que esta medida no solamente es un acto de la dirección del Isssteson sino que también cuenta con el respaldo de Daniel Valdez Jiménez, Secretario General del Sindicato Único de Empleados del Isssteson (Sueisssteson) lo cual garantiza que el sindicato no será tapadera de quienes cometan este tipo de actos.

Otros Juglares:
–“Me conmueve este gesto porque, no obstante todo lo que falta por hacer, reconocen de buena fe la disposición que hemos tenido para acompañarlas en una tarea que, en estricto rigor, es responsabilidad del Estado mexicano, que es el gobierno el que debe de hacer, en todo caso, las búsquedas. Pero son las madres organizadas que han perdido a un hijo, que tienen a un hijo, a una hija desaparecida, las que han tenido la iniciativa y, en todo caso, es nuestra obligación acompañarlas con todo aquello que podamos; lo hacemos con un gran compromiso”.
Lo dijo el gobernador Alfonso Durazo Montaño al recibir un reconocimiento que le entregó Cecilia Delgado, dirigente del colectivo “Madres Buscadoras”, por el apoyo que les han brindado desde el gobierno para las actividades de búsqueda de sus familiares desaparecidos.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here