El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

El martes se cumple un año de la toma de posesión de Alfonso Durazo, un gobierno que llegó al poder en una elección con un gran abstencionismo pero que aún así logró una muy amplia ventaja y eso indica que genero importantes expectativas en las personas que confiaron su voto a favor del proyecto de Morena.
Pero más allá de todo lo expresado en campaña, de todas las ofertas políticas, la realidad indica que el gobierno de Alfonso Durazo es de inercias. Eso significa que más allá de concretar sus proyectos se dedicó a administrar y sobrellevar la situación, pero no hay nada, absolutamente nada que indique una trasformación social, política o económica de Sonora.
A Durazo Montaño no le ha ido bien; en buena medida porque se trata de un político que no es capaz de hacer que las cosas se hagan, su formación personal lo obliga a quedarse callado cuando en niveles superiores se toman decisiones, la lealtad que le guarda al presidente López Obrador lo lleva a callar, incluso aplaudir y sumarse, a situaciones que políticamente le son desfavorables.
El problema es que esa lealtad que Durazo Montaño le profesa a López Obrador no ha tenido, al menos en lo correspondiente a los actos de gobierno, una reciprocidad.
Eso lo tiene limitado a ejercer un gobierno de anuncios a futuro. Se le fue el primer año de gobierno sin concretar sus proyectos, seguramente también el 2023 pasará inédito –por ser prelectoral—y el 2024 que será eminentemente electoral no habrá cabeza para atender otro tema que no sea la sucesión presidencial.
Políticamente está muy bien cobijado. El Congreso del Estado lo tiene dominado, no existe manera de que la oposición le pueda hacer mella a su gobierno. Controla la mayoría de los ayuntamientos más importantes y aunque los alcaldes aliados no son precisamente una lumbrera en los cargos, no dejan de ser aliados permanentes que no dan lata.
La parte más débil de su gobierno son sus colaboradores. El equipo que nombró no ha dado el salto, se mueven en la improvisación y el voluntarismo, pero no son capaces de generar proyectos trasformadores. De hecho, el gobierno se mueve con la inercia que ya traía y eso lo vuelve común al mismo tiempo que lo aleja de ser trasformador.
Su gabinete no es brillante y los mejores hombres que lo acompañan ni siquiera están en puestos de primer nivel, se mueven en lo oscuro, sin reflectores, pero son eficientes, el mejor ejemplo es el de Francisco Méndez, quien desde una posición de tercer nivel opera como si fuera Secretario y da resultados.
Pero salvo ese caso y el del Secretario de Hacienda, Luis Omar del Valle Colosio, los demás no despuntan.
Lo peor es su falla en seguridad pública. Alfonso Durazo llegó con la etiqueta de que en ese tema tenía muchas fortalezas, al paso de un año no ha podido mejorar y ciertamente sí se la ha ido complicando cada vez más.
En materia de promoción económica tampoco hay buenos resultados, más allá de dos proyectos industriales importantes: una planta de gas licuado en Guaymas y otra en Puerto Libertad, las inversiones no acaban por llegar.
En este punto también se sigue moviendo Sonora gracias a las inercias del gobierno anterior.
Es evidente que Durazo Montaño no ha convencido a los sonorenses, al menos tres encuestas presentadas en las últimas semanas indican que su calificación es reprobatoria y eso es un indicativo de como ha quedado a deber.
Pero no todo está perdido, se trata de apenas el primer año, eso le deja cinco años por delante para tratar de recomponer su gobierno e iniciar esa trasformación histórica e inédita que tanto pregona, pero de la cual todavía no logra sentar las bases.
Tiene a su favor que lo importante no es como se inicia sino como termina.
Pero igual debe recordar que los últimos cuatro gobernadores de Sonora y la ex gobernadora, no terminaron bien.

Los alcaldes hacen malos quesos
También las alcaldíad cumplen su primer año de gobierno y al arribar al primer tercio de su mandato no existe mucho que presumir. Los más visibles son los de Morena, porque son mayoría, pero los del PRI no se notan –incluso se mudaron de partido—y en el caso del PAN, es evidente que Antonio Astiazarán ha dado excelentes resultados en Hermosillo, pero del resto no hay nada que decir.
En Morena han quedado a deber: Mario “Mayito” Martínez en Navojoa, su enfermedad de alguna manera ha sido la única noticia trascendente de su gobierno; de los de Huatabampo y Etchojoa solamente se conocen los escándalos en los que viven inmersos.
Cajeme tiene un presidente municipal, Javier Lamarque, que no le encuentra la cuadratura a los problemas de su municipio y a la inseguridad pública que azota Ciudad Obregón y la región del Valle del Yaqui, ahora se debe sumar que la zona urbana se encuentra destrozada.
Guaymas y Empalme solamente son noticia por la inseguridad pública; en el caso de Guaymas existen muchos anuncios, planes y proyectos, pero en la realidad todavía no aterriza ninguno y el Puerto sigue inundado de aguas negras y su zona rural es un campo de batalla entre bandas criminales. Incluso la alcaldesa Karla Córdova sufrió un atentado que la obligó a acudir a eventos públicos con un chaleco antibalas.
Hermosillo, gobernado por Antonio Astiazarán, quien se asume como panista aunque ganó la alcaldía con los votos del PRI –el PAN quedó en cuarto lugar en la votación del 2021—su gobierno se identifica como trasformador, innovador y creativo. Sin mucho dinero y con las finanzas públicas comprometidas, eso no ha sido pretexto para tratar de darle viabilidad a la zona urbana y atender los rezagos en la zona rural. Evidentemente le resulta imposible resolver todo, pero al menos no ha dejado de trabajar en temas como el de la seguridad pública, obras de infraestructura y atención de deuda.
Nogales es quizá donde Morena tiene a su mejor alcalde; Juan Gim Nogales, sin ser un político experimentado no ha dejado de avanzar y lo hace sin escándalos, con pocos recursos y también esperanzado a que finalmente se cumplan los proyectos que Alfonso Durazo a anunciado para esa frontera.
En el caso de Caborca, Abraham “El cubano” Mier, solamente ha demostrado que como alcalde es un excelente bailarín. Salvo eso, nada bueno se puede decir porque de las cosas malas no nos alcanzaría el espacio.
En San Luis Río Colorado, el alcalde Santos González dilapidó una buena parte de su capital político al proteger las tropelías cometidas por su hijo en contra de una regidora; al mismo tiempo le han ido creciendo los enanos y de ser uno de los mejores en su primero trienio, para este segundo lo alcanzaron los escándalos y su gobierno navega en las ocurrencias.
Lo peor es que todos los Ayuntamientos enfrentan problemas financieros y no se aprecian acciones efectivas para paliar ese problema y menos para darle viabilidad a sus gobierno, de hecho están esperanzados a que al Gobernador le vaya bien, para que a ellos también les “chispee” esa buena fortuna.

Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- El gobernador Alfonso Durazo anunció que el presupuesto para el 2023 será “austero y con un profundo sentido social”. Lo anterior solamente es indicativo que muchas de las obras proyectadas simplemente van a seguir esperando para mejores tiempos.
En una reunión con legisladores de Morena-PT-PVEM, que forman la coalición “Juntos haremos historia”, Durazo Montaño adelanto que espera un presupuesto mayor que el de este año y aseguró que se va a trabajar sin distingo de partidos políticos con los 72 alcaldes de Sonora.
Estableció que las prioridades en materia de inversión en obras, serán en aquellos municipios que resultaron afectados por las avenidas de agua de las lluvias, lo cual significa que Guaymas y Empalme serán los consentidos, con el único objetivo de que ser repitan esas inundaciones que terminan por causar estragos en la infraestructura y se lleva el patrimonio de muchas familias.

2.- El gobernador anunció que para las fiestas patrias, concretamente para el Grito de Independencia del 15 de septiembre, se van a sustituir los fuegos pirotécnicos por otro espectáculo y con ello no causar alteración en las mascotas.
La medida no ha sido bien recibida, particularmente porque uno de los aspectos tradicionales de esa fiesta patria es precisamente la pirotecnia.
A veces los balazos y los traca traca de los fusiles causan más daño y en detener a los criminales que las disparan no son tan efectivos.

3.- Este lunes se cumplen cinco días del atentado que sufrieron los empleados de CFE en la carretera Yécora-Hermosillo y más allá de anuncios y ofrecimientos de justicia y no impunidad para las familias de las víctimas no se ve más esfuerzo por las autoridades investigadoras y de Seguridad Pública.

Otros Juglares:
–“La propuesta que vamos a hacer es, primero, en términos generales, garantizar un presupuesto austero. Número dos, garantizar nuevamente un presupuesto social, el presupuesto social más alto en la historia de la entidad. Más alto que el año anterior. Y número tres, incorporar todos aquellos planteamientos que he venido recogiendo en mis recorridos por el estado, y en mis reuniones con ustedes, con presidentes municipales, particularmente. Y, en general, son planteamientos que responden a necesidades muy elementales de la gente”.
Lo dijo el gobernador Alfonso Durazo durante una reunión con legisladores de Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde Ecologista; es decir con su bancada legislativa y que son amplia mayoría en el Congreso del Estado.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”; igualmente nos puede acompañar en el noticiero “El Juglar de la Red” que se trasmite de lunes a viernes, de 7:00 a 9:00

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here