El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Sonora fue de claroscuros, por un lado anuncios de apoyo a las etnias, pero sin que se puedan concretar todavía algunos de ellos, por otro versiones oficiales desmentidas por la versión oficial y muchos miles de millones de pesos que se anuncian en inversiones para las etnias yaqui, mayo, guarijío y seri.
Al gobernador Alfonso Durazo no le fue muy bien, a pesar de los anuncios del presidente; de entrada fue desmentido cuando dijo que en Sonora los delitos venían a la baja, pero el Secretario de la SEDENA, Luis Crescencio Sandoval lo dejó frío cuando señaló todo lo contrario. Al parecer la cortesía no existe entre el Ejército y el Mandatario de Sonora porque más allá de reconocer que el General Secretario fue honesto y no dibujó un panorama halagüeño en materia de Seguridad Pública, bien le pudo informar al gobernador Durazo lo que venía.
Pero también el gobernador Durazo Montaño debe de dejar de jugar con los números, es muy dado a querer sorprender con cifras que solamente existen en la imaginación de sus secretarios; él las termina de creer a pie juntillas y el resultado son esos desmentidos vergonzosos a los que se expone.
En la gira presidencial por Sonora, López Obrador anunció que van a recuperar 30 mil hectáreas para la etnia yaqui, incluso dijo que el 21 de agosto volverá a Sonora para entregar de manera oficial esas tierras a la etnia.
Sin embargo existe un problema, esas tierras tienen dueños y muchos de ellos se resisten a venderlas, incluso ya le han ganado dos batallas legales al gobierno federal que ahora indica que se las van a comprar a sus propietarios a través de la Sedatu.
La pregunta que muchos se hacen es ¿para qué les van a entregar esas tierras a la etnia yaqui? Ni las pidieron antes ni las reclamaban ahora. El mismo López Obrador anunció que para su próxima gira por Sonora van a iniciar las obras de ampliación de nuevo distrito de riego y añadió que ya están disponibles para Conagua los mil 700 millones de pesos para financiar todo lo requerido y que eso pueda ser una realidad.
En este gira del Presidente se esperaba –así lo había anunciado Durazo Montaño—la presencia de la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, se trataba de que entre ambos le plantearan al presidente la inquietud de construir una nueva carretera que comunique Guaymas con la Capital de Chihuahua, una obra que requiere 13 mil millones de pesos y que el gobierno de Sonora viene anunciando como parte de un proyecto integral para modernizar Guaymas.
Sin embargo, desde Chihuahua nos confirmaron que la gobernadora Maru Campos no fue invitada a la gira y por esa razón ella estuvo el fin de semana en Durango donde apoyó a los candidatos del PAN. Todo indica que la petición de recursos para iniciar la construcción de la carretera tendrá que esperar un tiempo más, a lo mejor para el 21 de agosto.
En la correspondiente a los planes de Justicia con las etnias Mayo y Guarijío, se trató de escuchar sus peticiones y firmar acuerdos, pero no hay recursos públicos destinados, ni obras públicas iniciadas, solamente el compromiso del Presidente de que se atenderán sus demandas y para atender a ambas etnias nombró al propio gobernador Alfonso Durazo y al director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes como responsables de la coordinación de los planes de justicia para Mayos y Guarijíos.
La visita del Presidente a Sonora dejó en claro que al momento solamente existe inversión pública proveniente del gobierno federal; el gobierno de Sonora es un mero espectador y se limita a acatar las instrucciones que les hace llegar el Ejecutivo Federal, el caso que mejor lo ejemplifica es el del Hospital General de Especialidades que entrará en operaciones hasta el 15 de septiembre de este año, justo un año después de que se terminó y que debió operar desde septiembre del año pasado, pero que ahora pasará a formar parte del esquema IMSS Bienestar.

“Era un pinche robadero”
El director del Isssteson, Jesús Acuña Méndez, enfrentó un bloqueo temporal de las oficinas de esa institución por trabajadores del Colegio de Bachilleres (Cobach) y los encaró, pero retomó un discurso que no puede sostener debido a compromisos políticos que lo obligan a callar la boca, pero termina por ganarle su propia egolatría.
El señor Acuña dijo a los trabajadores del Cobach que él hace enormes esfuerzos para comprar equipos médicos y dejar de pagar rentas millonarias que solamente desangraban al Isssteson y que forman parte de lo que él llamó “un pinche robadero”.
No creo le falte razón, el problema es que al denunciar la existencia de esas raterías cometidas en el Isssteson, también debe exhibir las denuncias que ha presentado y al momento no se sabe de ninguna querella penal que involucre a algún directivo del pasado reciente de Isssteson.
A Jesús Acuña Méndes es fácil que se le vaya la lengua y hable de más; pero se esperaría de él un poco de congruencia y que ese “pinche robadero” fuera señalado no solamente de palabra, también con las denuncias correspondientes y los procesos legales que ameriten.
Hablar por hablar, con la boca floja, es muy fácil; pero hace falta mucho más que una simple expresión de un funcionario que pretende ser honesto y justiciero contra los corruptos, pero que al final de cuentas, al no presentar las denuncias correspondientes, termina en ser cobija y cómplice de esos a los que en público fustiga pero que en privado no se atreve a tocar.
Nada es más fácil que lanzar diatribas y aplicar calificativos a los actores del pasado, pero lo que realmente deja huella son las acciones, en este caso las legales, y en este caso no hay ninguna, eso solamente es una manifestación o de cobardía institucional o de complicidad política.

Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- El alcalde Antonio Astiazarán entregó el pasado viernes 10 nuevas patrullas a la Policía Municipal, es un buen gesto; lo que se esperaría es que esas patrullas se vieran de día por las calles de las colonias populares de Hermosillo y no las dedicarán a la caza de borrachos por las noches en los retenes que han instalado o dando vuelto por los antros a la hora en que salen los parroquianos.
Las patrullas circulan en los bulevares y son vistas los fines de semana en los retenes que instala la policía municipal para cazar personas con alientos alcohólico; pero se vuelven invisible de día en las colonias populares a donde ni para remedio se les encuentra.
Siendo el tema de seguridad pública tan importante, siempre será un detalle que trascienda incrementar el número de unidades, el problema es cuando esas unidades no se utilizan para el fin que se entregan y se vuelven “cajas recaudadoras” que en el mejor de los casos multan, pero que por lo general extorsionan a los ciudadanos.
Por cierto, ayer se cumplió una semana del bochornoso acto de impunidad que patrocinó Manuel Emilio Hoyos, titular de Seguridad Pública y es fecha que ni la cabeza asoma para dar una explicación de su vergonzosa capitulación.

2.- El viernes una fuente muy confiable nos aseguró a varios colegas que personal del CEN del PRI se apersonó en el domicilio de la ex gobernadora Claudia Pavlovich para notificarle que había iniciado su proceso de expulsión –el buen amigo Fernando Oropesa nos ganó la primicia pues fue quien primero la subió a su cuenta de Twitter—.
Que Claudia sea expulsada o no del PRI, es un asunto que les toca resolver a sus militantes, pero no puede soslayarse que en junto con ella hay muchos ex funcionarios que se han beneficiado de la impunidad que les dio el que ella lograra ser nombrada cónsul en Barcelona, España; ¿a ellos no los van a expulsar, ni los van a sancionar?
Lo de menos es que Claudia Pavlovich haya terminada como empleada de un gobierno emanado de Morena; lo que trasciende es que al asumir el cargo, en automático se tendió un manto de impunidad que la cobija a ella y a varios de sus más allegados, eso es lo que debería importarle a los priístas, lo demás es solamente un protocolo partidista que no tiene el menor impacto para ella, al final de cuentas ya se fue.

Otros Juglares:
–“Existe el compromiso formal de las autoridades del trabajo a nivel federal y estatal de darle seguimiento al procedimiento correspondiente y garantizar la justicia laboral para los obreros Hermosillenses que el pasado lunes 16 de mayo fueron separados de su trabajo por manifestar inconformidad con los dirigentes sindicales que, a decir de los trabajadores, no los representan”.
Lo dijo el dirigente de la CTM en Hermosillo, Óscar Ortiz Arvayo luego de que anunció se levantó el bloqueo que mantenían 50 trabajadores contra la empresa “Martín Rea” en protesta por el despido, injustificado dice la CTM, de varios trabajadores y por la intromisión de directivos de la empresa en su libertad sindical.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here