El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en su conferencia mañanera que su gobierno “cuida a los integrantes de las bandas” alegando que son seres humanos; en Cajeme, personal de la Secretaría de Marina y de la Policía Municipal incumplían con ese mandato al abatir a dos personas durante un enfrentamiento y detener a otros tres.
El Presidente pretendió justificar la vergonzosa situación exhibida en video, donde un grupo de hombres armados perseguía a militares quienes huían a toda velocidad en sus vehículos sin intentar siquiera enfrentarlos. De acuerdo al presidente López Obrador eso se debe a que “los integrantes de las bandas, son seres humanos” y de eso deriva que su gobierno los cuida, calificando que la actitud de los militares –de huir despavoridamente—fue “una actitud responsable”.
López Obrador también justifica ese comportamiento vergonzoso de los militares como un acto humanista de su gobierno, una manifestación de lo diferente que es con respecto a los anteriores mandatarios.
Esta postura del gobierno, de ser un “cuidador” de los delincuentes y no enfrentarlos; más allá de un acto de cobardía parece complicidad.
Esa percepción de complicidad se refuerza luego de que el dirigente del PAN, Marko Cortés exigió a la Fiscalía General de la República que el candidato de Morena en Tamaulipas, Américo Villarreal y el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado sen investigados por las acusaciones de que recibieron financiamiento del líder “huachicolero”, Sergio Carmona, asesinado en Nuevo León.
Ese humanismo que el presidente López despliega con los integrantes del crimen organizado no lo refleja en otros grupos.
La atención para los niños con cáncer no le merece esa misma compasión, por el contrario desde su gobierno se asegura que son arietes de los grupos neoliberales para despretigiarlo. Para los niños y niñas con cáncer no existe el menor asomo de humanismo, pues a pesar de que se viene repitiendo que ya se van a abastecer los medicamentos que requieren, es momento de que todavía no llegan.
Ese humanismo con los grupos criminales lo ponen en duda las madres buscadores, como Cecilia Flores, quien desde hace mucho tiempo insiste en una audiencia con autoridades de la Secretaria de Gobernación o con el mismo presidente López Obrador, pero sus llamados no son escuchados.
Esa actitud humana con las bandas de sicarios que diferencia a este gobierno de otros, no se aplica para los grupos feministas que piden mayor seguridad para mujeres, atención a los feminicidios y agilidad en la búsqueda de mujeres desaparecidas.
El humanismo del presidente es selectivo y muy exclusivo. Pareciera que solamente aplica a los grupos criminales porque ni siquiera complace a la tropa militar y menos complace a los policías honestos que arriesgan sus vidas a diario para tratar de frenar las operaciones de los cárteles de las drogas.
Es muy singular ese sentimiento humano que inclina el ánimo del Presidente, porque lo lleva a abogar por dictadores y violadores de los derechos humanos como son los presidentes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, mientras que en México se instala un cerco militar para evitar que los grupos de migrantes puedan transitar seguros hacia los Estados Unidos.
Mientras que desde la Presidencia de la República se tiene especial cuidado en no lastimar a los criminales, no existe una política para ayudar a las viudas de los policías asesinados, precisamente por esos mismos grupos criminales que él defiende; ellas al perder al sustento de su familia tienen que organizar marchas de protesta porque las autoridades correspondientes se desatendieron de sus responsabilidades y las dejaron a su suerte con todo y sus hijos.
Mientras que soldados y policías deben “cuidar” a los criminales y no molestarlos, también están obligados a aceptar las vejaciones cuando son capturados en algún operativo, como el vídeo donde un pelotón fue sorprendido por un grupo de personas armadas en la zona del Triángulo Dorado; o el video de un elemento de la Guardia Nacional a quien le perdonan la vida por la intercesión de un alcalde en Guerrero, quien también era el Jefe de la Plaza; o como en Caborca elementos de la Guardia Nacional fueron intimidados por un par de sujetos armados.
Algunos dicen que con estas declaraciones el Presidente fue frívolo y condescendiente con los grupos criminales, para otros es simplemente la muestra de que su gobierno se encamina a ser coptado por el crimen organizado, si es que no lo fue ya.
Que dirá el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), hoy aliado de Morena y del Presidente que no hace mucho proponía la pena de muerte a delincuentes.

Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- La Secretaría del Trabajo está convertido en una la guarida de Ali Baba y las malas prácticas que ahí se hacen sentir han dejado un saldo negativo para la maestra Olga Armida Grijalva Otero, quien es la titular pero no es la que manda, de hecho existe un poder superior a ella que realmente es quien está manejando todos los intríngulis laborales que ahí se desarrollan y su nombre de Antonio Ruiz García.
Este personaje es tan nocivo que ya cobró una segunda víctima en la persona de América Murrieta Saldívar, quien hace unos meses fue nombrada subsecretaria de Promoción del Empleo y Productividad, luego de que José Luis Lomelí Gutiérrez renunciara al cargo alegando la existencia de un gabinete alterno desde donde realmente se toman las decisiones.
La toxicidad de Antonio Ruiz García tiene un complemento en la pasividad de Olga Armida Grijalva Otero y eso ha dado como resultado que en Cajeme ya se hayan tenido que nombrar a cinco diferentes titulares de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, casi uno por mes, dado que las exigencias por resolver casos de manera extra legal no son aceptadas por algunos funcionarios.
Este caso, como el de la entrega de concesiones de placas a cambio de favores políticos, son claros ejemplos de la corrupción existente en el gobierno de Alfonso Durazo, pero o no los quieren ver o simplemente los toleran por conveniencia…o complicidad.

2.- En el IMSS de Ciudad Obregón, la burocracia de la salud que maneja la subdirectora Gilda Audelo lo único que hace es afectar a pacientes que viajan desde varias ciudades del estado y son obligados a esperar largas horas la consulta porque a la doctora Audelo no se le da la gana abrir los sistemas de las citas para que los doctores puedan atender a los pacientes.
Se trata de esos casos donde a los directivos del IMSS les importa un carajo la calidad y calidez de la atención, para ellos lo importante es cumplir con la parte burocrático y el derechohabiente a pasar el coraje con agua y ajo.
Un grupo de tres mujeres que esperaban ser atendidas en el consultorio 17 de ginecourología del IMSS en Ciudad Obregón tenían todo el día esperando la consulta y esta no se daba simplemente porque a Gilda Audelo no le daba la gana abrir los archivos de las citas en la red interna del hospital y eso generó que una de las pacientes expusiera públicamente la situación lo cual de inmediato generó comentarios de apoyo para ellas y de reclamo a los burócratas directivos del IMSS.

3.- Javier Villarreal dijo ayer que el PRI Nacional “no entiende que no entiende” y acusó a ese partido de abandonar las luchas y causas populares dejándole a Morena el camino libre para convertirse en el paladín de los ciudadanos; no le falta razón al dirigente estatal de la CTM en sus aseveraciones.
Lo que de plano nos dejó con un signo de interrogación en la cabeza fue su dicho de que “entregar el PRI a los riquitos no funciona”, ojalá diera nombres para conocer a esos “riquitos” porque si es quien yo me imagino pues ya anda gestionando se lo entreguen.
Aunque para ser honestos, cuando hay llegado dirigentes identificados con el sector obrero, la CTM en concreto, tampoco hicieron bien las cosas. O sea, tan malo el pinto como el colorado.

Otros Juglares:
–“Cuidamos a los elementos de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Nacional, pero también cuidamos a los integrantes de las bandas, son seres humanos, esta es una política distinta. Para mi fue una actitud responsable”.
Lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al declarar respecto al vídeo en que se observa cuando hombres armados persiguen a militares en Nueva Italia, Michoacán.

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here