Al llegar a su fin el gobierno de Guillermo Padrés, el crecimiento de Sonora no llegaba ni siquiera al 1 por ciento; aquello era un auténtico fracaso y se notaba en diversos sectores que se habían alejado de un gobierno al que consideraban corrupto y con el cual no querían tener relaciones.

De hecho, para esas fechas los únicos beneficiados eran las empresas de la familia en el poder y sus amigos, “Los Memoyos”, se habían apoderado del presupuesto estatal y lo utilizaban para enriquecerse.

La promoción económica era ficción y las relaciones con Arizona estaban en su punto más bajo. El gobierno de Guillermo Padrés, no solamente era corrupto, esa misma corrupción generaba alejamiento de los sectores productivos y eso frenaba el crecimiento económico de Sonora.

El Inegi acaba de dar a conocer su Indicador Trimestral de la Actividad Económica (ITAEE) y ahí se establece que la economía de Sonora se ubica en el quinto lugar a nivel en materia de crecimiento, ubicándose detrás de entidades muy similares a la nuestra: Sinaloa, Aguascalientes, Nayarit y Quintana Roo.

Solamente en el periodo de abril-junio, el crecimiento de Sonora fue de 4.8 por ciento; pero desde principios de año se notó ese nuevo dinamismo en la economía sonorense porque el crecimiento fue de 2.8 por ciento.

La economía siempre es influenciada por aspectos subjetivos; pero esos aspectos subjetivos derivan de acciones objetivas. Lo explico: la confianza de un empresario para invertir se determina por elementos como la paz laboral, la trasparencia de un gobierno, las calificaciones que recibe el gobernante, todo eso genera algo tan subjetivo como la confianza.

Pero para lograrla se deben realizar acciones muy objetivas y visibles: atender las crisis laborales y no dejarlas crecer; trabajar en la reconstrucción del tejido social para disminuir los índices de delincuencia; generar los espacios de trasparencia para que sea visible la acción gubernamental y el destino del presupuesto puedan rastrearlo los ciudadanos.

Cuando todo eso se combina, la confianza aparece en los empresarios y entonces empiezan a llegar las inversiones; es una fórmula muy fácil porque se trata de garantizar que la inversión va a redituar frutos sin más contratiempos que los propios que imponen los negocios.

Eso precisamente es lo que logró la gobernadora Claudia Pavlovich este año; que la confianza regresara, pero eso no se dio de gratis, ni fue por un capricho del destino; en realidad se trabajó mucho, se debieron generar las condiciones sociales, cambiar la percepción que se tenía de Sonora y su gobierno, volver a convertirnos en una marca deseable para los empresarios.

El crecimiento económico implica nuevos puestos de trabajo, eso explica los más de 25 mil nuevos empleos creados este 2016; que exista trabajo en una sociedad lleva a un efecto dominó porque se reactivan otros sectores como el comercio, una familia con dinero puede pagar impuestos y eso favorece al estado que los recauda; en fin, se genera todo un círculo virtuoso que favorece el desarrollo social.

Pero también hay que decir que siendo la economía tan influenciable por los aspectos subjetivos, es muy importante seguir generando las condiciones, porque no en pocas ocasiones este tipo de crecimientos se convierten en una burbuja que al momento de reventar genera mucho daño a las economías.

 

Diputados gastadores

El Congreso del Estado enfrenta un serio problema de finanzas, desde el Legislativo se mandan muchos mensajes en torno a la trasparencia, pero los diputados son los más opacos que hay en el sector público; les gusta fiscalizar pero no ser fiscalizados, desde tribuna mandan exhortos a diestra y siniestra, pero son incapaces de seguir sus propios consejos.

Esta legislatura no es muy diferente a las demás; porque siguen con esa inercia de generar leyes al por mayor sin que exista un objetivo determinado.

Lo peor es lo que cuestan, para este año se destinaron 772 millones de pesos mismos que habían agotado para agosto y ni cómo hacerle porque empezaron a mandar el mensaje de que ya no iban a contratar nada, particularmente en materia de difusión.

Los diputados han resultado muy buenos para gastar el dinero que se les asignó; es evidente que el poder Legislativo en Sonora no está ceñido a una política de austeridad y manejo claro de los recursos; los legisladores son candil de la calle y oscuridad de la casa.

Que dejen de pagar a los medios de comunicación, es siempre la medida de apremio cuando agotaron los recursos; eso no es lo malo, lo que trasciende aquí es la incapacidad para hacer que les alcance un recurso para todo el año; eso solamente evidencia que gastan a diestra y siniestra y sin el mayor  control, así no hay dinero que alcance.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El municipio de San Javier, quizá el menos poblado de Sonora, recibió recursos por 1.9 millones de pesos, para construir y equipar una unidad deportiva solicitada por las familias del lugar; ese dinero llegó a ellos gracias a una convenio de colaboración entre el gobierno de Sonora y la Sedatu, para distribuir ese subsidio federal en municipios que requieren obras sociales.

En total fueron 5.8 millones de pesos para tres municipios de Sonora: Guaymas, Empalme y San Javier; destaca este último municipio porque seguramente es la primera vez que le destinan una cantidad tan grande para equiparles una unidad deportiva.

2.- Pues vaya que los movimientos en medios de comunicación se dieron de manera sorpresiva; se esperaban cambios en el gabinete y lo que se dio fue la renuncia, salida de varios colegas de espacios muy bien identificados.

En primera instancia el colega Sergio Valle Padrés dejó la dirección de noticias de Grupo Uniradio y también la conducción de su espacio matinal de noticias; luego el compañero Noé Curiel también anunció que dejaba el noticiero más importante de  “La Kaliente”, algo que sucedió de improviso; finalmente, pero no menos importante es que  la periodista Reyna Haydee Ramírez también dejó la corresponsalía del periódico Reforma.

Los tres son periodistas de calidad Plus y estoy seguro que pronto volverán a ser parte de un medio de comunicación que aproveche sus habilidades reporteriles y sus capacidades comunicativas.

 

Otros juglares:

–“Estamos muy agradecidos con el gobierno del estado y los delegados federales porque ya estamos transformando  a San Javier, ya estamos con agua potable, vamos a ser el primer municipio trabajando con la energía solar, gracias a la Gobernadora, con el fondo Minero”, lo dijo la alcaldesa de San Javier, Luz Ofelia Flores Martínez, luego de recibir 1.9 millones de pesos para aplicarlos en la construcción de espacios deportivos en ese municipio, uno de los más pequeños y con menos población de Sonora.

 

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here