El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Dado que el gobierno federal, prácticamente tiene ahorcados a los gobiernos estatales, y muy particularmente a los gobernadores emanados de Morena; las ocurrencias en Palacio Nacional no cesan y eso se demostró con la cena organizada entre empresarios para pedirles participar en una rifa de un terreno del gobierno federal en una zona turística de Sinaloa.
La cena austera contrastó con el monto solicitado a los empresarios, que iban de 20 a 50 millones de pesos o más, todo con el fin de financiar la construcción de una presa en Sinaloa.
Como dicen por ahí: “viendo y haciendo”.
Nos atrevemos a sugerirle al gobernador Alfonso Durazo que presente ante el Presidente López Obrador, ahora que viene a Sonora, una petición formal para que su gobierno también organice una rifa de algún predio o algún bien que posea en Sonora para financiar la carretera Chihuahua-Guaymas.
Esa es una obra estratégica ofrecida por el gobernador Alfonso Durazo y forma parte de un proyecto integral que implica modernizar el puerto de Guaymas para habilitarlo como una salida natural de mercancías y productos manufacturados en Sonora y Chihuahua.
Las proyecciones económicas indican que el costo de esa obra sería de 13 mil millones de pesos y para su ejecución los gobiernos de Sonora y Chihuahua se aliaron a fin de conseguir ese dinero para realizar el proyecto en varias etapas. La primera requiere de 3 mil millones de pesos.
El proyecto está detenido porque las finanzas de Sonora y las de Chihuahua no pueden costear la obra; eso los obliga a recurrir al gobierno federal para solicitar ese dinero, pero se han estrellado en sus gestiones y no han logrado ni un quinto para empezar con ese proyecto carretero.
Ante esa circunstancia, la propuesta es decirle al Presidente López Obrador que organice una carnita asada con lo más granado del empresariado en México, que de alguna manera están ligados a la 4T, para ofrecerles boletos de una rifa de un terreno en San Carlos, en Puerto Peñasco o algún predio en La Barranca del Cobre en Chihuahua.
De lo que se trata es de conseguir esos fondos para iniciar y lo de menos es lo escandalosa que resulta la propuesta si al final de cuentas se logra el objetivo y finalmente el gobernador Alfonso Durazo puede iniciar una obra que haya surgido como una propuesta totalmente suya.
Si al Presidente no se amilana con este tipo de acciones para financiar proyectos, menos debe ser motivo de sonrojo para Alfonso Durazo, al final de lo que se trata es de tratar de conseguir los fondos necesarios para una obra muy importante que forma parte de un proyecto integrador e integral.
Y si la cena-rifa se puede repetir el 2023 y el 2024, quien quita y se consiga financiar todo el proyecto.
¡No sé, piénselo Gobernador!

CPA: Traidora, desleal y corrupta
El presidente del CDE del PRI en Sonora, Onésimo Aguilera Burrola no se anduvo por las ramas ni con falsas diplomacias y calificó a la ex gobernadora Claudia Pavlovich Arellano de “traidora al PRI, desleal y corrupta”.
Son declaraciones que podrían esperarse de algún dirigente de un partido diferente al PRI; pero cuando las pronuncia el dirigente de ese partido toman sentido histórico porque nadie que dirigiera al PRI había tenido la osadía de calificar a un exgobernante emanado de ese mismo partido con tan duros calificativos.
Ciertamente la ex gobernadora Claudia Pavlovich ya no milita en ese partido, fue expulsado luego de que aceptara trabajar para la 4T en el Consulado de Barcelona, pero las acusaciones no dejan de ser extremadamente duras.
Onésimo Aguilera también nos comentaba –en el programa “El Juglar de la Red” que trasmitimos por la plataforma de Multimedios de Sonora—que sus declaraciones tienen como sustento expresiones emitidas por el propio gobernador Alfonso Durazo, quien en su campaña electoral acuso a Claudia Pavlovich y su gobierno de ser uno de los más corruptos de Sonora, incluso superando al de Guillermo Padrés, que ya son palabras mayores.
“Pero claro –sentenció Onésimo Aguilera—ahora el gobernador Durazo tiene un bozal que le impide hablar mal de la ex gobernadora porque forman parte de un mismo proyecto”.
En esa misma tesitura, el Presidente del CDE del PRI calificó a Ernesto de Lucas con los mismos adjetivos y tanto a él como a Natalia Rivera les pidió que en congruencia regresaran la diputación plurinominal que ocupan a pesar de que decidieron abandonar al PRI y emigrar a Movimiento Ciudadano.
Como que el dirigente del PRI traía ganas de pintarse la cara de guerra y por eso remató con una frase lapidaria: “ya que destapamos el drenaje vamos a dejar que salgan las aguas negras”.

El Opus Dei fue degradado
El Opus Dei, fundado por Jose María Escrivá de Balaguer, la poderosa organización española que durante muchos años se fue infiltrando en las clases más altas de los católicos del mundo, de pronto perdió el apoyo del Vaticano y el Papa Francisco la degradó.
En Sonora, el Opus Dei fue no solamente un actor importante en la parte religiosa, su influencia se extendió a posiciones políticas que le permitieron amasar poder y riqueza.
El Opus Dei fue beneficiado por Juan Pablo II –al igual que los Legionarios de Cristo—y la erigió como una Prelatura Personal el 28 de noviembre de 1982, la única reconocida en la historia de la Iglesia Católica, pero el Papa Francisco derogó esa legislación y prácticamente convirtió a “la Obra de Dios”, si no en una secta, si en una organización menor que no tiene independencia ni se manda sola, como sucedió por varias décadas.
Durante décadas, el Opus Dei fue intocable, se consideraban los más puros, sin macha y llegaron a asegurar estar limpios de prácticas de pederastia en su seno, pero existen al menos dos condenas en firme que desmentían esa afirmación.
La determinación de Francisco implica degradar al Prelado del Opus Dei, su cabeza, ya no podrá portar los ropajes ni el anillo episcopal.
La Organización también pasa de tener una vida independiente a depender de la Congregación para el Clero, será esa instancia del Vaticano la que supervisará todas sus actividades. Cada año va a revisar sus políticas, en concreto aquellas que tienen relación con la segregación, no tendrán el control absoluto de sus casas y colegios, al tiempo que serán auditados.
Todas estas disposiciones entrarán en vigor a partir del 4 de agosto y Fernando Ocáriz, el actual superior, ya no podrá ostentarse como Obispo –incluso no lo era porque Francisco se negó a ordenarlo–.
Todo lo anterior es una sonora bofetada a una congregación religiosa que logró penetrar los sectores más pudientes del catolicismo, que se nutría de las juventudes “bien parecidas” de las clases más acomodadas y que extendió su influencia religiosa al poder político en algunas regiones del mundo.
En Sonora, el Opus Dei se asentó desde hace muchos años, su influencia religiosa se acrecentó al sumar a sus filas a familias de la más alta alcurnia y con poderosos medios de comunicación que estuvieron a su disposición, pero siempre se especuló de lo non santa que era la congregación y de que muchas de sus prácticas, además de discriminatorias contra otros católicos, eran también elitistas y desde diversas instancias de la misma jerarquía católica se les llegó a considerar como los “tartufos” que Moliere describió en su novela del mismo nombre.
El Opus Dei fue un semillero para el partido Acción Nacional, desde la congregación religiosa se nutrió a ese partido de candidatos, generalmente empresarios inconformes con el viejo régimen del PRI y se les apoyo en todos los aspectos. Muchos de esos candidatos, tenían la dualidad de formar parte del Opus Dei y también participar en la organización secreta conocida como “MURO” (El Movimiento Universitario de Renovadora Orientación).
La figura más emblemática que puede ejemplificar esa dualidad de participación religiosa y política es Manuel de Jesús Espino Barrientos, quien pasó de levantarle la mano a Felipe Calderón, para hacer lo mismo con Peña Nieto y repetir el salto con Andrés Manuel López Obrador.
La orden del Papa Francisco implica reordenar los estatutos del Opus Dei y la respuesta oficial que ha emitido su prelatura es la de “aceptar filialmente” la resolución papal, pero hacia dentro de la orden existen agravios y una evidente inconformidad con esta resolución.
El golpe dado al conservador Opus Dei, muchos lo explican como la forma en la cual Francisco trató de equilibrar la balanza, pues no hace mucho advirtió al ultra progresista Camino Sinodal Alemán de los posibles excesos en sus peticiones de darle apertura a gays, divorciados y mujeres sacerdotes. Como dicen “dio una cal y una de arena”.

Otros Juglares:
–“Hay desde luego inconformidad, hay que mejorar cada vez más estos procesos para que no haya violaciones, acarreos, inducción de voto. Y hubo todavía ese tipo de prácticas pero en muy pocas casillas, no se generalizó, no es como los opositores, los conservadores hubiesen querido porque estuve viendo que repetían y repetían y repetían de fraude, irregularidades, pero no, nada que ver con lo que ellos han hecho, nada, nada que ver”.
El presidente Andrés Manuel López Obrador tratando de minimizar los sucesos de violencia, acarreos, compra de votos y afiliaciones masivas el mismo día de la elección de los consejeros de Morena. Aceptó las irregularidades, pero para él “fueron muy poquitas”.

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡Salud!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”; igualmente lo invitamos a escuchar el noticiero “El Juglar de la Red” que se trasmite de lunes a viernes por la plataforma digital de “Multimedios de Sonora” y diversas redes sociales, entre ellas las nuestras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here