El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

El gobierno de Alfonso Durazo Montaño cumplirá un año de ejercicio dentro de poco más de un mes, el primer año ha sido diferente a lo que se esperaba en todos los sentidos. Se esperaba un gobernante vengativo, pero no, en realidad se ha manejado con mucha prudencia; pero también se esperaba mucho apoyo federal, pero eso tampoco es posible presumir.
Las acciones que el gobierno federal aplica actualmente en Sonora no son producto de la gestión de Alfonso Durazo o de su antecesora Claudia Pavlovich, se tratan de proyectos emanados cien por ciento del gobierno federal y así lo dejan sentir.
El gobierno de Sonora asumió un papel contemplativo y sus propios proyectos están atorados en la parte más importante: la consecución de los recursos para ejecutarlos.
Se habla mucho de carreteras, proyectos para Guaymas, grandes obras para Cajeme; gestiones muy puntuales para Nogales; mejoría en la seguridad pública, desarrollo y promoción económica; pero es más saliva que resultados.
Salvo el buen desempeño en el tema del desarrollo económico, donde el gobierno del estado es testigo de honor, pero solamente eso, testigo; porque las inversiones vienen de la iniciativa privada y son proyectos que tenían años en su estudio de factibilidad donde el gobierno no tuvo mucho que aportar, en lo demás poco se puede presumir.
El gobernador Durazo es una máquina para generar anuncios y presentar grandes proyectos de trasformación, pero las inauguraciones o la puesta en marcha de esas obras que anuncia, no van al mismo ritmo en las que son presentadas a la opinión pública.
En los hechos, solamente una obra de todas las anunciadas por Alfonso Durazo inició; la granja de paneles solares en el municipio de Puerto Peñasco; de todas las demás ninguna inició su etapa constructiva.
Desde la Sidur presumen que tienen equis número de proyectos ejecutivos en desarrollo y eso es muy importante, pero esos proyectos de nada sirven si se quedan en el papel o no pasan de la etapa del anuncio, se requiere iniciar la ejecución.
A un año de gobierno ya no es necesaria tanta saliva y anuncios, lo que ahora se espera es el inicio de esas obras trasformadoras; es momento de empezar a ver resultados, es la hora de que de las palabras se pase a los hechos y que estos se conviertan en el basamento del desarrollo de la entidad.
No creo que Alfonso Durazo se sienta cómodo inaugurando obras que se iniciaron en el sexenio anterior; eso debe incomodarle y recordarle que ya pasó un año y de lo suyo no hay avance en casi nada.
Alfonso Durazo sabe que con las finanzas estatales poco de lo prometido puede hacer y por ello requiere la concurrencia solidaria del gobierno federal, pero es evidente que las buenas relaciones y la comunión política que existe entre él y el Presidente, todavía no se traduce en apoyos generosos para que cuando menos pueda iniciar una obra.
De la inseguridad pública, los crímenes dolosos y la comisión de delitos es poco lo que se puede presumir, pero vamos a aceptar que ese clima es una herencia del pasado y aunque la estrategia es equivocada a nivel federal, en lo estatal los esfuerzos son limitados, de poca imaginación y sustentados en funcionarios ignorantes del tema y que han fracasado estrepitosamente, por más intentos que hacen para justificarse en el cargo.
No debe olvidarse ese compromiso del gobernador Alfonso Durazo de realizar un gobierno que se instale en la historia de Sonora como uno de los mejores. Ese compromiso solamente se puede sustentar en resultados y en el cumplimiento de los ofrecimientos que le hizo a los sonorenses.
Que se le reclame no es crítica, es una exigencia natural que se debe hacer sin cortapisas porque en el cumplimiento de lo ofrecido está el desarrollo que a todos nos conviene. Recordarle que debe echarle más ganitas a su chamba, no es una ironía, es una exigencia porque en ellos nos va un mejor futuro.
A nadie le conviene que Alfonso Durazo falle, a todos nos va bien si hace lo que prometió. Por eso es el constante recordatorio de que el tiempo avanza inexorable y los resultados no se ven en el panorama inmediato.

Hagan lo que digo, no lo que hago
En más de una ocasión el presidente Andrés Manuel López Obrador ha fustigado a quienes tuvieron la fortuna de estudiar en el extranjero, ha dicho que esa es una actitud egoísta que fomenta las aspiraciones.
Desde le perspectiva del Presidente que una persona viaje a una universidad en el extranjero es una manifestación del neoliberalismo. Pero eso no le impidió mandar estudiar a su hijo a una escuela de Inglaterra, un país totalmente neoliberal.
El Presidente habla y pregona como debemos vestir, cuanta ropa o zapatos debemos tener, nos pide vivir con una muda de ropa y un par de zapatos, pero eso no aplica para su familia. Ellos vacacionan en los resorts más caros, visten ropa de diseñador y se dan una vida de boato y lujo que los demás debemos rechazar.
El Presidente presume de un salario que se supone le permite vivir en la dorada medianía, pero no explica cómo va a pagar los estudios de su hijo en Inglaterra con ese salario miserable. Lo que cobra esa escuela no se alcanza a cubrir con el salario que devenga.
El presidente habla de una austeridad franciscana, pero ¡otra vez!, eso es aplicable exclusivamente a los otros. Para los suyos no debe faltar nada, no importan costos, no importan gastos, no importa la congruencia.
El Presidente nos pide no aspirar, pero él aspira a que su familia tenga lo mejor: la mejor ropa, la mejor comida, la mejor educación, la mejor atención a la salud. Otra vez la incongruencia.
Como padre se puede entender esa preocupación de Andrés Manuel, como gobernado es evidente que su ejemplo no va en el mismo sentido de su pregón.
Hace todo lo contrario de lo que pregona.
Pero así como esas incongruencias las muestra con su familia, también las exhibe en su gobierno.
El Presidente no tiene credibilidad, es un mentiroso contumaz, todo lo que afirma va en sentido contrario a sus dichos: si dice no lo hare, ¡lo hará!, si dice los cumpliré ¡no lo cumplirá!
La ventaja, su ventaja, es que los mentirosos prosperan en las sociedades ignorantes y en ese sentido AMLO tiene en México un vasto campo para seguir arando.

Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- El alcalde de San Luis Río Colorado, Santos González Yescas, quien está en su segundo periodo, fue grabado en una conversación donde acepta que uno de sus hijos, de nombre Alejandra, en complicidad con otros funcionarios del Ayuntamiento emprendieron una campaña en contra de la regidora de Morena Rebeca Ching Hurtado, esto después de que ella denunciara violencia sexual en su contra.
El tema debería ser un escándalo y los grupos feministas estarían en la obligación de manifestarse, pero está vista que su motivación no parece ser la justicia y la equidad para las féminas, sino convertirse en promotoras de acciones que en nada dignifican ser mujer.
Políticamente, el alcalde González Yescas y su hijo Alejandro, deberían ser investigados por la justicia, no se trata de una persecución en su contra, pero tampoco se debe solapar ese tipo de comportamientos y menos que desde el amparo del poder se les proteja porque el mensaje de impunidad que dejan es muy lesivo al futuro.
Por lo pronto la grabación exhibe a un alcalde insensible, sobreprotector de su cachorro y revictimizando una y otra vez a su compañera de partido y regidora en su gobierno.}

2.- La violencia que se vivió entre jueves y miércoles en ciudades como Celaya, Irapuato, Silao, Guadalajara y Zapopan se trasladó a Ciudad Juárez y durante la tarde de ayer, las calles de esa ciudad fueron el escenario donde grupos criminales se enfrentaban entre ellos o contra los agentes del orden.
Una vez más, la violencia se patentizó en las tiendas de conveniencia, particularmente los Oxxos, que fueron incendiadas –esta práctica de prender fuego a esas tiendas genera “sospechosismo”—y los ciudadanos quedaron en medio del fuego cruzado.
Hay mentes muy quisquillosas asegurando que esta ola de violencia en realidad es un intento por alterar entidades donde Morena no gobierna; Guanajuato y Chihuahua son del PAN, Jalisco es de Movimiento Ciudadano; pero también señalan esa “extraña” coincidencia de incendiar tiendas Oxxo, las cuales pertenecen a la empresa FEMSA, una de las más odiadas por el presidente López Obrador.

Otros Juglares:
–“Las instituciones que integran la Mesa Estatal de Seguridad llevaron a cabo ayer, en el retén de militar de Querobabi, un enorme aseguramiento de más de 1,700 kilogramos de diversas sustancias ilícitas que eran trasportadas en un tractocamión”.
Lo dijo el gobernador Alfonso Durazo Montaño en su red social de Twitter, este es el segundo tuit que subió porque en el primero cometió un error garrafal al decir que fueron ¡¡1,700 toneladas!!.

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”; igualmente nos puede ver y escuchar a través del matutino informativo “El Juglar de la Red” que se trasmite por la plataforma de You Tube de “Multimedios de Sonora”, de lunes a viernes en horario de 7 a 9 de la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here